El comunicador y profesor zuliano compara con nostalgia el desarrollo de países de Medio Oriente como Qatar y Emiratos Árabes Unidos, donde recientemente asumió el decanato de la Facultad de Comunicación Social de la Universidad de Sharjah, con el retroceso que atraviesa Venezuela desde la llegada de la administración chavista al poder. “El sentimiento es de pérdida por lo que el país pudo ser”, manifestó

Entrevista: César Batiz | Redacción: Kemberlyn Talero

Más de 30 años de experiencia en la comunicación y su paso como académico por ocho universidades en Reino Unido y Medio Oriente llevaron al zuliano Jairo Lugo-Ocando a convertirse en el primer decano no árabe de la Facultad de Comunicación Social de la Universidad de Sharjah, en Emiratos Árabes Unidos. Desde suelo árabe destaca la labor que llevan a cabo los medios nativos digitales en Venezuela, entre ellos El Pitazo.

“A pesar de las fallas que hay en los medios tradicionales que están muy neutralizados por el gobierno, lo que hacen los nativos digitales es heroico; ustedes son mis héroes. No puedo hablarle mejor a mis estudiantes de lo que ustedes hacen”, dijo en entrevista con el director de El Pitazo, César Batiz, al comparar la labor periodística actual con la de 1958 a 1998, tiempos en los que si bien afirma que el sistema era imperfecto, había libertad.


Han sido 22 años de retroceso, atraso y primitivismo

Jairo Lugo-Ocando, decano de la Facultad de Comunicación Social de la Universidad de Sharjah, en Emiratos Árabes Unidos

Pionero en la generación de contenidos digitales, con la creación del medio Diario del Lago entre los años 1994 y 1996, junto a Merlin Losada y Gustavo Valdivieso, describe esa etapa como positiva, interesante y bonita, ya que lograron hitos como 56.000 visitantes únicos al día, un número significativo para la época, según relató. “Fuimos el primer periódico electrónico de la región andina y eso está registrado”, dijo, pero también recordó que experimentaron los primeros casos de censura por parte del entonces presidente Rafael Caldera.

Un ejercicio con menor dependencia del elemento comercial y periodistas con más autonomía eran parte de la visión que tuvieron estos tres comunicadores hace 28 años, para quienes resultó viable crear un medio digital, pues las limitaciones presupuestarias les impedían fundar un periódico impreso. No obstante, reconoce que fue un proyecto prematuro para el momento, que al cabo de tres años dejó de ser sustentable, pero que sentó las bases de lo que son actualmente los medios digitales. “De haber salido tres o cuatro años después, hubiéramos tenido más sustentabilidad, porque en ese momento muchos anunciantes no entendían el tema del Internet”, contó.

Una carrera de éxito en el exterior llena de nostalgia por Venezuela

Irse del país era una idea poco frecuente en los venezolanos para 1998. Sin embargo, la cobertura de las elecciones presidenciales de ese año y, especialmente, la respuesta del fallecido Hugo Chávez, entonces candidato electoral, a una pregunta sobre la economía del estado Zulia, fue el primer impulso para que este venezolano tomara la decisión de buscar nuevos horizontes fuera de nuestras fronteras. “Esto va a terminar mal”, fueron las palabras con las que anticipó la crisis que atravesaría el país casi 24 años después.

Al tiempo Lugo-Ocando fue seleccionado para realizar una maestría en la Universidad de Lancaster, en Reino Unido, y más adelante consiguió una beca para realizar un doctorado en la Universidad de Sussex, tras el que inició su carrera como académico en las universidades de Greenwich, Liverpool Jhon Moores, Stirling, Sheffield y Leeds, todas en Reino Unido.


No puedo hablarle mejor a mis estudiantes de lo que ustedes hacen

Jairo Lugo-Ocando, decano de la Facultad de Comunicación Social de la Universidad de Sharjah, en Emiratos Árabes Unidos

Su trayectoria en Gran Bretaña lo hizo merecedor del cargo de director de Postgrado de la Universidad de Northwestern en Qatar durante cuatro años, tiempo en el que desarrolló el Departamento de Postgrado y otros programas como el de educación ejecutiva y un periódico de ciencias escrito por niños. Luego fue contactado para optar al cargo de decano en la Universidad de Sharjah, en Emiratos Árabes Unidos, donde tiene como objetivo implementar cambios con el fin de formar periodistas que permitan mayor transparencia en la sociedad.

“Nosotros dejamos al país, pero el país nunca nos deja a nosotros”, es la reflexión que le dejan a este comunicador casi tres décadas en el exterior de las que no se arrepiente. Destaca la nostalgia que le generan las historias de los migrantes venezolanos que contrastan con las vivencias en Qatar y Emiratos Árabes Unidos, países a los que, considera, se pudo parecer Venezuela si hubiera tenido una mejor dirigencia política y administración de recursos. “En estas tres décadas el sentimiento es de pérdida por el país que pudo ser”, manifestó.

De su último viaje a Venezuela, en 2017, recuerda que le tocó salir por tierra, travesía que le permitió contrastar el retroceso del país con el avance de Colombia. “Hace 30 años, el desarrollo estaba del lado de Venezuela. Paraguachón era una gran ciudad comparada con Maicao o Riohacha; hoy es al revés. Han sido 22 años de retroceso, atraso y primitivismo, y en Colombia han sido de cambio, progreso y mejora”, apuntó.


Nosotros dejamos al país, pero el país nunca nos deja a nosotros

Jairo Lugo-Ocando, decano de la Facultad de Comunicación Social de la Universidad de Sharjah, en Emiratos Árabes Unidos

Su lucha por la democracia en el país estuvo presente desde las salas de redacción donde denunció casos de corrupción de los gobiernos adecos y copeyanos, pero emigró con el sentimiento de que el país cambió y no para bien. “Me consta que hubo medios que trataron de prevenir a la gente, nosotros en La Verdad tratamos de ser muy ecuánimes y presentar los peligros del chavismo, pero hubo gente en otros medios que se vendió”, señaló y considera que en ese momento “hubo complicidad de un sector político importante que después se arrepintió”.

Sobre su vivencia en Medio Oriente, señala que contrario a lo que se pueda pensar, las sociedades de Qatar y Emiratos Árabes Unidos son muy modernas, con seguridad, sistema de salud gratuito y funcional, buena infraestructura y pluralidad de medios.

Coerción y desgaste, la estrategia comunicacional del chavismo

En relación con el discurso comunicacional del chavismo, aseguró que se trata de una hegemonía impuesta por coerción, con actos como la intervención de medios. Señala que no han logrado convencer a la población, lo cual, según dijo, queda demostrado en la cantidad de jóvenes que emigran del país. Además, menciona la vía del desgaste reflejada, por ejemplo, en la falta de papel de los medios de comunicación, y en la asfixia económica con el ataque a los anunciantes.

“El gobierno de Maduro se mantiene por el sector militar, sin él ese gobierno habría caído hace rato”, aseveró.

Contrarrestar esta situación pasa por mantener en la misma línea la política y la comunicación, señala, al tiempo que recomienda a los periodistas continuar con el reporte de las irregularidades, fieles a los principios de realidad y transparencia. No pide a las personas salir a la calle, pero sí movilizaciones en otros niveles, con presión internacional y unidad. “Todos los movimientos que han derrocado gobiernos dictatoriales se han logrado porque los que están en oposición muestran unidad”, reiteró.


En estas tres décadas el sentimiento es de pérdida por lo que el país pudo ser

Jairo Lugo-Ocando, decano de la Facultad de Comunicación Social de la Universidad de Sharjah, en Emiratos Árabes Unidos

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.