La vocera del Foro Cívico Nacional y coordinadora del Movimiento Ciudadano Dale Letra, Mariela Ramírez, cuestionó que la relatora de las Naciones Unidas, Alena Douhan, no se haya referido a las causas de las sanciones al término de su visita en Venezuela. Por otra parte, aseguró que junto a la Cancillería de la República trabajan en una instancia de coordinación cooperativa humanitaria que permita ejercer la labor sin obstáculos

HAZ CLIC AQUÍ PARA VER EL VIDEO

Para el Foro Cívico Nacional es inaceptable que la relatora especial sobre la repercusión negativa de las medidas coercitivas unilaterales en el disfrute de los derechos humanos, Alena Douhan, haya omitido las afectaciones del venezolano por las “violaciones masivas a los derechos humanos”, así como el desmantelamiento de las instituciones del Estado, durante las declaraciones que ofreció a la prensa, la tarde del 12 de febrero, en la ciudad de Caracas.

Así lo aseguró Mariela Ramírez, una de las voceras del Foro Cívico Nacional, una iniciativa que nació en 2017 con el objetivo de articular a distintos actores sociales para construir una solución pacífica a la crisis política venezolana.

En entrevista con El Pitazo, a través de Facebook Live, Ramírez rechazó que Douhan se refiriera a las consecuencias de las sanciones y no a las causas. Destacó que es el Estado, que representa Nicolás Maduro, el que tiene “la llave” para levantar las sanciones si deja de violar los Derechos Humanos.

Por otra parte, comentó los avances del Foro Cívico Nacional y las propuestas que han presentado tanto al gobierno como a la oposición.

–¿Cómo nació esta iniciativa del Foro Cívico Nacional?

–Esta iniciativa es un esfuerzo colectivo que tenemos desde hace casi cuatro años con una serie de actores sociales del país que hemos convocado a esta dinámica de diálogo social. Se trata de un diálogo abierto e inclusivo para renovar los vínculos y los canales de comunicación entre todos los sectores.

El Foro Cívico Nacional es un mecanismo para la articulación y la acción de una pluralidad de actores sociales que aspiramos a contribuir con nuestra acción cívica en la edificación de una solución a la crisis venezolana.

Tenemos un indeclinable compromiso por una solución pacífica y democrática. Somos ciudadanos que hemos asumido nuestra función sociopolítica y estamos haciendo política, porque estamos habilitados por nuestros derechos políticos y civiles para participar en los asuntos públicos.


Desde nuestro punto de vista es imposible la reinstitucionalización del país sin un acuerdo político que nos devuelva a los venezolanos el derecho a elegir y a ser electos y eso requiere que haya un Consejo Nacional Electoral confiable para todos los venezolanos

Mariela Ramírez, vocera del Foro Cívico Nacional

Hemos hecho críticas reflexivas y propuestas tanto a quienes hoy detentan el poder, que tienen las mayores responsabilidades por el estado en el que se encuentra el país, como a los que se oponen a la gestión.

Dejamos claro que no tenemos aspiración política. Quienes nos reunimos estamos conscientes de que el conflicto venezolano tiene un origen político y que en los principales acuerdos a los que se debe llegar los políticos son los protagonistas.

–¿Qué personalidades y organizaciones conforman este Foro Cívico Nacional?

–Son diversos sectores sociales, entre ellos están las academias nacionales, universidades, gremios, sindicatos, movimientos estudiantiles, la iglesia, los empresarios, organizaciones vecinales y comunitarias, organizaciones defensoras de derechos humanos.

–¿Cuáles son los objetivos más próximos que tiene el Foro Cívico Nacional?

–Nuestro primer objetivo es lograr una solución pacífica en el conflicto venezolano. Nosotros creemos que podemos coadyuvar a tener las condiciones necesarias para que una negociación sea posible. Por supuesto que sabemos que esto es un gran desafío que pasa por educar a la población sobre la necesidad de los acuerdos, sobre entender que podemos conseguir soluciones a través de acuerdos y no decir que el diálogo es un proceso estéril. Estamos tratando de resignificar la palabra diálogo, la palabra entendimiento y la palabra acuerdo.

