$40 millones aprobados para la UCV representan 5% de inversión en universidades inconclusas

De acuerdo con la investigación Universidades en rojo, realizada en alianza entre El Pitazo y Connectas, los gobiernos de Chávez y Maduro destinaron más de 782 millones de dólares en la construcción de universidades de la Misión Alma Mater que no se culminaron

223
La Universidad Alma Mater Amazonas, prometida en 2007 como la primera universidad indígena de Venezuela, quedó en una construcción inconclusa que se come la selva. Foto: José Torres.

Caracas.- El 24 de octubre Nicolás Maduro anunció la aprobación de recursos para la recuperación de los espacios de la Universidad Central de Venezuela (UCV). “Haciendo de tripas corazón aprobé 40 millones de dólares. Empezó la recuperación de la UCV”, dijo el gobernante, en cuya gestión y la de su antecesor, Hugo Chávez, se destinaron más de 782 millones de dólares a la construcción de nuevas universidades prometidas por la Misión Alma Mater que no se culminaron.

El dinero aprobado para la UCV no será administrado por las autoridades de la principal universidad del país, sino por la Comisión Presidencial para la Recuperación de los Espacios de la UCV, un ente creado por el gobierno de Maduro el 2 de julio de este año. La Rectora de esta universidad, Cecilia García Arocha, dijo a El Pitazo en mayo de este año que esta institución había recibido apenas el 1,38% del presupuesto solicitado para gastos de funcionamiento, que era de 1.700 millones de bolívares, más de 390 millones de dólares a la tasa de cambio actual.

CLAVES | Universidades en rojo: asfixia, control y estafa chavista en la educación superior

La estafa Alma Mater

El Pitazo y Connectas publicaron el 27 de mayo de este año la investigación Universidades en rojo. Asfixia, control y estafa chavista en la educación superior venezolana. Una de las revelaciones de este trabajo periodístico fue la malversación de fondos por parte del gobierno, entre 2008 y 2019, destinados a nuevas universidades que quedaron en planos de diseño o en obras inconclusas.

Tras una exhaustiva revisión de documentos oficiales y extraoficiales, entrevistas con arquitectos contratados para las obras y visitas de campo a los lugares donde se construirían 5 de las 27 nuevas universidades prometidas por Chávez en 2007, como parte de la Misión Alma Mater, esta investigación determinó que durante 11 años el gobierno destinó más de 782 millones de dólares para las obras de 10 de esas universidades, de las cuales apenas 1 se inauguró, con una edificación inconclusa, en el estado Lara.

Dos de esas universidades Alma Mater son hoy obras terminadas en más de 70%, pero que están abandonadas y se las comen el salitre en el estado Vargas y el monte en Amazonas. Sus construcciones tienen más de 6 años paralizadas. Hasta la fecha, el Ministerio de Educación Universitaria no ha respondido la solicitud de entrevista que El Pitazo solicitó en mayo de este año para obtener información sobre estos proyectos.

La Universidad Alma Mater Vargas sería la primera dedicada exclusivamente a estudios sobre turismo en Venezuela. Esta es una de las 27 nuevas universidades prometidas por la Misión Alma Mater que no se terminó. Foto: Cruz A. Sojo.

Asfixia presupuestaria

Mientras el gobierno invertía en nuevas casas de estudio que nunca se inauguraron, aplicaba una política de asfixia presupuestaria a las universidades autónomas. Desde 2005 los presupuestos solicitados por estas instituciones son reducidos por el Ministerio de Educación Universitaria, llegando a aprobar apenas el 2,27% de lo requerido por la UCV para 2020 y solo el 0,4% a la Universidad Simón Bolívar (USB).

«En contraparte, entre 2003 y 2017 el gobierno asignó por vía de presupuestos anuales más de 32.916 millones de dólares a las instituciones de educación superior bajo su control», precisa la investigación Universidades en rojo. Actualmente, 61 de las 71 universidades e institutos universitarios públicos que hay en Venezuela son controlados política y económicamente por el gobierno, sin ningún tipo de autonomía.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.