27.4 C
Caracas
domingo, 21 julio, 2024

Danny vibró en Washington en concierto para los refugiados: me siento reflejado con el tema

El artista venezolano, que emigró a Estados Unidos en 2015, afirma que se siente identificado con la causa de las personas que deben abandonar sus países por razones involuntarias. El autor del hit mundial Me Rehúso cantó en el Centro Kennedy de la capital estadounidense

-

Washington.- El cantante y compositor venezolano Danny Ocean abandonó su país en 2015 debido a la crisis económica y política, una travesía a Estados Unidos que lo obligó a separarse de su pareja del momento y lo inspiró a escribir el éxito mundial que lo catapultó a la fama, Me Rehúso.

«Respaldo la ayuda a los refugiados porque es una causa que hace comulgar a la gente y me siento reflejado con el tema», señala el caraqueño de 32 años en una entrevista a EFE en Washington con motivo de su concierto este viernes en el Centro Kennedy por el Día Mundial del Refugiado, celebrado anualmente el 20 de junio.

Mientras que él se instaló en Miami (Florida), su pareja de la adolescencia permaneció en Venezuela, una experiencia adversa que no solo queda reflejada en el popular sencillo lanzado en 2016, sino también en la conciencia social que manifiesta.

«Me gusta colaborar con las causas buenas y si puedo ayudar mandando un mensaje desde mi plataforma, lo hago», afirma Daniel Alejandro Morales Reyes, como se llama en realidad.

Con esta convicción, Danny Ocean colabora con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) desde 2019, cuando lo invitaron a actuar en la gala del Premio Nansen para los Refugiados, y desde entonces su vinculación se ha transformado, según el propio artista, en «una relación muy bonita».

De hecho, con su música quiere «unir a las personas», por lo que añade que no le gusta contribuir a debates que puedan polarizar a la ciudadanía.

Yuki Takeda: japonés gana concurso internacional interpretando música venezolana con silbido y cuatro

En este sentido, cree que las redes sociales son una buena herramienta para conectar a los individuos y socializar problemáticas humanitarias, por lo que hace un llamamiento a usar bien estas plataformas, ya que considera que el problema recae en sus usuarios y en la forma en cómo reciben la información.

En esta ocasión, Acnur, junto al propio Centro Kennedy, fue uno de los organizadores del concierto de este viernes, que tenía el objetivo de celebrar el valor, la resistencia y la creatividad de los refugiados de todo el mundo, motivo por el que estaba dedicado a todas las personas obligadas a huir de la guerra, la violencia y la persecución.

Esta breve actuación se celebró después de que el pasado 2 de mayo el artista publicara REFLEXA, su tercer álbum de estudio con el que quiere transmitir «un mensaje positivo que conecte con el público».

Según él, el gran aprendizaje que se lleva del nuevo álbum ha sido el hecho de prepararlo durante una gira de conciertos, ya que los dos anteriores –54+1 (2019) y @dannocean (2022)- los escribió sin ninguna presión; el primero desde su habitación y el segundo durante la pandemia.

Para esta cita, el cantante escogió un total de cinco canciones que reflejan su obra al completo, ya que la selección contenía Volare y Fuera del Mercado de su segundo disco, Amor de su reciente publicación y, por último, Swing y Me Rehúso, pertenecientes a su primer trabajo.

«A medida que vas creciendo, la música madura contigo porque te inspiran las historias que vas recopilando a lo largo de tu vida», apunta Danny Ocean sobre su evolución musical.

Con su propuesta innovadora, que abarca desde el reguetón hasta el pop latino, ha conseguido ser el primer cantante venezolano en superar los mil millones de reproducciones en YouTube y los dos mil millones de descargas mundiales a través de plataformas como iTunes y Spotify.

El artista ha hecho parada en la capital estadounidense antes de que en septiembre empiece oficialmente la gira Reflexa por Estados Unidos, en la que va a compartir su música en 25 ciudades y va a transmitir su «sonido global» con el que no quiere encasillarse en géneros.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas del país visitan El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para ellos somos la única fuente de noticias verificadas y sin parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso te pedimos que nos envíes un aporte para financiar nuestra labor: no cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y hagan una contribución económica que es cada vez más necesaria.

HAZ TU APORTE

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a