Artista Nikolay Shamaniko: “Mural de autopista demuestra capacidad productiva que tiene el arte”

El muralista Nicolay Shamaniko es el autor y encargado de la llamada Obra Monumental Autopista de Luz Gran Cacique Guaicaipuro, en la antigua autopista Francisco Fajardo, que fue prácticamente terminada en 80 días y que concursará por el Record Guinness a intervención urbana más larga del mundo

187
Multiarte Shamaniko se llama la empresa del muralista responsable de la obra en la antigua autopista Francisco Fajardo | Foto: Ronald Peña

Caracas.- Con 40 años de trayectoria artística hecha en Venezuela, al muralista colombiano Nikolay Shamaniko le llegó el que define como el proyecto más ambicioso de su carrera: la intervención urbana más larga de Latinoamérica, con 50 mil metros cuadrados de un mural que cambió la Autopista Francisco Fajardo y la convirtió en la Gran Cacique Guaicaipuro.

El reto fue la culminación, en 80 días, de un mural que recorre Caracas, desde Petare hasta Caricuao. El resultado: «La demostración de la capacidad productiva que tiene el arte», con un proyecto que movilizó y dio trabajo a unas 300 mil personas de forma indirecta y a 350 artistas venezolanos que participaron en la creación de un diseño que evoca a los ancestros indígenas del país, tal como explicó a El Pitazo el creador y responsable de la obra, Nikolay Shamaniko en una entrevista realizada el viernes 3 de septiembre, en la sede de su empresa en el antiguo teatro el Dorado de San Agustín, en Caracas.

Ahora la meta es afinar detalles en la obra titulada «Monumental Autopista de Luz Gran Cacique Guaicaipuro» y trabajar en cumplir los requisitos para que la pieza, de 50 mil metros cuadrados de extensión, se convierta en Récord Guinness por la intervención mural más larga del mundo.

Para Shamaniko se trató de la oportunidad para reivindicar el arte y a los artistas venezolanos con un proyecto sin precedentes que no solo se limitó a pintar paredes. «No solo pintamos murales, sino que nos trajimos el tema de los pueblos ancestrales, de nuestra cultura y, por eso, durante la obra hicimos performance en los campamentos y trabajamos en que cada uno de los participantes pensara que con cada pase de brocha, de rodillo, de aerosol, de pincel estaban llenando de luz a Venezuela; de alegría para sacarla adelante y verla crecer», dijo el artista.  

Desde Multiarte Shamaniko, como se llama la empresa del muralista responsable, pensaron en la creación de un plan de trabajo que hiciera viable la obra que el artista tenía en mente y que le habían encomendado hacer apenas en el mes de junio de este año. 

Por eso, el proyecto inició con una convocatoria abierta a artistas, pintores o interesados en trabajar en el mural. Hicieron una semana de prueba para consolidar el equipo final y se distribuyeron en siete campamentos que instalaron a orillas de la autopista para cumplir con la meta prevista. 

“Hace tiempo ando pintando murales en Venezuela y siento que este es uno de los países del mundo en los que se puede reivindicar al artista y yo entiendo lo que pasan estas personas, por eso quisimos retribuir bien su trabajo, darle visibilidad”, expone Shamaniko. 

Ahora mismo, el grupo de trabajo solo afina detalles finales para culminar el megamural que contempló una logística importante de casi tres meses en los que los artistas convivieron, recibieron alimentación y procuraron trabajar sin competitividad, de acuerdo con lo que relata Shamaniko. 

Por el arte

En el equipo de trabajo, ahora más reducido porque está cerca la culminación del mural, la coincidencia es la armonía en la que se ejecuta el trabajo en la autopista caraqueña y el esfuerzo por valorar y recompensar el trabajo artístico venezolano. 

Yesenia Rojas, una de las trabajadoras que se involucró en el proyecto durante la tercera semana de ejecución, destacó la solidez del equipo y la energía que envuelve la obra. “Sentimos el apoyo de jefes que te enseñaban hasta a agarrar la brocha y que hicieron que sintieras orgullo nuevamente por ser artista; que te dieron una oportunidad”, dijo. 

El reencuentro entre artistas en torno a la cultura es lo que celebra DaniGR, una joven que pudo contemplar desde afuera el trabajo de varios amigos vinculados al proyecto del mural de la autopista. “Se les dio trabajo a muchas personas y resultó un importante punto de encuentro para la movida cultural de todo el país. De este mural surgió ese enlace entre artistas urbanos de todas las esferas”, dijo DaniGR. 

Otro de los artistas en el proyecto, Hermes Carrascal, apuntó como el principal objetivo del trabajo el rescate de la visión cultural de los ancestros de Venezuela. “Es un trabajo que no se había hecho nunca y participaron artistas que, hasta este momento, eran invisibles para el país y ahora tienen su firma juntos en una obra de arte”, celebró.  

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.