22.1 C
Caracas
domingo, 26 junio, 2022

Laura Chimaras: entre el caos, la fe y el renacer

-

Caracas.- Con tesón y compromiso la escritora, conferencista y actriz Laura Chimaras ha edificado su carrera. Cuando era apenas una niña, la influencia y el reconocimiento artístico alcanzado por su padre, el actor Yanis Chimaras, la perseguían. Aunque estaba feliz por ser asociada con su él, sabía que debía construir su vida profesional.

Hoy Laura ha dejado la actuación a un lado y se ha adentrado al mundo de las letras. Luego de haber estudiado Filosofía y estar cursando Psicología, sabe que encontró su pasión, esa que le ha permitido descubrir su lugar en el mundo a través de la escritura.

Luego de más de seis años fuera de Venezuela, regresa al país para presentar la conferencia “Nunca pierdas la fe”, inspirada en el libro de su autoría que lleva el mismo nombre, que rinde homenaje a su fallecido padre y relata los procesos que transitó para superar el caos generado por esta experiencia.

Sus seguidores podrán encontrarse con la artista el próximo 19 de junio en el Teatro Municipal de Caracas; el 23 en el Hotel Hesperia de Valencia y el 25 en el Centro Cultural Bellas Artes de Maracaibo. Las entradas pueden ser adquiridas a través de laurachimaras.com.

Esta conferencia, que dura un poco más de hora y media, cuenta con música original, siete poesías y la premisa de que, durante ella, podrán identificar cómo el caos aparece en tu vida y comenzar a reformular todos los focos que te vas encontrando. Además, al final, los asistentes podrán participar en una ronda de preguntas con la autora.

El caos de Laura

Inspirada en Isabel Allende, Gabriel García Márquez, José Saramago, Sócrates, Dantes, Platón y muchos otros, Chimaras ha trazado su formación. Esa que puede tener matices parecidos a los que se encuentran en los escritores que lee, pero que, sin duda, la alientan a crear su propia marca personal en la literatura.

Pasiones narcóticas, La historia de una adicta y Palabras perdidas fueron los primeros pasos que dio en este mundo y los que la comenzaron a transformarla en lo que es hoy en día: una escritora que no se ve regresando a la televisión, a menos que sea para escribir los guiones de importantes producciones.

El caos se ha vuelto un indispensable en su vida. Según el taoísmo, el jing jang (la parte negra con el punto blanco y la parte blanca con el punto negro) significa caos con un poco de orden y orden con un poco de caos. “Se dice que caminar en medio de estos dos opuestos es el significado de la vida. Es fundamental para nuestra existencia y evolución”, comenta.

Para Laura, nunca se está en caos absoluto ni en orden absoluto, a menudo se transita por estos dos polos y son ellos quienes le dan sentido a la vida.

Un best seller sobre el duelo… y el renacer

Si le preguntas qué es para ella la fe, responde: “La certeza ciega de que mañana va a suceder algo mejor y de que cuando me toque partir lo voy a volver a ver (a su padre). Es ese fuego intenso que me levanta todos los días a hacer algo, y ese hacer algo me genera responsabilidad y hace que mi vida tenga sentido”.

Con esta obra pudo desnudar su corazón sobre lo que vivió con la muerte de su padre, pero también lo que aprendió en el proceso. Ahora conoce bien que el duelo es una etapa que se debe vivir con todo lo que trae, con sus momentos amargos o de aliento, y con la decisión de seguir adelante.

En ese proceso de creación, el libro cambió varias veces de nombre hasta convertirse en “Nunca pierdas la fe”. Fue gracias a la reconstrucción y al caos que experimentó en esa circunstancia tan difícil lo que la motivó a terminar de escribirlo, con la idea de que pudiese servirle a alguien que pasara por un duelo.

Pero esta historia no termina allí, tiene una continuación prevista para finales de 2023. Laura cuenta que con la primera edición mucha gente le preguntó por su madre, por esa parte viva que quedó luego de lo ocurrido. En esa primera entrega ella cuidó mucho su figura materna, ese otro pilar importante de su vida.

“Mi mamá durante muchos años fue adicta a las drogas y cuando mi papá muere mi mamá recae muy fuerte (…) Así pasaron muchos años, mi mamá se hundió en una depresión y como a los 8 años decidimos que debía ir a vivir con mi abuela a los Estados Unidos. Así fue como se recuperó», destaca.

Recuerda que un día hablando su mamá le comenta que el renacer no es solo para las personas que han perdido a un ser querido, sino también para quienes han sido adictas a una sustancia y que viven muy cerca de una persona reconocida, por lo que pocas veces se les toma en cuenta.

En esta segunda edición la perspectiva va a cambiar hacia la persona que quedó viva, y en cómo hizo en medio del caos y del dolor para renacer, después de perder a su ancla, que era su esposo. “Todos somos adictos a algo, todos tenemos algo que no podemos soltar, y qué mejor que una persona que lo haya vivido tan profundo y nos pueda echar el cuento”, dice.

Regresar a casa

Laura tuvo dos motivos para regresar a Venezuela: el primero, su padre. Estaba convencida de que si su libro no pisaba el país, no serviría. El hecho de que el Ávila y un retrato de Yanis Chimaras protagonicen su portada fueron motivos suficientes para volver a su tierra.

El segundo, el deseo de abrazar de nuevo a los venezolanos. “Desde que aterricé ya estaba con el guarapo agua”o, con mucha nostalgia (…) A quien se olvide de que es venezolano hay que tenerle cuidado, porque no es tan confiable. Uno tiene que estar conectado a su origen, así no quieras vivir aquí, pero es lo que eres, está en tu sangre. Siempre busco anclarme a mi tierra”, resalta.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a