Elizabeth, la primera novela venezolana que desafió los finales felices, cumple 40 años

En 2007 Radio Caracas Televisión reflota la historia con Mi prima Ciela, En este segundo caso, el final de la trama de la telenovela se asoció metafóricamente con el desarrollo de los acontecimientos de ese año. De este modo, la muerte de la prima Ciela era el equivalente al cierre de la planta RCTV por la no renovación de la concesión al canal del grupo 1BC

3262
Elizabeth fue la primera telenovela venezolana en la que muere la protagonista | Foto: cortesía

Con guion de Pilar Romero y José Simón Escalona, y dirigida por César Bolívar y Clemente de la Cerda, hace 40 años la televisión venezolana proyectó uno de los dramáticos más famosos, Elizabeth. La historia fue protagonizada por Caridad Canelón y Orlando Urdaneta.

La joven pareja de Canelón y Urdaneta se convertía en la promesa protagónica de los años ochenta. Ambos venían de protagonizar La guajirita, y en pleno éxito del dramático Elizabeth, grabaron la siguiente telenovela, Maite. Elizabeth repercutió porque para la época llevó cuatro dramas sociales a la pantalla: el abandono del recién nacido, la adopción, el aborto y la enfermedad terminal.

Elizabeth, personificada por Caridad Canelón, y Juan David, representado por Orlando Urdaneta, protagonizaron una historia de amor con el peso de la leucemia que padecía la mujer en el personaje principal. Ella era hija abandonada por sus padres biológicos y adoptada por una familia estéril, que había guardado en secreto su condición hasta que fue necesario buscar a los ancestros o familiares cercanos para hacerle el trasplante de médula ósea.

Mi vido y mi ciela era como se llamaban, entre ellos, Elizabeth y Juan David en la trama de 1981. En 2007 Radio Caracas Televisión reflota la historia con Mi prima Ciela, protagonizada por Mónica Spear y Manuel Sosa. En este segundo caso, el final de la trama de la telenovela se asoció metafóricamente con el desarrollo de los acontecimientos de ese año. De este modo, la muerte de la prima Ciela era el equivalente al cierre de la planta RCTV por la no renovación de la concesión al canal del grupo 1BC.

En el argumento original, el hecho de que la protagonista había sido adoptada con la patología de leucemia, obligó a Jimena (Hilda Vera) y a Alberto (Rafael Briceño), padres sustitutos de Elizabeth, a buscar a Graciela (Carmen Julia Álvarez), quien a su vez tuvo que encontrar a Esteban (Miguel Ángel Landa), padre biológico y alcohólico, tras el fracaso por la incompatibilidad entre ella y Elizabeth para la donación.

El aborto fue otro de los dramas que Romero y Escalona plantearon en la telenovela. La prima de Elizabeth, Lourdes (Grecia Colmenárez), estaba embarazada y no lo deseaba, por lo que en rebeldía se practica un aborto que la pone al filo de la muerte.

Lo que mayormente distinguió a Elizabeth es que fue la primera telenovela venezolana en la que muere la protagonista y no se escenifica el común final feliz del último beso y la palabra fin en difuminado, como se acostumbraba hasta los años ochenta. Elizabeth supera el trasplante, pero solo sobrevive cuatro años.

Elizabeth concibe una hija, a quien le coloca su propio nombre, y es precisamente la niña quien en el capítulo final abraza y besa al protagonista, Juan David.

El tema musical de la telenovela fue interpretado por la española María Trinidad Pérez de Miravete Mille, Mari Trini para el mundo del espectáculo. La cantante, un ícono de los años setenta, con la canción Ayúdala se posicionó en los primeros lugares de sintonía en las emisoras de radio en Venezuela y por aquí conquistó el continente americano, hasta que falleció víctima de un cáncer de pulmón en 2009.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.