Aníbal Martino es un pintor contemporáneo autodidacta. Nacido en el llano de Apure, ha logrado desde 2016 exponer sus obras en Europa, Estados Unidos y Latinoamérica. Su función como embajador es postular a otros artistas venezolanos de alto nivel a la academia

Por: María Eugenia Díaz

Aníbal Martino es un artista plástico del que todos en los Llanos venezolanos están orgullosos. Y no es para menos: desde mayo de 2016 es embajador de Venezuela ante la Mondial Art Academia (MAA, por sus siglas en francés), con sede en París, una institución privada dirigida por Pierrich Her.

Para esta distinción le han valido, aparte de su talento y disciplina, el premio que la misma institución le otorgó en el concurso Prix International des Galleries. Mediante este, obtuvo la mención especial Premier Choice d’une Galerie (Primera opción de una galería). Ya un año antes, el 28 de noviembre de 2015, la MAA lo había distinguido con la nominación de caballero académico.

Martino llegó a la MAA de Francia por mérito propio. Por permanecer en ella debe cancelar la membresía correspondiente, unos 64 euros al año, que no le significan mucho, dice. “Esto es un negocio como cualquier otro y hay que hacer inversiones”, justifica.

Su función como embajador es postular a otros artistas venezolanos en la academia. La tarea no ha sido fácil. Confiesa que la barrera más grande es el descuido de nuestros artistas. “La mayoría no están organizados. No llevan un archivo bien estructurado de sus obras, no tienen currículum al día y muchos ni lo tienen elaborado; no son constantes en su trabajo, aunque sí muy talentosos. Otros alegan no poder pagar la membresía”.


MARTINO ES UN PINTOR AUTODIDACTA, NATIVO DE SAN RAFAEL ATAMAICA, EN EL MUNICIPIO SAN FERNANDO DEL ESTADO APURE


Después del ingreso de Martino a la MAA solo han entrado dos artistas venezolanos, pero los dos viven en el exterior y no aparecen representando a Venezuela: Emilia Cantor, por Costa Rica, y Carlos Bruscianelli, por Estados Unidos.

El artista apureño suma cada vez más logros gracias al apoyo de la MAA. En 2016, a mediados de julio, Martino participó en la exposición Iberoamerican painting, en Jadite Galleries, de New York. Asimismo, en dos oportunidades, entre 2016 y 2017, presentó sus obras en la muestra colombo-venezolana Pinceladas de Libertad, en Medellín, Colombia.

Tres de sus obras se exhibieron durante 2017 en la galería Kandinsky de San José de Costa Rica. En noviembre de ese mismo año participó en una exposición de la Mondial Art Academia Francia en Colombia, de Medellín. En abril de 2018 volvió a colgar sus pinturas en Colombia, esta vez en la Casa de la Cultura La Barquereña, en Sabaneta, Antioquia.

La participación artística internacional más reciente de Martino tuvo lugar en París, en la exposición La Formule Dárt, entre el 15 y el 30 de septiembre de 2020. Esta fue organizada por la galería Arte al Paso, un espacio único cuyo fin es rescatar el patrimonio artístico y cultural de París, Madrid, Latinoamérica y Nueva York. Martino valora que Adriana Silva, curadora de arte y dueña de la galería, sea pionera en llevar el arte latinoamericano y español a París. “Participé con mi obra La pequeña Venecia, que representa el origen del nombre de Venezuela”, declara.

Artista autodidacta

Martino es un pintor autodidacta, nativo de San Rafael Atamaica, en el municipio San Fernando del estado Apure. Nació el 23 de octubre de 1957. Al cumplir los ocho años dejó el Llano; sus padres lo mandaron a estudiar a Caracas, donde concluyó sus estudios de primaria y secundaria. Desde esa época se perfilaba como un artista con dotes especiales. No logró matricularse en ninguna escuela de dibujo y pintura, lo que constituía su pasión. Graduado de bachiller, se fue a San Cristóbal y obtuvo el título de Ingeniero en Producción Animal por la Universidad del Táchira (Unet). En esta ciudad andina residió durante 16 años. Se casó y tuvo cuatro hijos: Rafael, Alejandro, Giuliana y Guillermo.

