Yaxys Cires: venden a Cuba como paraíso y el 80% no encuentra medicinas

El Observatorio Cubano de Derechos Humanos presentó su cuarto informe en el que destacan las violaciones a los derechos sociales en Cuba. Parte de los hallazgos es que 20% de los cubanos dice haber consumido medicinas vencidas y 15% ha tenido que hacer trueques para adquirirlas

113

Entre el 25 de junio y el 19 de julio el Observatorio Cubano de Derechos Humanos (DD. HH.) presentó su cuarto estudio en el que aborda la situación de los derechos sociales en 11 provincias de Cuba y contó con la participación de 1.141 encuestados.

Los hallazgos encontrados muestran similitudes entre lo que ocurre en la isla y lo que viven los venezolanos.

El Pitazo conversó sobre este informe con Yaxys Cires Dib, abogado y director de Estrategia Política del Observatorio Cubano de Derechos Humanos y coordinador general de la Plataforma Cuba Humanista.

EP: ¿Qué es el Observatorio Cubano de DD. HH.? ¿Cuándo surge?

YC: Es una organización que surgió hace 10 años en Madrid, España, y cuenta con colaboradores en la isla. Fue fundada por exiliados cubanos que salieron de la isla durante la llamada Primavera negra en 2003 cuando se cometieron actos de repudio deteniendo a cientos de cubanos, despidiendo a muchos y forzando a otros al exilio.

El observatorio busca documentar las violaciones de DD. HH. en Cuba y proyectarlas internacionalmente.

EP: ¿Por qué documentar los derechos sociales y no los DD. HH. como clásicamente se ha realizado?

YC: Porque cuando sales a foros internacionales te encuentras con representantes de países que indican que, aunque ciertos derechos son violados, no ocurre lo mismo con los sociales.

En los últimos cinco años han ocurrido más de 30.000 detenciones arbitrarias por motivos políticos. Los derechos sociales, civiles y políticos son violados en Cuba. Los DD. HH. hay que verlos de manera integral.

EP: ¿Qué los llevó a ustedes a realizar este estudio desde hace cuatro años?

YC: Para demostrar que Cuba no es un paraíso como intentan hacer creer.

EP: ¿Qué elementos se repiten en esta encuesta respecto a las tres anteriores?

YC: Hay una constante. La pobreza. El 70% de los hogares cubanos vive en el umbral de la pobreza con ingresos de $1,90.

Los que más sufren son los mayores. El 80% de las personas no encuentra las medicinas en las redes de farmacias permitidas por el Gobierno cubano.

EP: ¿Cuál es el salario mínimo en Cuba?

YC: Hay diferentes franjas. Hay que explicar que el Gobierno llevo a cabo la llamada “tarea del ordenamiento” que implicó la subida de salario, pero al mismo tiempo subieron los precios de los productos. Más de 60% de la economía está controlada por el Estado.

El Gobierno estableció un tipo de cambio de 24 pesos cubanos por dólar, pero en la realidad, el dólar se consigue en 60 pesos cubanos.

El 70% de las familias cubanas recibe ingresos menores a 117 dólares al mes, por hogar. Y si los divides entre 3 miembros promedio por hogar da 1,28 dólares. Y hay personas que incluso reciben menos.

EP: En la presentación dicen que este estudio se realizó entre el 25 de junio y el 19 de julio. ¿Qué influencia tuvieron las protestas del 11 de julio en los resultados del estudio?

YC: En los días de las protestas seguimos encuestando y la percepción y valoración de las personas, por ejemplo, en cuanto al sistema de salud empeoraban. Es un dato interesante. Se atribuye a que la gente no podía creer que estuvo equivocada durante tanto tiempo.

EP: Al leer el informe vemos que los principales problemas son las crisis alimentaria, sanitaria y las consecuencias de la tarea de ordenamiento. ¿Puedes explicar estos hallazgos?

YC: La crisis alimentaria es lo que más le preocupa a la gente. Una comida puede ser un poco de arroz y un tomate, incluso, para conseguir se pasa trabajo. Las personas expresan preocupación por el encarecimiento de las cosas y la escasez. “Ni teniendo dinero encontramos comida”, señala la gente y es algo que quita el sueño a muchos. Hay quienes incluso sacrifican de una a dos comidas diarias.