Otro de los objetivos del Foro Cívico Nacional es sensibilizar a los actores políticos de lado y lado para que redireccionen sus acciones para llegar a un acuerdo que saque a Venezuela del estancamiento político y del conflicto.

A partir de ahí nos planteamos una estrategia conjunta de todos estos sectores sociales para construir acuerdos tempranos de bajo costo, en temas que deben ser atendidos con urgencia. Creemos que se pueden lograr una serie de acuerdos en el área humanitaria, un acuerdo para la implementación exitosa de un plan de vacunación, un acuerdo por el reclamo del Esequibo.

–En este momento, el gobierno lleva adelante un nuevo proceso de diálogo en el que ya han participado algunos sectores e instituciones como Fedecámaras. ¿Ustedes han apoyado este proceso o han servido de mediadores?

–Desde hace varios años tenemos conversaciones con ambos actores políticos. Por ejemplo, desde agosto de 2020 estamos adelantando una negociación con la Cancillería de la República para la creación de una instancia de cooperación humanitaria que facilite la acción humanitaria, que haya una interlocución directa entre los actores humanitarios nacionales y el Estado venezolano para la consecución de condiciones para ejercer la labor. Esto quiere decir: tener salvoconducto, combustible, transporte a zonas remotas, atención a la población más vulnerable, excepciones fiscales en términos humanitarios, facilitación en registros y notarías. Todo esto ha sido un gran obstáculo por el socavamiento del espacio democrático en Venezuela.

Esperamos que en los próximos días se pueda dar al país este anuncio de la creación de esta coordinación cooperativa humanitaria.

–¿Ustedes ven elementos que les indiquen que esta iniciativa va a dar frutos, tomando en cuenta que otros diálogos no han dado resultados?

–Nosotros sabemos que no hay soluciones mágicas para la crisis venezolana. Desde hace años se viene socavando el Estado de derecho, es un proceso continuado que llevará un buen tiempo revertir. Ahora, creemos que los anteriores procesos de diálogos no han tenido una participación de los actores sociales, tampoco ha habido una presión constructiva para obligar a los actores a permanecer en la mesa.

Nosotros creemos que la negociación no es el mejor camino, es el único camino antes de un desastre, como decía Pedro Nikken. Todo el esfuerzo que se haga en ese sentido vale la pena, una y otra vez.

No hay certeza de ninguno de estos procesos, pero ese es nuestro deber ético y ciudadano. Está documentado en la literatura de construcción de paz que estos procesos están llenos de incertidumbres y que hay que asumirlas como parte del camino y trabajar con el mismo compromiso.


Desde agosto de 2020 estamos adelantando una negociación con la Cancillería de la República para la creación de una instancia de cooperación humanitaria que facilite la acción humanitaria

Mariela Ramírez, vocera del Foro Cívico Nacional

–¿Cómo empezar la reinstitucionalización del país?

–Tiene que haber un acuerdo político. Desde nuestro punto de vista es imposible la reinstitucionalización del país sin un acuerdo político que nos devuelva a los venezolanos el derecho a elegir y a ser electos y eso requiere que haya un Consejo Nacional Electoral confiable para todos los venezolanos, que se permita la observación internacional, que haya pluralidad en la participación política, que devuelvan los partidos políticos a sus autoridades legítimas y que paren las inhabilitaciones políticas.

El pasado 6 de diciembre, el pueblo venezolano mandó un mensaje contundente a la clase política con una abstención soberana del casi 80 % que no cree en el sistema electoral venezolano. Y si nosotros no conseguimos que nuestros derechos sean restituidos, el país seguirá inmerso en esta crisis sin acceso a los recursos que son indispensables para resolver la emergencia humanitaria compleja.

–¿Qué responden los funcionarios cuando ustedes enumeran lo que se requiere para reinstitucionalizar el país?

–Nosotros llevamos una conversación con la Cancillería sobre la instancia de cooperativa humanitaria. Ahorita no tenemos ningún otro canal de negociación con el grupo que detenta el poder en Venezuela. Sí hemos tenido diversas reuniones con ambos sectores durante estos últimos cuatro años exigiendo al Estado la restitución de nuestros derechos civiles y políticos, y a los grupos que se le oponen a que nos acompañen en la lucha por la garantía de esos derechos.

