Fotogalería | Diablos de Venezuela danzan sin cesar para honrar su fe

Son una de las prácticas culturales más arraigadas en los venezolanos, proyectando un mensaje de solidaridad para todos los pueblos

404
Entre estas manifestaciones culturales que existen en Naiguatá, está la fiesta más importante de la Iglesia católica después del Domingo de Resurrección, el jueves de Corpus Christi acompañado de su respectiva víspera, que es el miércoles inmediato anterior; fecha movible en el calendario católico pues se realiza el noveno jueves después de la Semana Santa. Foto Rubén Rodríguez

Caracas.- Los Diablos Danzantes de Corpus Christi son una manifestación popular que constituye uno de los sincretismos de fe religiosa más particulares de nuestro país.

Cada jueves de Corpus Christi los diablos penetran, por promesa, una dimensión peligrosa al colocarse sus trajes y sus máscaras, a semejanza de Lucifer, con la intención sublime de rendirse ante el Santísimo Sacramento, como una muestra de devoción y fe incondicional, a través de bailes y cantos únicos.

La manifestación de los Diablos Danzantes de Venezuela se realiza en Naiguatá (Edo. Vargas), Ocumare de la Costa, Cata, Cuyagua, Chuao, Turiamo (Edo. Aragua), San Francisco de Yare, Capaya (Edo. Miranda), Patanemo, Los Caneyes, Guacara, Canoabo (Edo. Carabobo), Tinaquillo (Edo. Cojedes) y San Rafael de Orituco (Edo. Guárico), con ciertas similitudes entre cada localidad, como la existencia de sociedades o hermandades, con una estructura jerárquica, encargadas de organizar la fiesta.

LEE TAMBIÉN

Diablos de Yare, Naiguatá y San Millán pidieron al Santísimo erradicar el COVID-19

Estas cofradías transmiten de generación en generación el significado de esta fe a través de una celebración espiritual, pero también de resistencia cultural y el fortalecimiento de vínculos solidarios con todas las comunidades en las que se desenvuelven.

El 6 de diciembre de 2012, en París, las 11 cofradías de los Diablos Danzantes de Corpus Christi se convirtieron en Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco (Organización de la Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y la Cultura), siendo una de las mayores expresiones religiosas y culturales del país.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.