Para el presidente de la Cámara Nacional de Comercio de Autopartes (Canidra), los desperfectos que sufren los vehículos están asociados a tres factores: el octanaje de la gasolina, falta de mantenimiento preventivo de los automóviles y de los tanques de las estaciones de servicio

Entrevista: César Batiz | Redacción: Kemberlyn Talero

Falta de mantenimiento preventivo a las estaciones de servicio y a los vehículos por parte de los usuarios, así como la calidad del combustible que se despacha actualmente en el país son los tres elementos que pueden afectar al parque automotor nacional, advirtió el presidente de la Cámara Nacional de Comercio de Autopartes (Canidra), Roger Flores.

“No nos consta que las estaciones de servicio estén haciendo los mantenimientos preventivos correctamente. Si realmente estamos pagando gasolina en divisas también vamos a revisar que estén cumpliendo las normativas para el mantenimiento correctivo”, dijo al ser entrevistado por el director de El Pitazo, César Batiz.

Advirtió que si los sedimentos se concentran en el tanque de la estación de servicio también se acumularán en el tanque del vehículo y afectará el sistema de inyección, al generar problemas en la electrobomba y obstrucciones que al intentar acelerar el carro cuando presente fallas se derramará gasolina y dañará el vehículo. 

“Si existe”, dijo al ser consultado sobre la posibilidad de que la gasolina que se despacha actualmente en las estaciones de servicio del país genere un daño en los vehículos, aunque aseveró que Canidra no es el órgano acreditado para decirlo sino los laboratorios, por lo que invitó al Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (Ivic) a realizar el estudio pertinente.

Considera que los problemas que se presentan actualmente con los vehículos son consecuencia de otras fases de mantenimiento al vehículo que se han dejado de cumplir. “Si yo estoy comprando un repuesto de mala calidad y vamos a presumir que la gasolina que está llegando al país es de octanaje menor al que está preparado el motor, los pistones comienzan a fallar, no van a funcionar simultáneamente y eso produce fricción entre ellos”, explicó. 

Roger Flores aconseja colocar a los vehículos aditivos correctos y no dejarse guiar por la información que consigan en internet o por terceros en lugar de consultar con el centro de servicio especializado porque se puede generar un daño al carro.

Adicional al mantenimiento que requieren las estaciones de servicio, resaltó la importancia de realizar revisiones periódicas y preventivas a los vehículos. Alertó que cambiar el sistema de gasolina a sistema diésel en servicios técnicos no autorizados generará consecuencias y tanto el parque automotor como la cámara no están preparados para responder con el suministro de repuestos que el vehículo necesite para hacer frente a estos daños. 

Con respecto al uso de gas en vehículos, incluso a través de bombonas de gas doméstico, aseveró que ese cambio no es viable cuando no se realiza con las certificaciones adecuadas. “Todo lo que improvisemos va a tener consecuencias a largo plazo y es la seguridad de las personas que estén en el vehículo”, reiteró.

Colocar gasoil o aceite en el tanque de gasolina, práctica a la que también se ha recurrido recientemente, provocará fallas porque los vehículos no están preparados para esos componentes.

“Por medio de nuestras marcas hay asesoramiento directo al consumidor final, las marcas de tradición, y eso no lo van a conseguir a los que traen repuestos por contrabando”, insistió y resaltó que las consecuencias de no realizar el mantenimiento preventivo son gastos de entre los 1.500 y 2.500 dólares.

Con relación a los precios, señaló que el reemplazo de un electrobomba en el mercado tradicional puede tener un valor de entre los 25, 55 y 75 dólares más la mano de obra, mientras que un juego de pistones varía de  acuerdo con el vehículo y la cilindrada.

¿Hay algunos vehículos más sensibles que otros?

–Por cilindrada las consecuencias son mayores, porque uno de 8, 12 o 6 cilindros cuando en una subida el carro no tiene fuerza y se intenta acelerar en lugar de usar el sistema de cambios y llevarlo paulatinamente a subir poco a poco y no de forma acelerada se puede cuidar, sino las consecuencias son mayores porque el sistema de inyección necesita más gasolina.

¿Podría quedar un vehículo inutilizable por esta combinación de factores?

–Pudiese. Los repuestos existen y la mano de obra calificada también pero ¿lo podemos pagar? Yo considero que no podemos.

¿Era tan elevada la calidad de la gasolina de Venezuela? ¿Los vehículos que tenemos en Venezuela estaban preparados para este o para otro tipo de gasolina?

–La gasolina que se producía en Venezuela era de excelentes condiciones y pasada todas las pruebas de ensambladoras internacionales. Existían aditivos que se vendían en Venezuela por Pdvsa para exportación y hoy en día no se está haciendo y estamos sufriendo consecuencias. Los vehículos que se ensamblen para Venezuela son los mismos que para cualquier otro país, (lo importante es) qué le estamos colocando y el hecho de que tengamos un parque automotor envejecido. La gasolina es solo un atenuante más. Si tenemos una bujía que no es recomendada por la ensambladora no me va a encender el vehículo, la gasolina es una consecuencia más de malas prácticas y mala información. 

Como recomendaciones finales, Roger Flores pide no entrar en pánico; revisar el sistema de inyección, el estado del vehículo y los mantenimientos preventivos que se le han realizado así como buscar el manual del vehículo; evitar viajes largos, porque no se garantiza el combustible en el trayecto; tratar de repostar en la estación en la que se acostumbra; cuidarse, y no exponerse por horas en las estaciones de servicio; y utilizar el vehículo con mayor prudencia, lo que implica usar tantos vehículos en una misma familia, en caso de que se dispongan, para no correr riesgos con todos los carros de una casa.

El aporte de la Cámara

Con más de 50 años en el país, Canidra agrupa a los importadores y marcas que han existido en el mundo y su objetivo es cubrir lo que el mercado nacional no puede. Agrupan a 146 agremiados, entre ellos representantes de marcas de tradición en Venezuela.

Entre sus prioridades está apoyar directamente al consumidor en las necesidades de sus vehículos, y para ello, por medio de los agremiados, dictan charlas para que los dueños de vehículos conozcan el origen de un producto con los estándares de calidad adecuados para su mantenimiento, y en ese sentido, Flores pide a estas empresas acompañar al país con charlas técnicas y orientar a los consumidores y a los talleres con el fin de que el consumidor final obtenga más información.

Para participar como oyentes de las charlas de estas marcas, los interesados se pueden comunicar a través de sus redes sociales por la cuenta @canidravzla o por los teléfonos 0212-2658787 y 04141242304 para WhatsApp.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.