21.7 C
Caracas
lunes, 20 mayo, 2024

“El voluntariado no pisará el peine de Nicolás Maduro”

-

ENTREVISTA A ROBERTO PATIÑO

El coordinador del voluntariado por la ayuda humanitaria, Roberto Patiño, explicó que se constituyeron brigadas humanitarias por cada estado, las cuales se trasladarán a la frontera para buscar los alimentos, insumos y medicinas que se encuentran en Cúcuta, Roraima y Curazao. Aseguró que no promoverán un enfrentamiento de “pueblo contra pueblo” el próximo 23 de febrero, cuando se tiene previsto que entre la asistencia a tierra venezolana

.

El pasado 10 de febrero, el presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, convocó al “movimiento de unión más importante” con el propósito de generar una red de apoyo para el recibimiento, la coordinación y la distribución de la asistencia humanitaria, que se encuentra en Roraima, Cúcuta y Curazao. En tan solo nueve días, y a pesar de los bloqueos a la página receptora de solicitudes, el voluntariado por Venezuela recibió más de 700.000 inscripciones.

Así como la Asamblea Nacional y la red de voluntarios, coordinada por Roberto Patiño, se han dedicado a contactar a cada ciudadano para explicar de qué trata este movimiento de apoyo; Nicolás Maduro y su gabinete han insistido en desconocer el déficit de alimentos y medicinas, y en señalar que la asistencia humanitaria significa un pretexto para que Estados Unidos intervenga Venezuela, por lo que impedirán cualquier entrada de insumos que sea ordenada por Guaidó.

Patiño conversó con El Pitazo este 19 de febrero y aseguró que pese “al lenguaje bélico” que utilizan los funcionarios de Maduro, el voluntariado actuará de forma pacífica y haciendo un llamado de reflexión a los miembros de la Fuerza Armada Nacional para que se aparten y permitan que las personas con padecimientos crónicos y con desnutrición reciban tratamiento médico.


Todos podemos poner nuestros ojos sobre la ayuda humanitaria para evitar que se pierda algo

Roberto Patiño, coordinador del voluntariado por la ayuda humanitaria

De acuerdo con su explicación, cada voluntario servirá de respaldo a las organizaciones e iglesias que levantarán la data de la población vulnerable y harán la distribución. Indica que esta información se utilizará para que programas sociales como Alimenta La Solidaridad, que fundó Patiño en 2016, puedan alimentar a los niños en los más de 50 comedores que tienen en el territorio nacional.

En medio de la entrevista, una mujer que padece glaucoma le consultó a Patiño cómo llegará a la ayuda humanitaria “si son tantos los necesitados”.

–Estamos luchando para que entre toda la ayuda. Nuestros voluntarios tienen la tarea de identificar quiénes necesitan tratamientos médicos o suplementos nutricionales, como usted– respondió el dirigente de Primero Justicia.

–Hay muchas dudas sobre las tareas específicas de los voluntarios ¿Cuáles son sus funciones?

–Las tareas de los voluntarios podemos dividirlas en cuatro. La primera es informar y hacer pedagogía sobre lo que significa la emergencia humanitaria compleja, y poder establecer las expectativas claras de que la ayuda humanitaria es solo una parte del plan de salvación nacional. La ayuda humanitaria es la más urgente, ya que estamos hablando de más de 300.000 venezolanos en situación de vida y muerte que requieren apoyo inmediato. Allí encontramos a los niños y los adultos mayores en una situación de desnutrición, a los pacientes crónicos, con diabetes e hipertensión. También a quienes necesitan ser intervenidos quirúrgicamente en un hospital.

La segunda tarea tiene que ver con identificar esas poblaciones vulnerables porque no están institucionalizadas. Los voluntarios tienen que salir a buscar a estas personas y reportar dónde están.

Luego, debe hacerse contraloría social. Se calcula que en algunos contextos de crisis humanitaria, como fue el caso de Haití, se perdió alrededor del 50% de la ayuda, y nosotros creemos que en Venezuela tenemos una oportunidad de oro para demostrar que podemos hacer las cosas distintas y que todos podemos poner nuestros ojos sobre la ayuda humanitaria para evitar que se pierda algo, que todo llegue a donde tiene que llegar.

Por último, está el respaldo a la sociedad civil a las organizaciones e instituciones. La Asamblea (Nacional) ha dejado claro que la ayuda humanitaria que entre será distribuida a través de las instituciones e iglesias que tienen la credibilidad para hacerlo. El voluntariado va a colaborar con las organizaciones.

Somos el movimiento más noble que se haya visto en nuestro país, estamos acercándonos al millón de voluntarios. Es un movimiento de empatía, de sentir con el otro y movilizarnos para actuar.

–Un médico que resida en Caracas, ¿cómo puede ser parte del voluntariado?

–Lo primero que debe hacer es registrarse en la página www.voluntariosxvenezuela.com y decir que es un médico. Luego, nosotros vamos a contactarlo a través de las redes sociales o directamente para que pueda ser parte de este gran voluntariado y ayudar a quien más lo requiere.

