El diputado Armando Armas, presidente de la Comisión de Política Exterior de la AN, señaló al referirse a la misión enviada al país por el alto representante de la UE, Josep Borrell, que actualmente, más que entorpecerse entre sí, los actores internacionales “están ávidos” de poner sobre la mesa diferentes propuestas para destrabar el conflicto político venezolano, teniendo como objetivo un mecanismo democrático

Entrevista: César Batiz | Redacción: Lewin Granados

El pasado 24 de septiembre, el alto representante para la Política Exterior y la Seguridad de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, envió a Venezuela una misión de dos funcionarios comunitarios para explorar con el régimen de Nicolás Maduro y la oposición, que lidera Juan Guaidó,  un diálogo “a largo plazo” que trascienda las elecciones del próximo 6 de diciembre para encontrar una solución a la crisis política y humanitaria de Venezuela. 

La iniciativa de Borrell, apoyada por el Grupo Internacional de Contacto para Venezuela, se trató de un nuevo esfuerzo para presionar a Maduro en favor de mejores condiciones electorales, dado que en las actuales circunstancias, los comicios parlamentarios no serán reconocidos por la mayoría de la comunidad internacional, lo que aceleraría la crispación política y social en Venezuela. Sin embargo, la respuesta del gobernante socialista, lejos de considerar las peticiones de la UE, ratificó su postura de transitar sin dilación el camino hacia el 6D, incluso ahora que ya no cuenta con el movimiento de Henrique Capriles Radonski como contrapeso entre las candidaturas del proceso.

El diputado Armando Armas, como presidente de la Comisión de Política Exterior, Soberanía e Integración de la Asamblea Nacional (AN), no duda en valorar la acción del alto comisionado de la UE. A su juicio, pese a no lograr su cometido, demuestra el interés de los aliados internacionales en alcanzar “la solución menos traumática” para la crisis venezolana.

Debido a su trabajo denunciando a Maduro y sus colaboradores ante organismos internacionales tanto él como su familia han sufrido constantes agresiones como persecución, allanamientos irregulares, órdenes judiciales y breves detenciones. El parlamentario, electo por el estado Anzoátegui, actualmente se encuentra en Europa. 

Pese a esto, sostiene que el mejor desenlace a la coyuntura de Venezuela todavía está sobre la mesa y  es la de conformar un Consejo de Estado que guíe una transición política, con la participación de representantes opositores, del régimen y un independiente que, a su vez, brinde “garantías a los que estén siendo desplazados del régimen para su eventual tránsito poschavismo”.

En cuanto a la estrategia opositora, el presidente de la Comisión de Política Exterior AN  defiende que, aun con errores, la oposición posee una ruta que involucra diferentes ámbitos de lucha como el reconocimiento diplomático, la recuperación de activos de la República y las comunicaciones con la ciudadanía. Añade que esta estrategia, que pasa por la liberación de Venezuela, no contempla la aniquilación del chavismo, sino la reconciliación del país.


Dentro de la estrategia que hemos planteado, que pasa por la liberación de Venezuela, no podemos desestimar que hay una realidad de minorías que puede seguir apoyando a Maduro y antes a Chávez

Diputado Armando Armas, presidente de la Comisión de Política Exterior de la AN

“Sabemos que estamos lidiando con delincuentes. Pero digo algo muy claro: Venezuela va a tener una solución”, asegura Armas en entrevista con El Pitazo.

–¿Qué intenta hacer el alto comisionado de la Unión Europea, Josep Borrell, con la misión que envió a Venezuela para conversar con Nicolás Maduro? 

–Soy de los que cree, por tradición legalista, que la buena fe se presume y la mala fe hay que probarla. En este sentido, debo decir que el alto comisionado Josep Borrell en realidad quiere ayudar, pienso así. Ahora es un momento muy complejo para el mundo. Él tiene mucho que atender como alto comisionado para la diplomacia y la seguridad de la Unión Europea. Cada bloque geopolítico en el mundo tiene una manera de cómo abordar las circunstancias. Pero nosotros necesitamos a nuestros aliados. Necesitamos a la Unión Europea, basado en los valores que propugna de libertad, dignidad y justicia, aliada con Estados Unidos, Canadá, con los países de Latinoamérica, entre otros, que están ayudando en esta enorme coalición para la liberación y democratización de Venezuela. 

Así que, cada quien con sus formas, sabemos que quieren ayudar. Lo que no quisiéramos es pisar un terreno de especulaciones sobre si el comisionado Borrell se sacó una foto con el presidente (Pedro) Sánchez, entonces significa que él atiende la política de España y no la Unión Europea. No es así. Necesitamos a todo el mundo unido, a quienes tienen intereses, lazos históricos, culturales, económicos, y sobretodo a los amantes de la paz y la libertad, los necesitamos unidos y fuertes para tener la solución menos traumática para los venezolanos. 

