El libro Doctor, doctor. 100 relatos doctorales antes de dormir, en su primera semana de lanzamiento, fue catalogado como Best Seller por la plataforma Amazon. Es una sátira psiquiátrica que enfrenta a un paciente desinhibido y a un doctor escéptico

Por: Keren Torres Bravo

Doctor, doctor, 100 relatos doctorales antes de dormir es el nombre del libro que publicó el venezolano Samuel Scarpato a través de la plataforma Amazon, el cual contiene historias que empezó a escribir antes de emigrar a Italia, como una forma de catarsis, debido al estrés que vivió como profesional entre los años 2015 y 2018.

En la primera semana de lanzamiento, el libro fue un éxito de ventas en la plataforma Amazon | Cortesía

El libro, en su lanzamiento en el mes de febrero de 2021, tuvo una cantidad alta de ventas en un momento determinado, lo que hizo que Amazon lo pusiera en su ranking de Best Seller y promocionara el texto en español, el cual ahora puede conseguirse tanto en digital como en formato impreso.

“El contenido del libro es bastante real, en cuanto a tips de vida que yo le doy a personas que han estado cerca de procesos de lo que uno llamaría locura. A mí me ayudó, pero al mismo tiempo jamás me imaginé que iba a gustar tanto”, agradece Scarpato.

Pero ¿quién es Samuel Scarpato? Por el título del libro, los lectores podrían pensar que es un psicólogo o psiquiatra, pero no. Aunque su primera carrera es la licenciatura en Administración, Scarpato ha trabajado más en la parte de investigación y planificación; además, se desempeñó como docente en la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado (Ucla), del estado Lara.

Nació en Caracas, pero su vida profesional y personal la desarrolló en Barquisimeto, por eso contó a El Pitazo, a través de una llamada vía WhatsApp hasta Italia, que se considera “guaro”, como se les conoce a los nacidos en el estado Lara.

“Cuando hice el doctorado en la Universidad Simón Bolívar debía viajar de Barquisimeto a Caracas constantemente. Daba clases en la Ucla, pero el ingreso no llegaba a 10 dólares al mes. Hacía 10 mil cosas por fuera: asesor de empresas, corrector de investigaciones, de textos, tesis, escribía artículos científicos, daba cursos, asesorías científicas…”, rememora Scarpato.

Fue una época donde vivía bajo una fuerte presión, por esta razón, como el propio investigador contó, empezó a escribir para drenar. “Para que mi mente no estallara”.

Así fue como creó dos personajes: un paciente y un psiquiatra.

Librepensador

Samuel Scarpato explica que el personaje del psiquiatra es de un hombre bastante escéptico, quien trata de llevar a su paciente por el carril del convencionalismo, pero al final se impone en el camino del librepensamiento.

“La humanidad cambió desde el punto de vista político, religioso, creencias. La mayoría de los problemas tienen raíces en la intolerancia. Debemos ser capaces de entender que somos seres con pensamientos distintos, pero que podemos compartir espacios de vida que son comunes”, opina.

En este sentido, plantea que el libro Doctor, doctor, 100 relatos doctorales antes de dormir tiene claves cabalísticas, codificadas sobre un nuevo estilo de humanidad más sustentable y tolerante a las creencias «raras», a la legítima forma de pensar del otro.

“Por ejemplo, en los relatos pueden leer sobre la forma como el paciente comprende a Dios o a los extraterrestres, o como concibe a los partidos políticos. El paciente acude 100 veces a la consulta psiquiátrica y plantea cosas que para él son curiosas o necesarias para el cambio humano que se está asomando”, refiere Scarpato.

Valorar más a los padres inmigrantes

Debido a la crisis venezolana, Samuel Scarpato decidió migrar a Italia en 2017, país donde nacieron sus padres.

“Mis padres vivieron el proceso migratorio de Italia a Venezuela y yo no había valorado ese esfuerzo hasta que lo viví. Siempre habrá un choque, nuevos círculos sociales, la adaptación de la familia, los niños”, piensa Scarpato, quien ya tiene un texto adelantado sobre este tema.

