Del olvido a la reconciliación: la historia de Carlos Baute y su hijo

"Te pido perdón" fue la frase que publicó Carlos Baute en su Instagram el pasado 20 de junio, Día del Padre, junto con una fotografía de su hijo mayor. La imagen marca un antes y un después en la vida de ambos.

1087

El nombre del hijo mayor de Carlos Baute salió a la luz nuevamente el pasado 20 de junio. Era el Día del Padre y el cantante venezolano decidió sellar con una foto la historia inconclusa que tenía con su primogénito. Más que poner fin a la relación, Baute decidió abrir un nuevo capitulo: el de la reconciliación.

Sus seguidores e incluso figuras del ámbito artístico venezolano reaccionaron con entusiasmo. La escena entre padre e hijo representa un momento de cambio en la vida de ambos ¿Cómo era la relación antes? ¿Por qué representa un antes y un después la imagen que circuló en las redes sociales y que fue difundida originalmente por el artista venezolano.

«Te pido perdón»; esta frase resume en tres palabras la difícil relación que habían tenido José Daniel y al cantante que saltó a la fama con la canción «Yo me quedo en Venezuela». Pero el primogénito de Baute llegó a su vida mucho antes de la fama, mucho antes de su vida en España y de los éxitos que lo catapultaron como una estrella internacional.

LEE TAMBIÉN

Carlos Baute reconoce públicamente a su hijo mayor: “Te pido perdón”

José Daniel fue fruto de una relación que Baute tuvo en su adolescencia. El artista tenía 15 años cuando una joven adolescente con la que sostenía una relación, Neyera Arellán de apenas 13, en aquel entonces, quedó embarazada. El cantante no supo de su estado hasta que esta tenía cuatro meses de embarazo, pero al conocer la noticia sintió miedo. “Se asustó y no volví a verle jamás. Incluso su familia me retiró el saludo. Carlos supo del nacimiento de nuestro hijo por un amigo común, pero nunca se acercó a conocerle”, narró Arellán al diario La Razón en una entrevista publicada en junio de 2020.

El pequeño nació el 1 de octubre de 1989. Los años pasaron y el primogénito de Baute creció. La crisis económica, política y social que vive Venezuela y que estalló en 2017 hizo que José Daniel, al igual que muchos otros jóvenes venezolanos, migraran. El destino elegido fue Europa. Una vez allí intentó fraguarse un futuro. De acuerdo con un trabajo publicado por La Razón, se ganaba la vida trabajando en una gasolinera. Aunque todo marchaba normal y tenía ingresos para cubrir sus gastos, la pandemia del COVID-19 llegó y le cambió los planes. La estaba pasando mal.

En el 2019 el joven había demando a Baute en un juzgado de España para solicitar una pensión alimentaria de 1.400 euros. En el año 2020 y con la llegada de la pandemia sus acciones para lograr la atención del artista fueron más notorias. «Ha presentado una demanda contra su padre en la que reclama una pensión alimentaria de 1.400 euros dado que “no dispone de los medios económicos suficientes para subsistir de manera digna, produciéndole una situación de necesidad”, indica la nota publicada por La Razón en 2019.

El abogado de José Daniel alegó que, pese a ser este mayor de edad, los padres están en la obligación de atender a sus hijos cuando se comprueba que atraviesan una situación de precariedad. Argumentaron además que el joven tuvo que abandonar su país natal (Venezuela) debido a la crisis y que en España no ha logrado con éxito insertarse en el campo laboral.

«No puede considerarse derivada de una actitud ni-ni o de “hijo parásito” como en ocasiones ha puesto de manifiesto el Tribunal Supremo ante supuestos de dejadez de hijos mayores de edad que no demuestran actitud suficiente para formarse o trabajar, ya que el caso de mi representado es totalmente opuesto, han sido otros factores los que le han causado la situación de precariedad, como es el tener que haber abandonado sus estudios universitarios para venir a España o la escasez de oportunidades laborales que se experimenta ahora mismo en nuestro país”, indica un texto reseñado por el abogado del demandante.

Asimismo, el asesor legal también alegó que el cantante nunca se hizo cargo de su hijo. Todos los gastos de educación, alimentación y crianza corrían por cuenta de su madre y la familia de esta. Dada la crisis de Venezuela, cubrir las necesidades de alimento y estudio se complicaron.

De la demanda a la reconciliación

En junio de 2020, José Daniel concedió una entrevista a La Razón. En esta aseguró que desde hace seis años no tenía contacto con su padre. Argumentó que no fue una decisión suya, sino de su progenitor. También relató lo que estaba viviendo desde el punto de vista económico y aseguró que la crisis que vivía lo obligó a buscar el acercamiento. Ante la pregunta de si su búsqueda era netamente económica, respondió: «No es verdad, y si ahora le pido ese dinero es por mi precaria situación. La pandemia me ha dejado en una situación crítica, Lo estoy pasando mal y no entiende que soy su hijo. Una jueza dictó sentencia y es mi padre biológico. Ni soy un oportunista ni nada por el estilo», dijo.

José Daniel relató que trabajaba en una gasolinera y que cuando comenzó la pandemia por el COVID-19 dejaron de llegar tantos clientes. Todo esto generó que sus ingresos solo le alcanzaran para sobrevivir. Aunque inicialmente se había ido a España con su novia la relación terminó. El resto de sus familiares, incluida su madre, están en Venezuela y de acuerdo con el relato del joven su situación económica también es difícil. «No quiero que me mantenga, pero ahora lo necesito», dice la entrevista.

La batalla legal que emprendió el hijo mayor de Baute, dio frutos. El pasado 20 de junio, Día del Padre, la foto publicada por el artista en su cuenta Instagram daba cuenta de una aparente reconciliación. Un acercamiento real entre ambos más allá de los juzgados: “Te pido perdón por mis errores y de ahora en adelante vamos a recuperar el tiempo perdido. Te quiero hijo”, escribió Baute.

Aunque el artista no ha concedido, hasta ahora, declaraciones sobre el tema, familias y allegados a Baute aseguraron a medios españoles que el acercamiento es real y que ambos quieren recuperar la relación y el tiempo perdido, incluso señalan que la actual pareja del cantante ha sido pieza clave en el acercamiento entre padre e hijo.

Con información del diario La Razón.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Superaliado/aAyúdanos a sostener la mayor red de corresponsales de Venezuela.