La segunda preocupación tiene que ver con la pandemia, pero es un contrasentido que esto sea una preocupación mientras que el Gobierno cubano vende que es el paraíso de los derechos sociales y que la salud cubana es la mejor del mundo. Mienten.

El 59% está preocupado por la crisis sanitaria.

En tercer lugar está la “tarea de ordenamiento” con 29%. Lo han vendido como una unificación monetaria, pero en realidad no ha existido tal cosa. Siguen circulando divisas y el peso cubano no vale nada. Se ha generado más inflación y reducción de ayudas, subsidios y asistencia a mayores. Hay razones para que la gente se preocupe. La tarea de ordenamiento ha sido negativa para el pueblo cubano y en eso coinciden economistas de diversas tendencias.

EP: ¿Por qué es el nombre de tarea de ordenamiento?

YC: Se inventan nombres raros y siempre buscan un lenguaje rebuscado, pero que suene a disciplina.

EP: Los encuestados dicen que ha desmejorado la salud personal, que incluso han tenido que tomar medicinas vencidas ¿Puedes explicarnos este hallazgo para una mayor comprensión del contexto?

YC: La crisis con el sistema de salud y en especial con las medicinas es tremenda. Hay medicamentos que no se encuentran y son los ancianos y enfermos crónicos los más afectados.

El 21% dice que su estado de salud ha empeorado; 20% dice haber usado medicamentos vencidos. Es tremendo, 15% ha hecho trueques y otros dependen de la ayuda de familiares en el exterior. Todo esto mientras se vende a Cuba como una potencia médica.

EP: Fallan el agua y la electricidad. ¿Por qué ocurre?

YC: Las fallas eléctricas son por la crisis en Venezuela. Cuba ha vivido de mecenas: primero de la Unión Soviética y luego de Venezuela.

Además, la infraestructura cubana no está modernizada. Hay apagones por problemas de infraestructura. Apagones de 24 horas con las implicaciones que esto tiene y que agobia a las personas.

El agua también falla. Hay muy poco suministro. Un 9-10% señala que nunca tiene agua potable.

EP: Destacan en la cuesta la discriminación en el sector turístico. ¿Cuál es la importancia de este hallazgo?

YC: Quisimos ir a un detalle y nos concentramos en este sector. Los resultados son graves en cuanto a la discriminación política. Para trabajar en un hotel te preguntan si eres comunista y te investiga el comité de defensa de la revolución.

El 70% prefiere contratos directos de la empresa turística con el trabajador. En Cuba hay que hacerlo a través de una empresa del Estado que se queda con más del 80% del salario del trabajador.

Hemos querido darle visibilidad en España, donde está nuestra sede, porque los españoles tienen 49% de inversión en empresas mixtas en este sector.

EP: Hay quienes puedan poner en duda esta encuesta porque ustedes están fuera de Cuba.

YC: Los datos son recogidos dentro de la isla por colaboradores que están allí. No son activistas políticos sino profesionales. Además, hay resultados que no son tan graves como muchos quisieran y eso da credibilidad de manera indirecta.

Los informes han advertido de la crisis humanitaria por el tema sanitario antes de la pandemia y ahora se emite un informe donde reconocen el deterioro de los derechos sociales en Cuba. Puede existir suspicacia, pero la realidad te aclara todo.

EP: ¿Esos colaboradores corren riesgo por realizar esas encuestas?

YC: Afrontan un riesgo. Van de manera discreta. Las encuestas se hacen en la calle para tener una muestra representativa, se graban en un sistema off line y se envían a Madrid.

EP: En la introducción decíamos que los resultados nos llevan a pensar en la similitud del sufrimiento entre cubanos y venezolanos. ¿Esto es parte de un diseño o las consecuencias de decisiones desacertadas de sistemas políticos?

YC: Hay un régimen comunista que quiere a la gente pobre porque así se dedica a pensar cómo sobrevivir y depende de papá Estado que termina siendo indolente.

El fracaso del sistema económico, político y social impide una economía próspera. Son gobiernos con problemas de concepto, estructurales y de gestión. No se toman buenas decisiones.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.