–Usted habla de hacer contraloría social en este proceso. El presidente encargado Juan Guaidó ha dicho que se han inscrito más de 700.000 personas como voluntarios. ¿Qué mecanismos aplicarán para lograr que los insumos, los medicamentos y los alimentos lleguen a través de estas organizaciones?

–Para nosotros se trata de un proceso de formación que tendrá el voluntario para cumplir las tareas. Vamos a seguir impulsando y trabajando de manera determinada para que esa ayuda humanitaria pueda entrar a Venezuela.
Hay una cosa muy importante, y es que desde hace tres años cuando arrancó la emergencia humanitaria, hay miles de organizaciones que nos hemos dedicado a dar apoyo a quienes más lo necesitan. Sin embargo, no es suficiente. La coyuntura nos presenta una oportunidad de masificación, contando con el apoyo de muchos países que se han sumado.

–¿Cómo se hará la distribución del voluntariado? Es decir, que quien viva en el estado Cojedes o Yaracuy también pueda ayudar, sin necesidad de trasladarse hasta la frontera.

–Para ello, definimos a las brigadas humanitarias como el mecanismo de representación de cada uno de los estados que irá a la frontera; deben ser mínimo 20 personas por cada brigada. Lo importante del trabajo del voluntario es el que está en su localidad, en su comunidad, y ahí es el llamado para que todos nos activemos. No es solo para los que están dentro del país, también a todos los que quieran ser parte de ‘Voluntarios por Venezuela’ y que puedan apoyar con campañas de recolección de insumos para enviarlas a nuestro país.

–Si el puente binacional Tienditas está obstaculizado por unos containers, el gobierno hará un concierto en un extremo y el puente internacional Simón Bolívar está totalmente militarizado ¿por dónde ingresará la asistencia?

–Ante un lenguaje belicista, que niega la realidad y desconectado del sufrimiento de los venezolanos, nosotros insistimos en la organización profundamente civil. Nosotros vamos a hacer, con mucha determinación, presencia en todos los estados del país para que permitan la entrada de la ayuda humanitaria. Pero no vamos a caer en los peines del gobierno, ni a profundizar en la tragedia que significa el enfrentamiento entre los venezolanos.

También creemos que esas declaraciones que han hecho distintos voceros del gobierno rayan en lo desquiciado: hablar de mandar comida a Cúcuta, hablar de mandar insumos a otros países, cuando tenemos una situación tan desesperante en nuestro país. Es algo que genera profunda tristeza, que haya un grupo que se enquistó en el poder, que además se desconectó de una manera tan cruel de la mayoría de los venezolanos.

¿Ustedes están conscientes de que puede haber una confrontación?

– Nuestro movimiento es un movimiento profundamente no violento y nosotros no queremos una confrontación de pueblo contra pueblo. Por el contrario, queremos llamar a la conciencia a quienes hoy ocupan espacios de poder, como los funcionarios y soldados que están en la frontera tienen la posibilidad de decidir. La claridad de la situación nos atañe a todos, independiente de tu posición social o política. Sabemos que lo que se está viviendo es muy duro y el llamado es a la reflexión.

–¿Tienen un plan de seguridad para proteger al voluntariado?

–Nosotros estamos evaluando todas las opciones, respecto a cómo hacer que esa ayuda llegue a nuestro país. Sabemos que, como te dije, desde hace tres años está llegando la asistencia humanitaria y muchas veces tiene que ver con funcionarios que se hacen la vista gorda cuando llega para permitir la entrada porque saben del sufrimiento al que nos referimos. Vamos a seguir insistiendo en nuestra posición.

–En caso de que se logre el ingreso de esta asistencia, ¿tienen previsto cuánto tiempo durará el trabajo del voluntariado?

–Hay un equipo logístico que ha hecho una serie de planteamiento de cómo se hará la distribución, que el voluntariado va a respaldar. Hay algo importante que destacar y es que la ayuda humanitaria es una fase del plan de reconstrucción de Venezuela. Nosotros soñamos con un país donde no haga falta recibir ayuda humanitaria de otros países, sino que nosotros podamos producir lo que requerimos para atender a nuestra propia gente.

–¿Qué le diría al ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, quien califica la ayuda humanitaria como «un show» y ha dicho que reforzará la presencia de militares en la frontera?

–Esas actitudes de intimidación significan más de lo mismo para nosotros. Sabemos que son una cúpula que se han desconectado de lo que siente el pueblo, y de la misma gente que ellos dirigen dentro de esas instituciones. ¿Cuántos soldados no tienen un familiar que está afectado por la emergencia compleja? Son muchísimos, y por eso la reflexión es para todos: dejemos de lado esa ambición y permitan que entre la ayuda humanitaria porque tendrá un gran impacto sobre los que más sufren.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas del país visitan El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para ellos somos la única fuente de noticias verificadas y sin parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso te pedimos que nos envíes un aporte para financiar nuestra labor: no cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y hagan una contribución económica que es cada vez más necesaria.

HAZ TU APORTE

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a