Emma Stone llega a un acuerdo con Disney para secuela de Cruella

Más allá del aliciente de ver a la ganadora del Óscar por La La Land de nuevo como la malvada de 101 dálmatas, resulta importante leer el pacto entre Stone y Disney en clave empresarial tras el escándalo de Black Widow

207
Disney anunció una semana después de estrenar Cruella, a finales de mayo, que ya estaba trabajando en su continuación

Los Ángeles.- La actriz Emma Stone llegó a un acuerdo con Disney para ponerse al frente de la secuela de Cruella (2021), informó este viernes el portal Deadline.

Más allá del aliciente de ver a la ganadora del Óscar por La La Land (2016) de nuevo como la malvada de 101 dálmatas (1961), resulta importante leer el pacto entre Stone y Disney en clave empresarial tras el escándalo de Black Widow (2021).

Scarlett Johansson, protagonista y productora de Black Widow y una de las grandes estrellas de Marvel, denunció a finales de julio a Disney por el estreno simultáneo en cines y Disney+ de esta película, algo que, en su opinión, la perjudicó económicamente.

Según la actriz, una parte importante de su salario dependía de los ingresos en taquilla y por eso había arrancado a Marvel la promesa de que solo se podría ver esta cinta en la gran pantalla.

«Disney (propietaria de Marvel) era muy consciente de esta promesa, pero aun así dio instrucciones a Marvel para violar su compromiso y, en lugar de eso, lanzar la película en Disney+ el mismo día que llegó a los cines», afirmó en su denuncia.

El gigante de Mickey Mouse respondió con dureza a Johansson y sostuvo que esta demanda por incumplimiento de contrato no tiene ningún fundamento.

«Esta denuncia es especialmente triste y angustiante en su cruel indiferencia a los efectos horribles, prolongados y globales de la pandemia del coronavirus», afirmó.

«Disney ha cumplido totalmente el contrato de Johansson. Es más, el estreno de ‘Black Widow‘ en Disney+, con un acceso premium, ha ampliado significativamente su capacidad de ganar una compensación adicional por encima de los 20 millones de dólares que ha recibido hasta la fecha», añadió.

Al margen del choque entre Johansson y Disney, esta demanda abría camino a que otras estrellas del cine reclamaran su parte del pastel por los estrenos simultáneos en salas y plataformas que han sido una constante durante la pandemia.

En este sentido, el acuerdo entre Stone y Disney para la secuela de Cruella cierra la posibilidad de que esta actriz se enfrente al gigante multimedia como hizo Johansson, y puede servir de ejemplo en Hollywood sobre cómo se pueden gestionar en el futuro los beneficios de las películas ahora que la primacía de los cines está en entredicho.

Volviendo a lo puramente artístico, Disney anunció una semana después de estrenar Cruella, a finales de mayo, que ya estaba trabajando en su continuación con Craig Gillespie de nuevo como director.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Superaliado/aAyúdanos a sostener la mayor red de corresponsales de Venezuela.