En 1998, Martino retorna a su Llano. Llega a San Fernando y comienza a plasmar en sus lienzos los paisajes apureños, así como las costumbres y la manera de vivir del llanero. “Algo que comenzó como una simple distracción fue tomando cuerpo en mi vida, hasta el punto de convertirse en mi medio de vida”, relata en entrevista concedida a El Pitazo.

Se había reencontrado con su verdadera pasión, la misma que lo acompañará, según afirma, por el resto de su vida. Más maduro en el oficio, Martino percibe el ambiente con la fina observación de los detalles. “En mis pinturas las formas naturales adquieren un valor expresivo tridimensional, con una gran sensación de realismo”.

El realismo de la obra de Martino ha sido expuesto en más de 40 exposiciones colectivas en diferentes regiones del país, obteniendo 5 premios. Ha exhibido sus obras en 6 exposiciones individuales, 5en San Fernando de Apure y 1 en el Ateneo de El Hatillo, en Caracas. Su desempeño también se midió en la edición número uno de la Mega Exposición del Siglo XXI del Museo de Bellas Artes de Caracas.


En mis pinturas, las formas naturales adquieren un valor expresivo tridimensional, con una gran sensación de realismo

Aníbal Martino, pintor contemporáneo autodidacta

Sus lienzos forman parte de la colección de instituciones públicas y privadas nacionales e internacionales: Ateneo de El Hatillo, en Caracas, gobernaciones de los estados Mérida y Apure, las alcaldías de San Fernando y Biruaca, y el Hospital San Vicente de Paul, de Medellín, Colombia. Otros trabajos forman parte de colecciones privadas en Perú, Argentina, Colombia, Costa Rica, Irlanda, España y Estados Unidos.

Sus obras ilustran la portada de libros y folletos de escritores y poetas venezolanos, así como de revistas de carácter científico.

Martino alterna su trabajo pictórico con el literario: escribe cuentos y poemas, algunos de estos últimos publicados en blogs en diferentes redes sociales. Asimismo, dicta clases ad honorem de matemáticas, física y química a estudiantes de bachillerato que se le tributan admiración y afecto.

Posee una colección de piezas indígenas precolombinas, fruto del trabajo de más de 30 años de excavación y recolección en los predios apureños propiedad de sus padres. Una parte de ellas se exhibe en el Museo de la Cultura Antonio José Torrealba Ostos, de San Fernando de Apure.


EN 1998, MARTINO RETORNA A SU LLANO. LLEGA A SAN FERNANDO Y COMIENZA A PLASMAR EN SUS LIENZOS LOS PAISAJES APUREÑOS, ASÍ COMO LAS COSTUMBRES Y LA MANERA DE VIVIR DEL LLANERO


Homenaje a Oscar Pérez

Martino cuenta que ideó una obra por encargo en honor al exfuncionario del Cicpc Oscar Pérez, quien fue asesinado en 2018 en El Junquito, Caracas, tras desafiar al gobierno de Nicolás Maduro.

La solicitud fue hecha al artista por Yosnaira Barreto, una amiga de la mamá de Oscar Pérez y conocida activista de los derechos de los venezolanos. Barreto reside en Roma y les pidió a artistas de varios países una donación para Aminta Pérez, quien padece de cáncer y necesitaba costear un tratamiento costoso.

Los cuadros iban a ser subastados en Nueva York el año pasado. Martino creó la pintura entre enero y febrero de 2020, pero luego comenzó la pandemia y ello impidió el envío del cuadro. “Conservo el cuadro; muchos lo quieren comprar. No lo vendo porque es un compromiso adquirido y yo soy un hombre de palabra», manifiesta.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Superaliado/aAyúdanos a sostener la mayor red de corresponsales de Venezuela.