En una entrevista concedida a El Pitazo, el dirigente de la Central Socialista de Trabajadores habló de la necesidad de reinventar los contratos colectivos y los procesos de producción, no solo en el sector petrolero, sino en todas las áreas, para contrarrestar los efectos de las sanciones. Además, admitió que las nuevas medidas deben apuntar a “un salario integral” para el trabajador petrolero

.

“Hoy más que nunca debemos ir a un salario integral donde se involucre la ayuda para los trabajadores y la familia en temas de educación, alimentación, salud y vivienda, porque no habrá forma de que a punta de incrementos salariales podamos lograr esa estabilidad económica y esa estabilidad laboral que requieren los trabajadores”. La aseveración pertenece a Wills Rangel, presidente de la Central Socialista de Trabajadores y una de las figuras principales del ala trabajadora dentro del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv).

El dirigente sindical de Petróleos de Venezuela rechazó las medidas impuestas por Estados Unidos a la administración de Nicolás Maduro y aseguró que estas “dan al traste con todas las medidas en función de los trabajadores que había alcanzado la revolución bolivariana, la progresividad de los beneficios y la intangibilidad de los derechos; acaba, incluso, con los beneficios sociales de la revolución y pone cuesta arriba el tema de los salarios”.

En una entrevista concedida a El Pitazo, Rangel habló de la necesidad de reinventar los contratos colectivos y los procesos de producción no solo en el sector petrolero, sino en todas las áreas, para contrarrestar los efectos de las sanciones que, a su juicio, “ya no son contra individualidades, contra actores políticos, sino contra todos los venezolanos”.


Las operaciones de Pdvsa las estamos haciendo en un 90 % con recursos propios ahora

Wills Rangel, presidente de la Central Socialista de Trabajadores

Visto por el sindicalista, los más recientes anuncios del gobierno de Donald Trump obligan a replantear todos los esfuerzos que, asegura, hacían dentro de la industria petrolera y a trabajar sin contratistas ni armadores extranjeros, lo que dificulta aún más los procesos en la petrolera venezolana.

“Estamos buscando, con esfuerzo propio, cómo aumentar los barriles de petróleo. Eso con esfuerzo propio, porque ya tenemos que rescatar nuestras embarcaciones, nuestros barcos y hacer sinergia y reingeniería, porque los armadores que nos suministran las embarcaciones y buques, al pasar el Canal de Panamá, van a estar bloqueados porque ninguna aseguradora los acepta”, explica Rangel para hacer visible el manejo de la producción y la comercialización petrolera en este momento.

Aunque datos de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) revelaron que, entre junio y julio, la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) descendió 4 %, es decir, 32.000 barriles diarios, Rangel ofrece números que van en consonancia con los referidos por los ministros de Maduro y dice que la producción nacional se ubica entre 1 millón 100 mil barriles y en un millón 135 mil. El dirigente asegura que la empresa petrolera aún no se ha recuperado de todo el impacto de la crisis eléctrica.


Nosotros ahorita no tenemos ningún problema con la gasolina. La situación con el gas es el tema de la distribución

Wills Rangel, presidente de la Central Socialista de Trabajadores

Según sus estimaciones, lo producido en Venezuela no compromete ninguno de los acuerdos con países como China o Cuba que “se están cumpliendo”, pero ejecutándose “con recursos propios”, según dijo. Esto haciendo referencia a la distribución de esa producción, pues no toda se traduce en ingresos para Pdvsa, sino que una parte se usa para pagar deudas internacionales, en convenios políticos y otra está destinada al consumo interno.

El sindicalista recordó que “todas las exportaciones que salen están pagándose en la moneda de yuan o euros”, y que estas operaciones también se manejan con los aliados de la administración de Nicolás Maduro.

Sobre la Faja del Orinoco, Rangel recordó que allí se hace un trabajo para mejorar la calidad del petróleo mediante un proceso de mezcla. Destacó que en este caso, al igual que en Amuay, se hace un esfuerzo para trabajar con el personal nacional capacitado, luego de que empresas extranjeras abandonaran las plantas. “Las operaciones de Pdvsa las estamos haciendo en un 90 % con recursos propios ahora”, acotó.

Foto: Andrés Rodríguez

Gasolina y gas

El líder de la Central Socialista de Trabajadores aseguró que el stock de gasolina está garantizado en el país, pese a las dificultades. Sin embargo, aclaró que el problema actual con este producto y con el gas tiene que ver con los procesos de distribución y de procesamiento que dependían de empresas subcontratadas o armadores que ya no trabajan con el Estado venezolano.

“Las sanciones nos afectan muchísimo. Recuerda que tenemos, por ejemplo, 500 millones de pies cúbico de RP (Relación Gas-Petróleo de producción) que tenemos que convertir en gas doméstico para pasar a tuberías y eso ahora tenemos que hacerlo con recursos propios, porque los contratistas no quieren seguir trabajando por este bloqueo”, añadió.

Rangel asegura que los aliados de Pdvsa han servido para mantener ese almacén de gasolina y que tienen capacidad de conservar ese recurso en el tiempo. “Hay un plan para mantener el stock, el pueblo debe estar tranquilo, porque en Pdvsa eso está garantizado; por supuesto, con mucha dificultad, hace falta mucha conciencia, mucho apoyo de la ciudadanía para no crear falsas expectativas”, indicó.


La empresa petrolera aún no se ha recuperado de todo el impacto de la crisis eléctrica


Recordó que los gobiernos locales están asumiendo la distribución de gas y creando programas para mantener ese el producto y evitar el tráfico, sobre todo, en el caso de la gasolina.

“Nosotros ahorita no tenemos ningún problema con la gasolina. La situación con el gas es el tema de la distribución. Hay que ir a Puerto La Cruz entonces, para los estados lejos de las costas el tiempo de reposición tarda más, porque un viaje en gandola son tres y cuatro días, además del tiempo de llenado… Esas son cosas de logística que debemos reinventarnos”, indicó.

El sindicalista petrolero se refirió a la posibilidad de revisar el precio del combustible en la coyuntura actual y ratificó que se trata de una decisión del Ejecutivo. “Evidentemente, si el pueblo no entiende por sí solo la necesidad de autoajustarse, de hacer un consumo consciente, de no revender, no despilfarrar, entonces el Estado tendrá que tomar medidas de tipo económicas que nos protejan las inversiones en las refinerías y el tema de la compra de los aditivos para ese combustible que ya saben cómo se está cobrando eso”, aclaró.

Foto: Andrés Rodríguez

DÉJANOS TU COMENTARIO