30.6 C
Caracas
lunes, 22 abril, 2024

VIDEO |  Fray Marcos revela su experiencia en MasterChef España

Fray Marcos llegó y se fue del programa de televisión MasterChef España haciendo historia. El sacerdote venezolano Marcos Julio García, oriundo de Mérida, confiesa que tiene tres pasiones: el periodismo, la cocina y la vida religiosa

-

Por: Victoria Falcón

Caracas. MasterChef España 2023 contó con un aspirante fuera de serie en la edición que comenzó el 27 de marzo de 2023. Es el caso del sacerdote Marcos García. Pero no todo lo que se ve en las pantallas es color de rosa.

Marcos Julio García o fray Marcos, oriundo de Mérida, Venezuela, llegó a España en 2020 y, desde entonces, compagina su labor en la iglesia de San Pedro Mártir, de Madrid, con su gran pasión, la cocina.

Sacerdote venezolano se despide de MasterChef España: «Me llevo todo el aprendizaje»

Esto lo pudimos ver durante su participación en esta temporada de MasterChef. De hecho, afirmó: «Yo siempre digo que tengo más ganas de cocinar que de vivir”. Sin embargo, el fraile indicó que en el noviciado no los dejan acercarse mucho a la cocina, pero en la pastoral de los colegios sí podía. Fue así como desde 2018 hasta 2019 cocinó en el Colegio Santo Tomás de Aquino.

Pero, como todo, siempre hay un clavo que le falta a la pieza y en este caso, ¿cómo una persona empieza a interesarse por la magia de la cocina? Hay muchas historias, pero en el caso de Fray Marcos comenzó en la academia que él llama Fátima Gourmet International.

Pero, ¿dónde queda? Resulta que Fátima es nada más y nada menos que su vecina: “Mi vecina me dejaba cocinar. A ella no le gustaba, entonces, yo cocinaba porque en mi casa siempre decían que los hombres no estaban en la cocina”.

Las tres pasiones de un sacerdote chef

Por si fuera poco un sacerdote chef, aquí no termina el cuento. Fray Marcos tiene tres pasiones: el periodismo, la cocina y la vida religiosa. Para muchas personas puede parecer imposible o incompatible, pero fray Marcos logró construir Predicocinando para juntar sus tres pasiones en un solo lugar, o en palabras de él: “Dios me ha regalado la oportunidad de tener a mis tres amores ahí”.

Muchos de los seguidores del fraile se preguntan: ¿cómo un sacerdote puede llegar a una de las competencias de cocina más destacadas de los últimos años…? ¿Y televisada? En Venezuela, decimos: “Lo que es para ti, ni que te quites, ni que te pongas”, ¿se aplicará en este caso?

-¿Cómo fue su llegada a MasterChef España?

Comencé a ir a la casa de una familia que me animaba: “Fray, participa en MasterChef, le va a ir bien. Queremos probar las arepas Reina pepiada”.

Pero esto no terminó aquí, tiempo después entró a mi cocina una periodista, que quiere probar lo que estoy preparando, «porque eso huele que alimenta». Le hice una crema de jengibre, unas arepas, arroz con pollo. Entonces me dice que tengo que concursar y empezó a pedirme datos y yo se los daba, y lo que hacía era inscribirme y no me había dado cuenta. A los dos días recibí un correo de Masterchef España.

Ya en la olla

Les envió tres o cuatro platos que había hecho en Venezuela o en Colombia y se interesaron, pero su vida religiosa fue un detalle que no incluyó en su presentación.

“Yo les pedí que no dijeran que era sacerdote. Pero, como seguían insistiendo y yo sabía cómo eran las cosas aquí con la Iglesia, que hay un poco de aversión, pensé: listo, me los quito de encima diciendo que soy sacerdote y que tengo hernias. Fue peor”, cuenta Fray Marcos.

