Adolescente de Guatire entre ganadores de concurso sobre beato José Gregorio Hernández

La joven de 16 años, pintora desde que era niña, elaboró un dibujo con la técnica del chimó que le hizo merecedora del segundo lugar de la categoría adolescentes. Además, obtuvo una mención especial en redes sociales, porque su obra fue la que obtuvo más likes en Instagram

300
Esta adolescente comenzó a dibujar a los 9 años y, gracias a su dominio de la técnica del chimó, ganó este concurso | Foto: Lidk Rodelo

Guatire.- Victoria Estefanía López Liñeira, de 16 años de edad, es una de las ganadoras del concurso Mi versión del Dr. José Gregorio Hernández, realizado por la Organización Ser Voz, con apoyo de la Arquidiócesis de Caracas y la Embajada de Francia, entre los meses de marzo y abril de 2021. 

La jovencita, oriunda de Guatire, estado Miranda, compartió su experiencia en el concurso y parte de su trayectoria como dibujante, que la llevó a obtener los reconocimientos de los que se hizo merecedora. 

“Comencé a dibujar cuando tenía 9 años, mi mamá me inscribió en una academia y, gracias a la profesora Aixa Lander, con quien todavía estudio, he aprendido varias técnicas”, relató. 

La pubertad y adolescencia de Victoria siempre estuvieron vinculadas a las artes. Poco tiempo después de iniciar en la academia de dibujo, también formó parte de la Orquesta Sinfónica Infantil y Juvenil Ezequiel Zamora de Guatire, primero en la coral y luego con el violín. 

Sin embargo, un par de meses antes de la pandemia, decidió dejar la orquesta y dedicarse de lleno a lo que ella describe como su gran pasión: el dibujo. 

Victoria conoció del concurso gracias a su mamá, quien vio la publicación a través de la cuenta en Instagram de la Organización Ser Voz. Inicialmente estaba dirigido a adultos. 

“Yo enseguida me entusiasmé y decidimos escribir para saber si, con 16 años, podía participar. Ellos respondieron que lo tomarían en consideración y a los días nos informaron que abrieron una nueva categoría para participantes entre 11 y 17 años. Y allí me inscribí”, recuerda. 

LEE TAMBIÉN

Venezolanos ganan concurso de licores en Nueva York con cocuy falconiano

Entre los premios que ganó destacan una impresión gigante de su dibujo, un smartphone y un curso de francés / Foto: cortesía familiares

Su obra pintada con chimó 

Como al principio Victoria no tenía claridad en la obra que realizaría, decidió hacer varios bocetos. El primero sólo del rostro, con la técnica sin alzar el lápiz; otro de cuerpo entero, de espaldas, con combinación de colores; y un tercero de cuerpo entero, pero de frente, para usar la técnica del chimó. 

“Con ese último me quedé, porque lo que me gusta de la técnica del chimó es que es muy poco usada, por su complejidad”, aseguró. 

La técnica del chimó es un procedimiento que implica el uso de la pasta de tabaco, mojada, como óleo para pintar. En este caso se requiere práctica para el difuminado y la aplicación del claroscuro. 

Victoria decidió pintar al cuarto beato venezolano, el Dr. José Gregorio Hernández, rodeado de enfermeras y pacientes en un pasillo del Hospital Vargas. 

Victoria dibujó al Venerable, médico de los pobres, entre enfermeras y pacientes en un pasillo del Hospital Vargas, con la técnica del chimó / Foto Lidk Rodelo

Su dibujo obtuvo el segundo lugar, de acuerdo con los votos del jurado, conformado por el embajador de Francia en Venezuela, Romaín Nadal, el padre Armelín de Sousa, representante de la Arquidiócesis de Caracas; los fotógrafos Diego Vallenilla y Mauricio Donelli, la ilustradora Rosana Faría, la diseñadora gráfica Carolina Arnal, el artista plástico Ricardo Benaim, la gerente cultura Rosa Virginia Urdaneta y el actor Sócrates Serrano. 

“El 30 de marzo anunciaron los ganadores. La emoción que sentí fue enorme. Grité, reí, lloré porque, aunque yo confiaba en mí y en mi talento, nunca pensé que obtendría el segundo lugar y además una mención especial de redes sociales. Fue una emoción muy grande”, aseveró. 

Victoria fue premiada con la impresión en gigantografía de su dibujo, un curso de francés otorgado por la Embajada de Francia en Venezuela y un smartphone con sistema operativo Android, al igual que sus compañeros de concurso, en todas las categorías. 

Además, le entregaron dos diplomas de reconocimiento: uno por el segundo lugar en la categoría adolescentes y otro por la mención especial en redes sociales, porque su dibujo fue el que obtuvo más likes en la cuenta de Instagram de los organizadores del concurso @ser_voz. 

“Esta ha sido una experiencia maravillosa. Me gusta el francés y ya he aprendido un poco. Quisiera decirles a otros jóvenes que si les gusta algún hobbie, se esfuercen sin miedo y no se rindan, porque sí vale la pena”, así se despidió está adolescente guatireña con ganas de comerse el mundo. 

Su madre, Yolibeth Liñeira, también recomienda el apoyo a los niños, niñas y adolescentes en sus talentos y en el descubrimiento de sus vocaciones. “Seamos parte de su crecimiento, que sientan que estamos con ellos y les demos esa seguridad, para que cuando sean adultos, sean exitosos en lo que decidan hacer”, concluyó. 

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.