En ambos sectores hay actores que valoran positivamente la posibilidad de avanzar en acuerdos y también hay otros actores que no ven la posibilidad. Allí es que nos enfocamos, para sensibilizarlos.

–La tarde de este 12 de febrero, la relatora especial de las Naciones Unidas, Alena Douhan, ofreció sus impresiones sobre el efecto de las sanciones económicas y financieras impuestas, principalmente, por Estados Unidos. ¿Cuál es la posición del Foro Cívico Nacional sobre estas medidas?

–Nosotros hemos sido muy claros en que no estamos de acuerdo con sanciones que tienen efectos colaterales sobre la población. Aunque intentamos hacerle una pregunta a la relatora, se nos fue negado el derecho de palabra que solo fue concedido a la prensa.

Lo que queremos destacar es que tanto el grupo que detenta el poder como la relatora hablan de las consecuencias de las sanciones, en las que nosotros podemos coincidir en muchos aspectos, pero no habla de las causas de las sanciones. No reconoce tampoco la afectación del pueblo venezolano por la violación masiva de los Derechos Humanos y el desmantelamiento institucional que ha llevado a cabo el grupo que maneja el poder.

Ella se limitó a hablar de las consecuencias de las sanciones y no habla de sus causas, y mucho menos habla de la condición preexistente en Venezuela.


Nosotros creemos que la negociación no es el mejor camino, es el único camino antes de un desastre, como decía Pedro Nikken. Todo el esfuerzo que se haga en ese sentido vale la pena una y otra vez

Mariela Ramírez, vocera del Foro Cívico Nacional

La causa de las sanciones es la respuesta de la comunidad internacional a la masiva violación de los derechos humanos que ha cometido el grupo de poder en Venezuela.

Por lo tanto, la llave para levantar las sanciones la tiene el Estado venezolano. Si el Estado venezolano deja de violar derechos humanos, si abre espacios democráticos, estas afectaciones desaparecerían instantáneamente.

Nos parece inaceptable la omisión de las condiciones preexistentes y de la causalidad de las sanciones.

–¿Qué otras propuestas maneja el Foro Cívico Nacional?

–La articulación permanente de la sociedad, nuestro proyecto trasciende la coyuntura. Cuando nosotros salimos a la calle, desde el Movimiento Ciudadano Dale Letra, y empezamos a articular la idea del Diálogo Social, nos hemos planteado un cambio de las relaciones históricas entre los partidos y el Estado.

Esto es un proyecto a largo plazo. Hemos hecho varias propuestas; en el año 2019 planteamos el mecanismo humanitario como un espacio institucional compartido para canalizar recursos que no fuesen manejados por el grupo que tiene el poder, sino por multilaterales. Esa propuesta derivó en un acuerdo eléctrico, el cual, lamentablemente, no fue posible.

¿Y sobre el plan de vacunación?

-Proponemos un acuerdo en Venezuela en relación con las vacunas contra el COVID-19. Nos acompaña en este proyecto la Academia Nacional de Medicina, los exministros de Salud, entre ellos José Oletta, Rafael Orihuela, Carlos Walter, quienes han hecho una serie de recomendaciones al Estado venezolano. Lamentablemente, vimos que el 11 de febrero se instaló una mesa técnica para el plan de vacunación que no incluye a las academias nacionales ni al personal de salud pública. Estas voces son instituciones nacionales con toda la facultad y el conocimiento.

Esperamos que haya un acuerdo entre las dos partes políticas para que se pueda acceder a los recursos para la compra de vacunas, pero eso no es suficiente. Para que la vacunación sea efectiva se requiere un esfuerzo colectivo de todo el país: una logística de transporte, almacenamiento de cadena de frío, de formación de personal para acompañar el proceso, incluyendo a bomberos y defensa civil.

Seguimos pujando por un espacio en esta mesa técnica para el plan de vacunación. Incluso, estamos en comunicación con el director de la Organización Panamericana de la Salud para que escuche nuestras recomendaciones.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.