Nicole es una de las ganadoras del concurso Hagamos la tarea juntos, organizado por El Pitazo y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), en el cual participó por segunda vez

Conoce a todos los ganadores haciendo clic aquí

Nicole Mafifa Curapa tiene 16 años y a su edad ya confía en las segundas oportunidades. Esta joven de rizos negros participó por segunda vez en el concurso literario que organizaron por segundo año consecutivo El Pitazo y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y que en esta oportunidad se llama Hagamos la tarea juntos. En su afán por conseguir su meta, logró el tercer lugar con su historieta Hola, me llamo Nicole.

Con gran agilidad, en una conversación telefónica dice que vive en Cumaná, estado Sucre y es la tercera de cuatro hermanos. Cuando se enteró por primera vez del concurso fue porque su mamá, que es asidua lectora del portal El Pitazo, le hizo el comentario. En esa oportunidad, año 2020, participó con una poesía en la primera edición del evento, denominado La Escuela que es mi casa, pero no obtuvo ningún lugar.

Narra con mucho entusiasmo que ese resultado la motivó a seguir adelante y a esperar el próximo concurso. Cuando las organizaciones involucradas informaron sobre la apertura del evento no dudó en participar, porque sería su última oportunidad: tiene la edad límite y este año 2022 se gradúa de bachiller. Cuando su mamá, Inés Curapa, le comunicó que era una de las ganadoras, dio gritos de alegría y saltos de emoción.


Siempre hay una esperanza y una oportunidad

Nicole Mafifa

Al conversar sobre cómo logró su objetivo, recuerda la cantidad de hojas que desechó porque quería que los dibujos de su historieta se parecieran, como base, a los de las princesas Disney, pero con huella y marca de su estilo. Con esta idea de partida se le vinieron muchas otras a la cabeza hasta que plasmó lo que quería, y lo envió, junto con su madre, casi a la medianoche de la fecha de cierre de la recepción de los trabajos.

Nicole se define como perfeccionista, por lo que aspira a seguir mejorando sus caricaturas y escrituras en los tiempos libres, que le deje la medicina, carrera que estudiará e intercalará con su amor a la pintura.

Considera a su familia el gran motor que la impulsa a plasmar en hojas las historias que vienen a su cabeza, con una de las cuales logró ganar por primera vez un premio.
Se ríe, hace una pausa y luego dice con un tono de voz dulce: “Siempre hay una esperanza y una oportunidad”.

Esta joven dice, sin dudar, que cuando se quiere algo lo primero es empezar a actuar y no detenerse ante los obstáculos para poder lograr el objetivo. Por eso les pide a todos los niños y jóvenes no dejarse vencer por un tropiezo. Después de estas reflexiones les agradece con el corazón a El Pitazo y a UNICEF por hacerla vivir lo que considera una mágica experiencia.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.