El sacerdote exconcursante de MasterChef enfatizó que fueron a buscarlo al convento, pero que siempre aclaró que su único objetivo es que probaran su comida. Rechazaba la idea de que pensaran que competía porque era fraile: “Yo no quiero que digan: entró porque es fraile, porque tiene hábito, porque tiene corona. Yo quiero demostrar que tengo talento, aunque no tenga el mejor”.

Las Morillo se divierten con el supuesto hijo no reconocido del «Puma»

En el proceso de casting, el fraile destacó que a mediados de diciembre llevó unas mollejitas en coco y recordó que las llamó: ¡Qué molleja de buena! En una detallada y exquisita descripción explicó que las rellenó con plátano amarillo, queso palmizulia y queso crema.

Ya con esta combinación, llegó el toque venezolano, el ají dulce. Entre risas, fray Marcos resaltó que una amiga le dio tres ajíes dulces. “Dos los usé para el ensayo y uno lo guardé como una morocota de oro”. Fue así como con este plato le dieron la cuchara de madera y ya para finales de enero estaba presentando el tercer casting.

No todo es color de rosa

Fray Marcos pasó a la historia de MasterChef España porque no solo fue el primer religioso en participar, sino el primer eliminado que contaba con un pin de inmunidad y no lo usó.

-¿Por qué no usó el pin de inmunidad?

El corazón tiene razones que la razón no entiende. Yo amo mucho mi vida consagrada. Cuando veo que mi vida espiritual está en peligro, huyo. Yo sentía que eso estaba pasando, como que me estaba gustando el bochinche, pero no me sentía bien. Luego hay relaciones interpersonales que no funcionan bien, y eso es totalmente válido, no es una excepción, porque soy sacerdote. No soy perfecto y no tengo por qué caerle bien a todo el mundo, menos la religión. El ambiente estaba un tanto pesado. Yo, por una parte, con balita (micrófono), decía “hoy me quiero ir”, yo siento que me quiero quedar, pero siento que Dios me quiere guardar de algo y siento que ya me tengo que ir. Es como cuando tú dices, no me quiero morir, pero me tengo que morir para que otra cosa nazca. Yo no vine a valerme de un pin de inmunidad.

-¿Hubo situaciones que afectaron su desempeño en la competencia?

Se venían dando situaciones que no me gustaban, faltas de respeto, a veces no me dejaban dormir y ya eso me tenía apagado. Ya sentía, esa semana, que tenía que salir. Podemos brillar con tantas cualidades que Dios ha puesto en nosotros, pero no todas las personas lo aceptan así.

Zulia | Festival Internacional de la Orquídea regresa a Maracaibo este 2023

-Si usted hubiese sido el jurado, ¿habría calificado distinto alguno de sus platos?

Tal cual creo que lo han calificado los jueces. El penúltimo ya evidenciaba que venía bajo de ánimos, porque algo tan sencillo, como hacer lentejas con papa, quedó un desastre; lo hubiera evaluado tal cual ellos. Si yo hubiera sido el jurado me hubiese eliminado con ese pastel de boda. Por eso advierto, hacer dulces es matemática pura.

Todo final conduce a nuevos inicios

Pese a que la temporada en MasterChef se acabó, aún queda la pasión de fray Marcos de cocinar, y de ahí sale Predicocinando, un proyecto que saca lo mejor de sus tres pasiones: el periodismo, la cocina y la predicación. Sin embargo, solo cambiaría de su experiencia en el programa la oportunidad de conocer un poco más los lugares que recorrió.

Por esta razón, fray Marcos llamó a los padres a dar palabras de aliento a sus hijos y destacó la importancia de los elogios de personas cercanas hacia su comida. “Veo en retrospectiva y esas palabras me ayudaron a seguir con mi pasión, porque viéndolo ahorita, sé que no eran tan buenos”, finalizó.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR


Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas del país visitan El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para ellos somos la única fuente de noticias verificadas y sin parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso te pedimos que nos envíes un aporte para financiar nuestra labor: no cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y hagan una contribución económica que es cada vez más necesaria.

HAZ TU APORTE

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a