La actriz venezolana protagoniza la película dirigida por Carlos Malavé, escogida como la representante nacional para los Premios Goya 2023. Dice que su personaje, Emiliana, “no se parece a nada que haya hecho antes”. Alvarado habló a El Pitazo cómo afrontó este reto

Con una tez dibujada con pecas que no pretende ocultar y mirando con unos ojos bicolor que escudriñan el alma, Daniela Alvarado es todo menos alguien convencional. Primero por su ascendencia: sus padres y actores son Carmen Julia Álvarez y el fallecido Daniel Alvarado, también mentores actorales.

Segundo, porque es de las pocas actrices de Venezuela con un rango actoral amplísimo. Su interpretación en la versión nacional de Agosto, condado de Osage del dramaturgo Tracy Letts, durante el III Festival de Teatro Contemporáneo Estadounidense de La Caja de Fósforos, es tan grandiosa como poco recordada.

Daniela también fue Hamlet bajo la dirección del actor, director y creador escénico José Manuel Suárez, quien también es su esposo, ante una Sala Ríos Reyna agotada durante dos semanas. Ahora, “Danielita” se convierte en Emiliana, la heroína trágica de One Way, un largometraje de Carlos Malavé que representará a Venezuela en la próxima edición de los Premios Goya, a celebrarse en 2023.


Es necesario ver esta película, sobre todo, porque habla de aquella queja necesaria que tenemos dentro de nosotros y no encontramos cómo desahogarla

Daniela Alvarado

“Tengo sentimientos encontrados”, confiesa Alvarado ante el estreno nacional de su nuevo proyecto, pautado para el 15 de septiembre. “Estoy contenta porque la gente va a poder verla: es un proyecto del cual me enorgullezco y me gusta mucho. Es una historia que me causa mucha ilusión por lo que cuenta”, prosigue.

One Way se enfoca en Emiliana, una profesora universitaria cuyo sueldo no le alcanza para costear las necesidades básicas de su hijo… y de ella misma. Como madre soltera en Venezuela, sin una red de apoyo y poquísimos amigos, debe enfrentar sola la hiperinflación, la crisis hospitalaria y la escasez de gasolina, hasta un punto de quiebre inevitable.

–¿Por qué es necesario que el público vea One Way?

–Porque habla de nosotros, de nuestra realidad, de lo que viven muchas personas en Venezuela, sin necesidad de ser incisivos o políticos, en absoluto. Es necesario verla, sobre todo, porque habla de aquella queja necesaria que tenemos dentro de nosotros y no encontramos cómo desahogarla.

–¿Por qué escogiste a Emiliana? ¿En qué se parece a ti este personaje?

–Emiliana no se parece a nada que haya hecho antes. Era opuesta a cualquier cosa que el público haya visto de mí. En este momento estoy buscando cosas que me generen miedo… aunque no sé si “miedo” sea la palabra adecuada. Lo que busco es algo que me genere una sensación distinta en el estómago, que me cause emoción.

Este personaje también me permitió hablar de algo con lo que he luchado toda mi vida, que ha sido sufrir de ansiedad y cuadros depresivos. Me parece que estos son temas que no deberían ser tabú, y que más bien deberían poder conversarse de manera natural. Ni la depresión ni la ansiedad son enfermedades, no son algo “que se pega”. Mientras más conciencia tengamos de eso, más fácil es el trayecto para las personas que lo sufren. Hablar de esto nos permite ayudar a esas personas y darles la mano.

Daniela sabe de lo que habla. Ha estado expuesta durante gran parte de su vida a los comentarios del público, de la prensa rosa y la amarilla. En la época de los seguidores y las estrategias digitales, Alvarado ha conseguido aglutinar a 4.7 millones de seguidores en Instagram que observan y comentan en masa sus publicaciones.

–¿Crees que las redes sociales han empeorado estos cuadros de ansiedad o depresión?

–¡Pero claro! Hace nada una influencer coreana se quitó la vida con 27 años. Tenía 27 años. Y ojo, no estoy juzgando a las personas que están alrededor de una situación como esta y no lo saben manejar, pero sí creo que debemos ser más empáticos y entender que todos tenemos algo que nos afecta. Otro caso es el de una actriz española con cuatro Premios Goya que se suicidó por el agobio que sintió en redes sociales al anunciar que se retiraba de Masterchef Celebrity. Obviamente ahí había un problema, sufría una condición. Pero, ¿por qué las personas que agreden en redes no son llevadas a un reconocimiento? Lo hacen detrás de un avatar y es algo muy peligroso.

Daniela sabe de lo que habla. Ha vivido en carne propia los comentarios de “trolls” que la han acusado de no sentir tristeza por la muerte de su hermano, o que preguntan incesantemente cuándo se convertirá en mamá.


Mis padres tienen carreras tan hermosas que creo que lo mejor que he podido hacer es sentarme a admirarlas y observarlas desde la distancia

Daniela Alvarado

“Además de que es una decisión personal y lo hemos manifestado, nadie está diciendo que no queramos. Hay personas que les cuesta más que a otras. Cuando lo único que te preguntan es cuándo vas a ser mamá, creas mucha presión e incomodidad. Es algo que no has logrado, y el no lograrlo te deprime. Si fuera por mí ya tendría un hijo, y no lo tengo”.

En la ficción, el personaje de Alvarado es una madre abnegada que solo quiere mostrarle a su hijo una realidad distinta, y demostrarle que sí se puede sentir felicidad, aunque a ella le sea imposible sentirla. Los mimos y caricias que Emiliana le regala a su hijo Santiago contrastan con la dureza con la que ella misma se trata, y el país hostil que la rodea. Sus únicos muros de contención son Daniel, un abogado de presos políticos (que interpreta José Manuel Suárez) y Nancy, una colega profesora, interpretada por su madre, la actriz Carmen Julia Álvarez.

–¿Qué lecciones te han dado tus padres en el ejercicio de sus carreras actorales?

–Ambos tienen carreras tan hermosas que creo que lo mejor que he podido hacer es sentarme a admirarlas y observarlas desde la distancia. He tomado lo que siento que es cómodo para mí, y disfruto cada uno de sus trabajos. El mejor regalo ha sido poder ser una espectadora de sus carreras.

A Daniela no le gusta ver sus propias actuaciones en la pantalla, sea grande o chica. “Quedan ahí para el público, pero no me gusta verme a mí misma de nuevo”. En parte, porque suele juzgarse.

El mismo día que se estrena One Way se proyectará también, en una función para medios, la película Hijos de la tierra de Jacobo Penzo, con la participación de Daniel Alvarado.


Cuando lo único que te preguntan es cuándo vas a ser mamá, creas mucha presión e incomodidad. Es algo que no has logrado, y el no lograrlo te deprime

Daniela Alvarado

–¿Pero sí te gustaría ver Hijos de la tierra?

–Pero por supuesto. Después de todo, es la última actuación de mi papá.

Con algunos de los personajes más icónicos de la televisión, el teatro y el cine venezolano, la carrera de Daniela Alvarado le promete a sus padres lo mismo que ellos hicieron con ella: observarla de lejos y con orgullo, en su justa dimensión como una actriz tan distinta como excepcional.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.