Para el exdirectivo de Conatel, la negociación entre el grupo Scale Capital y Galaxy Entertainment permitió al oficialismo corregir el error cometido el 19 de mayo de este año, cuando se forzó la salida de DirecTV Venezuela, porque la operadora se negaba a transmitir las imágenes de Globovisión y Pdvsa TV, canales sancionados por el Gobierno de EE. UU.

Entrevista: César Batiz | Redacción: Gabriela González

Los venezolanos se encontraron este viernes, 14 de agosto, con una sorpresa: el regreso de DirecTV a Venezuela. En medio de las especulaciones frecuentes que suelen realizarse con hechos que tienen una implicación política, cada vez más usuarios reportaban la activación de sus decodificadores desde la mañana del viernes, aunque limitados por la cantidad de canales que pueden ver ahora.

Más allá de las negociaciones entre la nueva empresa dueña de la señal, Scale Capital, y Galaxy Entertainment, Marco Hernández, exdirector de comunicación e información de Conatel, es contundente al destacar que sin la aprobación de Nicolás Maduro no se hubiese dado el retorno de la compañía televisiva al país.

Al pasar las horas del 14 de agosto, versiones acerca del acuerdo se fueron revelando con la misma intensidad que regresaba la señal de la operadora a los casi 2.000.000 hogares suscritos al servicio.

Galaxy Entertainment, antigua propietaria de la señal de DirecTV en Venezuela, cedió la concesión para el uso de su señal en el país a un grupo empresarial encabezado por exejecutivos de la misma DirecTV en América Latina.

El grupo Scale Capital, organización financiera con sede en EE. UU., Inglaterra y Chile, fue el que lideró la negociación, que no solo incluyó a Galaxy, sino que también involucró a la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel), que el 12 de agosto dio el visto bueno a la operación.

Con este acuerdo también recobraron la libertad los tres exejecutivos de DirecTV Venezuela que estaban presos desde mayo. Rodolfo Carrano, Héctor Rivero y Carlos Villamizar salieron de la cárcel la noche del 14 de agosto.

Hernández, fundador de Periodistas por la Verdad, conoce los movimientos dentro de Conatel. El también articulista de El Pitazo, quien hoy se encuentra en el exilio tras denunciar ser perseguido por el oficialismo, resalta que una negociación de este tipo no se puede realizar sin el visto bueno de Maduro, como en su momento ocurrió con la venta de Globovisión.


CON ESTE ACUERDO TAMBIÉN RECOBRARON LA LIBERTAD LOS TRES EXEJECUTIVOS DE DIRECTV VENEZUELA QUE ESTABAN PRESOS DESDE MAYO


“No hay posibilidades de que esto ocurriera sin esa aprobación y la de los grupos de poder alrededor de él, incluyendo los grupos extranjeros”, sentencia Hernández, quien agrega que el único que puede autorizar una venta o traspaso de canales es el Ejecutivo.

Adelanta que con este regreso se puede esperar algo similar a lo ocurrido con el regreso de Globovisión, después de su venta a Raúl Gorrín y Gustavo Perdomo.

“En un principio es posible que vuelvan algunos canales que fueron vetados, pero es posible que por la contienda política se vuelva a presionar”, dice mientras recuerda la anécdota cuando el gobierno de Maduro comenzó su injerencia en Globovisión, y Gorrín le habría dicho al mandatario que le comprara el canal y se lo quedara. “Allí supimos quién era el dueño realmente del canal”, destaca en relación al Gobierno.

“No sabemos hasta dónde durará este pacto entre quienes compraron DirecTV y el gobierno de Maduro porque éste (gobierno), no respeta acuerdos ni tratos”, sostiene Hernández.

El exdirector de comunicaciones de Conatel también adelanta que Maduro manejará lo ocurrido electoral y políticamente como un logro.


No sabemos hasta dónde durará este pacto entre quienes compraron DirecTV y el gobierno de Maduro porque éste (gobierno), no respeta acuerdos ni tratos

Marco Hernández, exdirector de comunicación e información de Conatel

Se develan errores estratégicos

Hernández destaca que esta operación deja al descubierto el error que cometió el gobierno de Maduro el 19 de mayo de 2020, cuando forzó la salida del aire de la operadora satelital, que estaba en el dilema de violar las medidas del Gobierno de EE. UU. o atender la exigencia del oficialismo de transmitir las imágenes de Globovisión y Pdvsa TV, ambas televisoras sancionadas.

Recuerda que DirecTV tenía el monopolio de usuarios y que los canales venezolanos han desechado, por los costos, la señal abierta. La salida de esta empresa afectaba, en primera línea, al propio Gobierno por cuanto perdía su capacidad de comunicar.

“Venezuela está casi incomunicada por la falta de inversión. Con esta negociación, el gobierno de Maduro trató de buscar una solución al problema que ellos mismos crearon”, dice Hernández.

Para Hernández hubo un error de origen al presionar a la empresa norteamericana para que sacara los canales Globovisión y Pdvsa TV dejándola sin capacidad para negociar.

Ahora lo que hay, dice, “es una transacción con mucho dinero, muchos dólares invertidos y el gobierno de Maduro tuvo que ceder ante la propuesta y las negociaciones que se realizaron, ya que negocios son negocios”.

Descarta que haya capitales de empresarios afines a Maduro debido precisamente a las sanciones, y de haberlos “tendría que ser bien encubierto”.

Para Hernández, se trata de una negociación seria porque el propio gobierno lo necesita políticamente.


Venezuela está casi incomunicada por la falta de inversión. Con esta negociación, el gobierno de Maduro trató de buscar una solución al problema que ellos mismos crearon

Marco Hernández, exdirector de comunicación e información de Conatel

Implicaciones del regreso de la señal

El fundador de la ONG Periodistas por la Verdad sostiene que la primera implicación del regreso de DirecTV es política. Recuerda que durante estos meses se hablaba de que Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional y reconocido por más de 50 países como presidente encargado del país, estaba haciendo los contactos necesarios con AT&T, compañía norteamericana dueña de DirecTV para que la señal retornara.

“En aquel momento dije que tendrían que ser una negociación directa en la que estuviese el gobierno de Maduro involucrado”, recuerda Hernández sobre lo que vaticinó durante los primeros días después de la salida de la empresa y agrega que políticamente se cae, por ahora, para Guaidó la posibilidad de encaminar ese regreso al conocerse que había una negociación paralela para la venta de DirecTV.

Gracias a esta venta, Alexander Elorriaga, quien fuera presidente por muchos años de DirecTV en Latinoamérica, llega ahora a la presidencia de DirecTV Venezuela. “Es una figura de mucho consenso y muy respetada y conocedora en el mundo de las cableoperadoras”, afirma el experto sobre quien ahora será la cabeza visible de la operadora en el país.

Hernández no tiene duda de que el gobierno de Maduro habría corrido el riesgo de bloquear los satélites con ayuda de sus aliados y dañar así la señal, incluso en otros países, si AT&T se atrevía a traer la señal a Venezuela.


es una transacción con mucho dinero, muchos dólares invertidos y el gobierno de Maduro tuvo que ceder ante la propuesta y las negociaciones que se realizaron, ya que negocios son negocios

Marco Hernández, exdirector de comunicación e información de Conatel

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.