Mencionó que cuando emigró a Italia con su esposa y dos hijos, creía que su situación económica iba a cambiar de inmediato, pero no fue así, más bien, empeoró.

“Te enfrentas a un vacío, donde no te puedes cobijar en tus ratos libres en casa de tus padres, de tus abuelos. No tienes a quién pedir auxilio para comer o dormir. Te enfrentas a una realidad más cruel y ruda, en mi caso, a pesar de tener la ciudadanía italiana”, recuerda el investigador.

Al inicio, tuvo que trabajar como ayudante en reparaciones de apartamentos, mesero, ayudante de cocinero, barman, barista, cocinero.


El contenido del libro es bastante real, en cuanto a tips de vida que yo le doy a personas que han estado cerca de procesos de lo que uno llamaría locura. A mi me ayudó, pero al mismo tiempo jamás me imaginé que iba a gustar tanto

Samuel Scarpato

“El migrante tiene doble presión: enviar remesas, algunas ayudas extras y ocultar lo que estás viviendo a tu familia en Venezuela, para que no se angustien”, apunta.

Por esa razón y antes de caer en depresión, dijo ¡ya basta! y renunció a su trabajo.

Emprendimientos empresariales y procesos editoriales que iban bien encaminados, en donde iba a trabajar como asesor y corrector, se paralizaron por la pandemia.

“Es como cuando uno se lanza en parapente, agarra una corriente de aire y parece que estás cayendo, pero logras impulsarte para mantenerte a flote y subir. Así me pasó. Le comenté a un amigo de los relatos que había escrito a escondidas, porque nadie sabía, y me dijo que los publicara. Yo quería que fuesen 100 y terminé de hacer los que me faltaban”, ejemplifica Scarpato.

A los dos personajes añadió algo más: una moraleja o pensamiento en cada diálogo entre el paciente y su psiquiatra. Los dibujos del libro los hizo una ilustradora que conoció en Italia y ¡listo!

Dos libros en camino

Ahora, con su primer libro publicado, espera poder hacer lo mismo con otros dos que tiene en proceso de producción, el que habla sobre la migración y el primero que empezó a hacer y está más adelantado, relacionado con la gerencia pública para garantizar la seguridad alimentaria.

“No estudié agronomía, pero toda la vida he trabajado con este tema. De hecho, mi tesis doctoral en Ciencias Políticas, mención Políticas Públicas, se refirió a modelos de desarrollo agroalimentario desde la perspectiva de la planificación”, aclara Scarpato.

Por 30 años ha trabajado en la investigación científica y generación de contenidos en el área de desarrollo sustentable, ha convivido con las comunidades indígenas y fue uno de los creadores de las asignaturas ambientales dentro de la carrera de economía y administración.


En los relatos pueden leer sobre la forma como el paciente comprende a Dios, a los extraterrestres o como concibe a los partidos políticos. El paciente plantea cosas que para él son curiosas o necesarias para el cambio humano que se está asomando

Samuel Scarpato

“He dado muchas conferencias dentro y fuera de Venezuela sobre este tema, he publicado documentos, investigaciones… Esa es mi verdadera pasión de vida”, asevera Scarpato, quien habla sobre los graves problemas de acceso a los alimentos que hay en cualquier parte del mundo.

Sobre su primer libro publicado y en vista de la dificultad de muchos venezolanos para adquirirlo a través de Amazon, Scarpato adelantó que se encuentra en conversaciones con librerías en Barquisimeto y Caracas para que puedan distribuir su libro en las próximas semanas.

Como reflexión final, Scarpato asegura que para salir de cualquier crisis es necesaria la cooperación entre contrarios y entre iguales; la única opción para avanzar. Para las universidades venezolanas desea más autonomía y más libertad para desarrollar la investigación, así como apoyo para apalancar su autogestión.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Superaliado/aAyúdanos a sostener la mayor red de corresponsales de Venezuela.