–La última información que tenemos es que la misión enviada por Borrell ni siquiera fue recibida por Nicolás Maduro, por lo tanto se ha planteado el retiro de algunos candidatos a las parlamentarias porque no se logró el objetivo de mover la fecha de las elecciones. ¿Sabe algo de esto? ¿Qué impacto pudiese tener en la política venezolana y de la Unión Europea hacia el país? 

–Los 27 países miembros de la Unión Europea tienen grandes sistemas de información, muchas cancillerías profesionales y además, la UE tiene su institucionalidad bien fundamentada. Que no se haya recibido a la comisión que mandó el alto comisionado Borrell, debo decir que él como jefe de la diplomacia pueden atribuirse esas acciones. Pero entramos en zonas grises. Normalmente en la Unión Europea todo es consensuado, por eso se mueve tan lento. Sin embargo, el comisionado tomó ese riesgo. Así que, más allá de las consideraciones de los resultados que haya tenido, yo creo que eso hay que reconocerle porque puso su trayectoria y credibilidad en estos esfuerzos. Sabemos que estamos lidiando con delincuentes. Pero digo algo muy claro: Venezuela va a tener una solución. Nosotros lo que estamos abogando es por que los venezolanos tengamos algo que decir, que la enorme mayoría pueda tomar las riendas de su destino a través de procedimientos democráticos. Quien cierra esas puertas es el régimen de Nicolás Maduro. 

–Usted decía al inicio de su participación que se necesita a todos los aliados trabajando juntos. ¿Los aliados están separados? ¿Los aliados a favor de una transición democrática se están entorpeciendo entre sí? 

–No, lo que creo es que cada quien tiene su propia historia y su propia manera de considerar cómo hacer las cosas y es por eso que en momentos de crisis todos, venezolanos y extranjeros que quieran ayudar, nos tenemos que aferrar a los valores y principios que nos unifican, a los actores que damos como válidos. Si damos como válidos a las Naciones Unidas y el informe de Verificación de Hechos, pues allí está el diagnóstico y en eso todos estamos de acuerdo. Entonces, más que entorpecerse, creo que todos están ávidos de poner sus ideas sobre la mesa, sus planteamientos y que se les dé una oportunidad. Eso ha sido importante. No es fácil. Nadie tiene la verdad en sus manos. Pero hemos ido construyendo consensos en función de una solución para Venezuela.


Lamentablemente, aunque hay quienes dicen que todos los chavistas corruptos tienen que ir presos, déjenme darles una información: no hay cárcel para tanta gente en Venezuela

Diputado Armando Armas, presidente de la Comisión de Política Exterior de la AN

–La pregunta anterior respondía a recordar un episodio que ocurrió cuando se realizaban las conversaciones en la Isla de Barbados. Según información que tenemos, estas estaban muy adelantadas o por lo menos se iba a dar un paso para comprometer al régimen de Maduro a un proceso electoral más cercano a lo que ustedes piden. Y en ese momento surgió la decisión de EE. UU. de solicitar la captura, con recompensa incluida, de Tareck El Aissami, y Samark López Bello. ¿Ese evento entorpeció esas negociaciones?

–La verdad es que no. Ya Tareck El Aissami había sido sancionado por la Kingpin Act, que es una ley que tiene que ver con el narcotráfico. El haber sancionado a El Aissami lo que impidió fue que en esa negociación de Barbados participara una de las personas que trataba quizás de dirigir un power-sharing agreement (un sistema de gobierno de poder compartido) para el tema transicional. Lo que se bloqueó fue que una persona con altísimo cuestionamiento como El Aissami y sus operadores pudieran formar parte de la transición.

De ahí me voy a la solución que hemos planteado. Lo que es el marco transicional que le ha dado más visibilidad Estados Unidos, pero ese marco se trabajó en Barbados para conformar un Consejo de Estado, en donde estén: dos personas de la oposición, dos del régimen y que estos elijan a un quinto miembro. Esta es la mejor solución incluso para las personas del régimen porque en este tiempo quienes conformen un gobierno colegiado le pueden dar garantías a los que estén siendo desplazados del régimen para su eventual tránsito post-chavismo. Esto es fundamental que se entienda. Partiendo de que en el chavismo la mayor cantidad de cargos que estuvieron algo de poder están involucrados en temas de corrupción,  si tenemos como principio la paz y el entendimiento, sin dejar un lado la impunidad. Allí hay diferentes grados, por ejemplo, la violación de Derechos Humanos, crímenes de lesa humanidad, eso no lo podemos obviar, como tampoco el narcoterrorismo. Lamentablemente, aunque hay quienes dicen que todos los chavistas corruptos tienen que ir presos, déjenme darles una información: no hay cárcel para tanta gente en Venezuela. Esa es la verdad lamentable. Pero en un proceso transicional, lo que tenemos es que ponderar el nivel de impunidad que no podemos tolerar. 

