Maye Brandt: la Miss Venezuela de los ojos tristes verde aceituna

Hace 39 años, un día como hoy, el país conoció la triste noticia de la muerte de Maye Brandt, la morena mujer de ojos verdes que vive en el recuerdo de quienes quedaron impactados por su belleza en "la noche más linda" y su trágico final

15076

 Betzabé Luzardo-Vanessa Leonett

Caracas.- El 8 de mayo de 1980, con tan solo 19 años de edad, María Xavier Brandt Angulo se convirtió en la reina de Venezuela en «la noche más linda». El país celebró el triunfo de Maye Brandt, Miss Lara, sin sospechar que dos años después, el 2 de octubre, lloraría su partida física cuando se suicidó.

La corona trajo fama y presiones, sumado a un manejo errado de las emociones después de algunos problemas en su vida personal. Todo esto condujo a un triste desenlace que marcó la historia de la Miss Venezuela.

De 1,76 metros de altura, piel morena y ojos verdes aceituna hipnotizantes, Maye Brandt no pasó desapercibida en el certamen de aquella noche, al punto de que se impuso ante 13 participantes, entre las que también destacó por su altura y elegancia la hoy actriz Hilda Abrahamz, quien representó a Venezuela en la edición del Miss Mundo.

Brandt fue coronada por la Miss Venezuela saliente y primera Miss Universo, Maritza Sayalero | Foto: Instagram

Con lágrimas en sus ojos y luciendo un llamativo vestido de color amarillo, recibió la corona más importante en Venezuela de la mano de la primera Miss Universo criolla, Maritza Sayalero.

«Era una niña bellísima, hermosísima, pero nunca he visto una mirada tan triste, incluyendo la noche en que ganó», dijo Carmen Victoria Pérez en el programa Detrás de Cámaras, de Televen, transmitido en octubre de 2013, recordando aquella noche en la que animó la vigésima séptima edición del Miss Venezuela.

| Foto: Instagram

Durante el año de su reinado hizo las tareas propias de una soberana de la belleza. Visitó hogares de cuidado de niños y ancianos, ayudó con su cara y credibilidad a las fundaciones de obras sociales y además fue imagen de la Policía Metropolitana de Caracas.

La Miss Venezuela participó en el certamen del Miss Universo con la atención de todo un país televidente que comenzó a ver las pruebas de la televisión en color y en la pasarela de la mujer que llevó la esperanza de obtener la segunda corona en el concurso internacional que se realizó en SeúlCorea del Sur, donde no figuró en el cuadro final.

Maye siguió contando con el cariño manifiesto del público venezolano, no así con el de los cronistas del espectáculo y la farándula en la prensa, pues constantemente lanzaban duras opiniones sobre su desempeño.

Un dato por el que siempre ha sido recordada fue que al año siguiente coronó a la futura Miss Universo 1981, la siempre reina Irene Sáez. En ese momento, Brandt quedó en el medio de dos mujeres triunfadoras y se convirtió en la única Miss Venezuela, hasta el momento, en ser coronada por una Miss Universo y en coronar a una futura Miss Universo.

Maye Brandt no desapareció de la vida pública tras el fin de su reinado. Al poco tiempo comenzó una lucrativa carrera como modelo. Se volvió la imagen central de algunas marcas, como Selemar, Tropicana y Gina, casas que imponían la moda femenina en la Venezuela saudita, la de los altos ingresos por la exportación de petróleo y el dólar a 4,30 bolívares; aquella época mayamera del «ta barato, dame dos».

Su rostro siguió como portada de revistas dedicadas al espectáculo y la farándula. Fue en ese momento cuando coincidió con el joven galán de la televisión venezolana en los años ochenta Jean Carlos Simancas, con quien contrajo matrimonio al poco tiempo de haber entregado la corona de Miss Venezuela.

«Era un político que nos había invitado para una celebración con una cantidad importante de artistas, y de repente, de un grupo de gente salió ella con su cara y unos ojos verdes. Eso fue absolutamente inolvidable. Ese día me quedé hablando con ella, y hablé la otra noche y la otra (…) y luego nos casamos», dijo Jean Carlos Simancas sobre el día en que conoció a la joven, en entrevista en el programa Detrás de las Cámaras, de Televen.

