Conmemoran a Diego Arellano en el cuarto año de su asesinato

Familiares y amigos criticaron que luego de tantas muertes en las protestas de abril y mayo de 2017, la oposición siga en diálogo y en elecciones frente al chavismo

203
Foto cortesía Esta fue la gráfica de Diego Arellano minutos antes de morir

San Antonio de los Altos.- “Fue un héroe que le quedó grande a un país”, con esta frase el mejor amigo y compadre de Diego Arellano recordó al biólogo, al cumplirse cuatro años de su asesinato cuando recibió el impacto de una metra de metal en el pecho. Su asesinato tuvo lugar durante las protestas ocurridas en la avenida perimetral de San Antonio de los Altos, el 16 de mayo de 2017.

Era un martes y las protestas recrudecían en la ciudad altomirandina. Un contingente de la Guardia Nacional estaba apostado en la redoma de San Antonio de los Altos. Del otro lado, cientos de manifestantes exigían la renuncia de Nicolás Maduro a la presidencia de Venezuela y señalaban un fraude electoral.

LEE TAMBIÉN

Padres de jóvenes asesinados en protestas respaldan informe de Bachelet para lograr justicia

Arellano tenía 31 años de edad. Había regresado al país meses atrás por no encontrar trabajo en Portugal en su área de trabajo: era biólogo especializado en reptiles, karateca y scout.

Su muerte quedó registrada como la número 43 de la lista de los más de 100 fallecidos en las protestas que sucedieron en todo el país desde el 6 de abril de ese año.

El Ministerio Público de Venezuela designó al fiscal primero del estado Miranda para las investigaciones, en su momento. Meses después las indagatorias, señalaron que una metra de metal había sido disparada desde una escopeta. Se desconoce quién activó el arma: no hay detenidos por el caso.

Un familiar cercano a Diego Arellano confesó a El Pitazo la indignación frente a la indiferencia: «Luego de su asesinato, solo quedó como un número más que solo extrañamos sus familiares y amigos, mientras que la oposición insiste en dialogar y se miden en elecciones con el chavismo”.

Una metra de funcionario desconocido

José, el compadre de Diego, era su compañero de universidad y amigo inseparable.

Destacó que a Diego no le dio tiempo de resguardarse del ataque de los uniformados y lo impactaron en el pecho. Unos amigos le dijeron: “Vente, vente que hirieron a Diego”.

Los paramédicos se lo llevaron en una moto. La foto de los últimos minutos de vida de Diego Arellano recorrió el mundo: El joven había apretado la mandíbula. Su gesto se confundió con una sonrisa, pero era la expresión de dolor que fue captada en una fotografía que quedó en el recuerdo de las protestas.

LEE TAMBIÉN

Estos son los secuestros registrados en Táchira los últimos meses

Lo llevaron al ambulatorio Rosario Milano, pero por la gravedad de la herida lo refirieron a la Policlínica El Retiro, donde falleció. La clínica fue custodiada por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc). Nadie pudo entrar al centro de salud. Un técnico forense de la morgue de Los Teques mencionó que lo había impactado una metra y precisó que también tenía otras lesiones por perdigones en el glúteo derecho y en un pie.

Dos horas más tarde, el ministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Néstor Reverol, confirmó que se trataba de una metra de plomo que había sido disparada con un cartucho de perdigón.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.