–También ha ocurrido que se han cerrado otros puentes. Entonces, ¿cuáles puentes quedan abiertos para ese gobierno de transición conformado por personajes identificados con el chavismo-madurismo y con la oposición actual? ¿Quiénes quedan en esa paleta para pintar ese futuro de una transición pacífica?

–Esas son conversaciones en las cuales me imagino que serán las personas que están negociando a ese nivel que pueden dar los nombres, pero son conversaciones discretas. Si yo te enumero una lista de los que a mí me gustaría en ese pull, a lo mejor diciéndotelos se descartan de una vez. Es decir, estos procesos son complejos, llenos de discreción. Y es difícil asimilarlos en esta era de la información donde todo el mundo clama por transparencia. Aquí lo más importante es el tema de confianza. El mundo está decidido a que el problema de Venezuela se tiene que solucionar y se va a solucionar. Nosotros los venezolanos y la mayoría del mundo quiere que se solucione de la manera menos traumática posible, aunque ya lo ha sido. Es por eso que buscamos estas alternativas, como lo ha dicho el presidente (Juan Guaidó), de construcción de capacidades para el ejercicio progresivo del poder como mejor alternativa a la guerra o la confrontación. La construcción de capacidades pasa por poder asumir representación diplomática en el exterior, asumir representación ante juicios y litigios, la recuperación de activos y capitales de la República. Eso va a seguir. 


Desanudando este entramado que hay en Venezuela estoy convencido que los demás sitios en el mundo serán más fáciles de resolver

Diputado Armando Armas, presidente de la Comisión de Política Exterior de la AN

–Diputado, ¿está la oposición, de la que usted forma parte, preparada para dirigir este proceso? ¿Ha faltado autocrítica, planificación o estrategia? ¿Las culpas están solo en lo que ha hecho el gobierno de Maduro y no del lado de la oposición en cuanto lo que no se ha podido hacer o querido hacer?

–Esto es un proceso que, por los actores nacionales e internacionales, por la dinámica, por el tiempo que tiene y por los interés generados, es muy complejo. La estrategia la hemos venido ejecutando progresivamente y se ha basado en diferentes ámbitos de lucha: derecho internacional, economía y las comunicaciones, donde el régimen siempre ha estado a la vanguardia. No nos la sabemos todas. Errores siempre se cometen, pero estrategia hay y lo bueno de ella es que puede ser flexible. Dentro de la estrategia que hemos planteado, que pasa por la liberación de Venezuela, es decir, remover a quienes están desgobernando al país, no podemos desestimar que hay una realidad de minorías que puede seguir apoyando a Maduro y antes a Chávez. Nosotros no vamos por aniquilación, sino por la reconciliación del país.

–Hace un momento introdujo el tema islámico e hizo referencia a Tareck El Aissami. Pero no solo es la relación con el islamismo, sino también rusos y chinos. Están las últimas declaraciones de un ministro iraní acerca del apoyo y la asesoría que le dan al gobierno de Maduro. ¿Usted qué información ha recibido de Europa o EE. UU. de toda esa influencia que existe en Venezuela? 

–En Venezuela tenemos una situación de ocupación, depredación y parasitación de Cuba. Algunos expertos dicen que en Venezuela tenemos la convergencia de diferentes factores: estatales y no estatales. En los elementos estatales convergen los intereses de Cuba, Rusia, China, Turquía e Irán. Con todos ellos se ha hecho negocios. Pero también convergen los intereses no estatales de organizaciones como el ELN y Hezbolá. De esta última pensamos que efectivamente han fungido como un elemento proxi para el régimen teocrático chiita del islam más radical. Es decir, se está reconfigurando el mundo. Hay tensiones y complejidad, pero siempre he dicho a mis homólogos y diplomáticos con los que me he reunido: se ve muy difícil la situación de Venezuela, pero de todas es la más fácil de resolver. Con ello se le podría dar confianza al multilateralismo, al entendimiento, a la resolución no violenta que estamos buscando. Desanudando este entramado que hay en Venezuela estoy convencido que los demás sitios en el mundo serán más fáciles de resolver. 

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.