88% de los ascensores de cuatro hospitales de Caracas no funcionan

La falta de mantenimiento y planificación, además de la inestabilidad del suministro eléctrico ocasionó que, hasta el pasado 24 de noviembre, 36 ascensores quedaran fuera de servicio en cuatro de los 21 hospitales más grandes del país

101
ascensores hospital miguel perez carreno
| Foto: Cortesía pacientes

Caracas.- Solo 5 de los 41 ascensores instalados en cuatro de los hospitales más grandes de Caracas funcionan. El alarmante porcentaje de 88% de inoperatividad de los elevadores revela una de las principales fallas de la red de salud pública. En el Hospital Clínico Universitario, el de Los Magallanes de Catia, Dr. Miguel Pérez Carreño y José Manuel de los Ríos, tanto pacientes como personal de salud no han recibido información acerca de la fecha de reparación.

El problema con los ascensores se ha acentuado en el último año, resultado de la prolongada falta de mantenimiento y planificación, a lo que se sumó desde marzo la inestabilidad del sistema eléctrico nacional.

En algunos casos esta deficiencia acumula más de 14 años, como en el Hospital Clínico Universitario (HCU) en el que 8 de los 10 ascensores están dañados. El desperfecto fue notificado en 2005, pero nunca fue designado como prioridad en los presupuestos de los años sucesivos, denunció Mauro Zambrano, representante del Sindicato de Trabajadores de Hospitales y Clínicas de Caracas.

Según Zambrano, en el HCU la situación pasó de requerir un mantenimiento regular por cambio de repuestos, a una rehabilitación integral, debido a las dimensiones de las fallas. En principio las averías estaban claramente identificadas, pero con el pasar del tiempo y por la falta de reparación, algunas de las partes mecánicas de los aparatos paralizados fueron instalados en los que se mantenían parcialmente operativos.

“Los equipos fueron canibalizados hasta que han llegado al punto en que no hay de dónde sacar repuestos y por eso fueron paralizados. De 8 ascensores apenas funcionan 10 y los dos que aún están operativos, no lo hacen de forma óptima. La respuesta fue la improvisación”, recalcó.

LEE TAMBIÉN

HOSPITAL MIGUEL PÉREZ CARREÑO TIENE MÁS DE 15 DÍAS SIN ASCENSORES

Ruta desviada

En situación similar se encuentra el hospital de Los Magallanes de Catia, localizado al oeste de Caracas. En este centro de salud la promesa de rehabilitación de los elevadores también data desde 2005, pero sí fue incluido en las labores de recuperación del ejecutadas parcialmente en el año 2014, en medio de la denominada “Ruta del Ascensor”.

El plan contemplaba la reparación de los sistemas de aires acondicionados en los servicios de rayos X, laboratorios, quirófanos, recuperación y sala de parto. Sin embargo, no concluyó la restauración de los ascensores, de los que actualmente solo opera 1 de 6 durante ocho horas diarias que se intercalan en la semana, reveló Zambrano.

El Pérez Carreño es el que presenta la deficiencia más prolongada. En la edificación de 13 pisos, no funciona ninguno de los 16 ascensores desde el pasado 24 de noviembre, cuando una avería afectó al último de los dos elevadores que permanecía en funcionamiento. Ana Rosario Contreras, presidenta del Colegio de Profesionales de la Enfermería, subrayó que la ausencia del sistema de elevadores ha reducido la capacidad de atención, sobre todo en los hospitales tipo IV como los menciones.

“Hemos visto retardos en el traslado de cadáveres, suspensión de operaciones a pacientes que tenían meses en listas de espera y dificultades serias para mantener la operatividad, que ya estaba bastante afectada desde antes de la contingencia”, aseveró.

LEE TAMBIÉN

IVSS REALIZA PARRANDA NAVIDEÑA EN EL PÉREZ CARREÑO MIENTRAS PACIENTES SUBEN LAS ESCALERAS

Alerta desoída

Las advertencias por la falta de ascensores fueron incluidas en el informe anual de la Contraloría General de la República correspondiente al año 2014. En el documento se dejó constancia que en el hospital de Niños J. M. de los Ríos la carencia se agudizó en 2007, año desde el cual 7 de 9 ascensores están plenamente operativos.

Más de 5.000 personas, de acuerdo con el cálculo de la Contraloría acuden a diario a los citados establecimientos, están afectadas por precaria o nula operatividad de los elevadores.

Contreras recordó que sin elevadores se trastoca todo el funcionamiento de una institución de salud. El control de la higiene es uno de los aspectos más afectados, pues los desechos hospitalarios además de acumularse son sacados por las escaleras por las que transitan pacientes, alimentos y visitantes. Alertó de los riesgos sanitarios que implica esta falencia y exhortó a tomar medidas para detener la extensión del problema.

“No se trata solo del problema de accesibilidad que representa para personas con capacidad reducida, sino de todo lo implica que no se puedan discriminar la deposición de desechos hospitalarios de los alimentos para los pacientes. Es un caos que podría derivar en problema sanitario con consecuencias para todos los que acudan a los centros de salud”, advirtió.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

DÉJANOS TU COMENTARIO