La pareja del momento eran la Miss Venezuela 1980 y el sucesor de José Bardina y Raúl Amundaray en roles protagónicos de las telenovelas venezolanas, quien además, desde Radio Caracas Televisión, competía con Eduardo Serrano, que se encontraba en Venevisión. No había canales por cables, satelitales ni internet. Tampoco era la época de las parabólicas, que ya al final de la década de los ochenta se veían en los techos de las casas y edificios de la ciudad.

Maye y Jean Carlos comenzaron a vivir el estrés de los flashes de la fama. La vida privada ya era pública, con mentiras y verdades en torno a la recién casada pareja. Los sentimientos e interpretaciones de posibles problemas del matrimonio Simancas-Brandt fueron expuestos a la opinión pública por la prensa nacional y en revistas dedicadas al tema del espectáculo, como Ronda, Venezuela Gráfica y Farándula, en reiteradas ocasiones.

A través de esos medios también se conoció la inesperada noticia: Maye Brandt decidió quitarse la vida con un disparo, que salió del arma que había recibido cuando fue nombrada miembro honorario de la Policía Metropolitana de Caracas.

La reseña de la muerte de Maye Brandt en una revista venezolana | Foto: Instagram

El 2 de octubre de 1982 aquellos ojos deslumbrantes pero tristes se cerraron. Desde entonces, las razones que la llevaron a esa muerte no están claras. Algunos señalan que la joven sucumbió ante una depresión de la que no pudo salir. Sin embargo, algunas personas cercanas a ella niegan que haya sido una mujer con este tipo de episodios emocionales.

La salud mental como prioridad

Han transcurrido 39 años desde que el país se conmocionó al conocer la trágica muerte de Maye Brandt. El hecho cobra mayor relevancia en estos tiempos, cuando tiene una marcada importancia el tema de la salud mental, no solo de las figuras públicas, sino también de quienes están ajenos a la fama.

¿Por qué alguien con todo para triunfar adopta caminos tan radicales y acaba con su vida? Suele ser la pregunta que surge en estos casos o la que ronda a todo aquel tocado por la historia de Brandt. ¿Se pueden evitar estos tristes finales? La psicóloga Azize Hadwa, del Centro de Psiquiatría Providencia (Santiago de Chile), considera que sí.

Para Hadwa el círculo de apoyo, conformado por familiares y amigos, es clave para evitar estos desenlaces. La especialista explica que siempre hay señales de alerta para prevenir suicidios. «Por lo general hay actitudes o señales que permiten encender las alarmas. Las personas que están atravesando estas crisis emocionales tienden a aislarse, a tener cambios de humor y rutina o incluso también a advertir lo que harán», detalla.

«Lo que sucede es que muchas veces su entorno no les presta atención —afirma la psicóloga— porque considera que no son capaces de llegar a estas decisiones fatales. Si vemos algunas de estas señales de alerta en amigos o familiares cercanos, lo mejor es detenerse, hacerles caso, escucharlos y buscar ayuda de un especialista».

A juicio de Hadwa, tanto en la actualidad como en el pasado, el tema de la salud mental debe ser debatido abiertamente. Comenta que muchas sociedades lo manejan como un tabú porque sienten que al hablar de ello entran en condición de vulnerabilidad.

«El hecho de que actualmente muchos jóvenes artistas, como, por ejemplo, Demi Lovato, hablen tan abiertamente de su salud mental y de las situaciones que han atravesado, ha hecho que muchas otras personas se tomen esto en serio», expone Hadwa.

«Los artistas están expuestos a presiones, y en el caso de las misses, como ocurrió con Maye Brandt, tienden a ser constantemente juzgadas, lo que puede desencadenar daños emocionales. Pero no solo ellos están expuestos a estas situaciones; todos podemos en algún momento pasar por etapas en las que necesitemos apoyo para manejar nuestras emociones», explica la psicóloga.

Azize Hadwa también explica la importancia de valorar las emociones sin calificarlas. «No hay emociones buenas o malas; las emociones son emociones. Mientras más uno las rechace, más se engatillan. Lo que hay que hacer es pedir ayuda cuando sintamos que una situación nos sobrepasa. En los países caribeños se tiende a negar las emociones, sobre todo si estas no son de felicidad», refiere.

Debemos entender que la depresión no se cura diciendo ánimo, levántate —argumenta Hadwa—, porque realmente la persona que está afectada no puede hacerlo. Sugiere que es mejor darle un abrazo, estar presente para ese familiar o amigo que atraviesa la crisis y ayudarla de la mano de un especialista.

Los testimonios fueron tomados del programa de televisión Detrás de las Cámaras, transmitido por Televen en el año 2013

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.