Las fallas en los servicios de agua, gas doméstico, transporte público y salud, así como el impacto de la hiperinflación en la población más vulnerable, afloraron con ahínco en plena pandemia. Los fotógrafos de El Pitazo han dejado registro de estos largos y dolorosos meses

Tras siete meses de haber sido declarado el primer contagio de coronavirus en Venezuela, el impacto de la crisis en la población más vulnerable deja un balance doloroso. Basta recorrer los sectores populares, barrios y pueblos en la diversidad de regiones en Venezuela, para advertir largas filas de personas, que deben hacer caso omiso a las restricciones de las cuarentenas anunciadas por el gobierno de Nicolás Maduro, para hacerse de alimentos inaccesibles o de algún servicio básico que debería estar garantizado: transporte público, agua, gas doméstico, gasolina, atención sanitaria. En las filas, pueden verse cómo predominan las mujeres, niños o adolescentes y adultos mayores, quienes deberían estar a resguardo del contagio del virus, pero han quedado registrados por las cámaras de los reporteros gráficos de El Pitazo, como los más afectados por estas graves fallas.

______

Si estas imágenes te molestan, te causan indignación, lo entendemos. Pero debemos seguir mostrándolas, porque son evidencias de cómo viven los más vulnerables y de lo que el poder quiere ocultar. Convierte esas emociones en un aporte, hazte aliado de El Pitazo y ayúdanos a publicar lo que te importa.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Superaliado/aAyúdanos a sostener la mayor red de corresponsales de Venezuela.