60 mujeres secuestraban cisternas durante protestas por falta de agua en Carrizal

84

Carrizal.- «¡Ahí viene el cisterna!», gritaba Yineska a las otras 60 mujeres que protestaban con ella, a las puertas de su comunidad Brisas de Oriente, en la carretera Panamericana.

Lo siguiente era trancar el paso por la via expresa y detener el camión para verificar si estaba cargado de agua. De ser positivo, lo desviaban al sector, uno de los más peligroso del municipio Carrizal en la subregión Altos Mirandinos.

«Tenemos casi un mes sin agua y el alcalde (Farith Fraija) sólo se limitó a amenazarnos con no enviarnos cisternas si protestamos», refería Yineska al señalar que todos los camiones cisternas que pasaran por la vía, iban a ser desviados hasta el interior de la intrincada comunidad popular.

LEE TAMBIÉN: 

ALCALDE CARRIZAL AMENAZA A VECINOS CON NO ENVIAR CISTERNAS SI PROTESTAN POR AGUA

Sólo protestaban mujeres que luego de retener los camiones aseguraban a los conductores que estaban resguardados y que sólo querían el agua que transportaban.

«¡Basta que se burlen de nuestras necesidades, cuando ellos tienen agua, comida y luz en sus casas!», dijo Gabriela, quien lideraba la protesta de la tarde de este lunes, que mantuvo cerrada por varias horas la vía que comunica Los Teques con la ciudad de Caracas, con otras 60 mujeres.

Bajo esta modalidad desviaron unas 10 

Con estas 10 cisternas se surtieron de agua las más de 600 viviendas de Brisas de Oriente.

La protesta fue custodiada por la policía del estado Miranda quienes no intervinieron en el desarrollo de la acción comunitaria. Esta era la segunda protesta en dos días en el mismo punto de la carretera.

Cuando los uniformados se apersonaron, una de las protestantes con las manos hacia el frente, los emplazó y les advirtió que la protesta era con el único fin de tener el vital líquido en sus casas. «¡De aquí no nos vamos a mover y si quieres me pones las esposas y me llevas presa!», retó Milexys a dos uniformados de la policía regional, quienes se limitaron a resguardar la acción.

LEE TAMBIÉN: 

VECINOS DE LA PASTORA: »NO QUEREMOS CISTERNAS, QUEREMOS AGUA POTABLE POR LAS TUBERÍAS»

Las féminas cerraban la vía al avistar camiones cisternas. Un conductor les dijo: «Este camión no es mio» y las protestantes le señalaban: «Sólo queremos el agua, no el camión».

Así transcurrieron unas cuatro horas de acción de calle con el resultado de la comunidad surtida de agua. »Por al menos 10 días tendremos agua, si la rendimos», manifestó una vecina.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.