El periodista especializado en la fuente electoral Eugenio Martínez sostiene que el tiempo de organización para la elección presidencial determinará si la oposición tendrá oportunidad de ganar o el chavismo de quedarse en el poder. Aunque destaca una serie de condiciones, señala que la renovación del Consejo Nacional Electoral representa el punto de partida para unas elecciones competitivas

.

Por Sammy Paola Martínez y César Batiz  

Tiempo y voluntad política. Estos dos elementos serían piezas angulares para que los venezolanos puedan elegir libremente a un próximo presidente de la República. Pese a que en la negociación entre Nicolás Maduro y la oposición, que se realiza con la mediación de Noruega, parece existir un consenso sobre la convocatoria a elecciones, las condiciones y el momento en el que se celebraría el proceso se han convertido en la piedra de tranca.

A través de Instagram Live, César Batiz, director de El Pitazo, conversó este 10 de julio con el periodista especializado en la fuente electoral Eugenio Martínez, quien argumentó que ambos bloques políticos, representados por Maduro y Juan Guaidó, no han sido capaces de imponerse sobre el otro porque tienen casi el mismo poder. Mientras el presidente del Poder Legislativo se ha blindado internacionalmente, Maduro sigue mandando en Venezuela. En este escenario, la elección representa una vía para la reinstitucionalización del país.

Martínez sostiene que el tiempo de organización constituye una variable importante que permitirá saber con qué condiciones políticas y técnicas se cuenta para que la oposición alcance el triunfo o para que el oficialismo quede ratificado. Con la mediación de Noruega, que se inició hace casi dos meses, la oposición tiene la oportunidad de exigir “una larga lista de condiciones” que comienza con la designación de un nuevo Consejo Nacional Electoral y Tribunal Supremo de Justicia.


Si no hay voto en el exterior, la oposición se vería obligada a mover el 100% del electorado en Venezuela para garantizar su victoria

Eugenio Martínez, periodistaes pecializado en la fuente electoral

La totalidad de las exigencias de la oposición sería difícil de cumplir, opina el periodista. Entre el petitorio para realizar una elección competitiva se encuentran cumplimiento de las auditorías, nuevas inscripciones y depuración del Registro Electoral, voto en el extranjero, distribución de centros de votación, eliminación de coordinación de centros, cambio en la estructura del Plan República, sorteo de miembros de mesa y eliminación de centros de votación ubicados en edificaciones construidas por el Gobierno o en organismos del Estado.

“Mientras más cambios se quieran hacer, más tiempo se necesitará. De lo contrario, si no hay condiciones, aumenta la probabilidad de que Maduro se quede. Necesitamos un año o un año y medio para hacer una elección lo más cercana a lo que se ha exigido, pero Venezuela no aguanta ese tiempo en estas circunstancias. Hay que sopesar el tiempo con las condiciones y las necesidades de la gente. No es sencillo”, sostiene.

¿Y si votan en el extranjero?

La oposición apuesta por el triunfo, por lo que debe exigir inexorablemente el voto de los venezolanos en el extranjero. De acuerdo con la Organización Internacional para las Migraciones serían 4 millones los venezolanos que han salido de Venezuela, pero solo 3,2 millones son votantes potenciales. Martínez indica que el 80% estaría dispuesto a votar por un candidato opositor, lo cual ayudaría a vencer la ventaja que ha instalado Maduro en el sistema electoral.

Si se acuerda permitir la participación política de los que han emigrado, se tendría que redefinir el voto manual que se ha aplicado tradicionalmente para evitar que los resultados lleguen al país hasta con un mes de retraso. El especialista en la fuente electoral destaca que, para garantizar este voto, la oposición pudiera apostar por unas presidenciales en abril o junio de 2020, lo cual coincide con la fecha que se estaría manejando en la mesa de negociación.


Mientras más cambios se quieran hacer, más tiempo se necesitará. De lo contrario, si no hay condiciones, aumenta la probabilidad de que Maduro se quede

Eugenio Martínez, periodistaes pecializado en la fuente electoral

De no lograrse, la oposición también podría resultar victoriosa, pero con un margen muy pequeño, y no porque el chavismo esté en su mejor momento electoral, sino porque se valn de los recursos del Estado y de las condiciones existentes para tomar ventaja en la contienda.

“Si no hay voto en el exterior, la oposición se vería obligada a mover el 100% del electorado en Venezuela para garantizar su victoria”, añadió.

Martínez advierte que hay que revisar el RE para reducir los vicios y evitar que se quiera utilizar el voto de los 3,2 millones que no podrán ejercerlo en el extranjero. Por otra parte, indica que 1,5 millones de jóvenes entre 18 y 23 años de edad no están inscritos en el registro, por decisión propia o porque se encuentran fuera del país.

Entre los candidatos

Cualquier candidato que se oponga a Maduro debería resultar ganador. Es la hipótesis de Martínez, quien enfatiza que el mejor aspirante sería Guaidó, debido a la valoración positiva, de acuerdo con las encuestas. No recomienda a los partidos opositores presentar dos candidatos porque se dividiría el voto y saldría favorecido el oficialismo.

Ahora bien, de no ser Maduro el abanderado por el Partido Socialista Unido de Venezuela, sino Héctor Rodríguez, la oposición debería estar alerta a la capacidad de crecimiento que pueda desarrollar el gobernador de Miranda como una alternativa dentro del chavismo.


Para garantizar el voto en el extranjero, la oposición pudiera apostar por unas presidenciales en abril o junio de 2020, lo cual coincide con la fecha que se estaría manejando en la mesa de negociación

Eugenio Martínez, periodistaes pecializado en la fuente electoral

DÉJANOS TU COMENTARIO