El candidato por la Alianza del Lápiz y Fuerza Vecinal asegura que no está de acuerdo con aquellos que quieren convertir al municipio Libertador en un comando de campaña de un partido político, por lo que propone una ciudad educadora para salir victorioso

Antonio Ecarri, abogado y presidente de la organización política Alianza del Lápiz, espera conseguir votos de la población que se siente identificada con los partidos independientes. Está seguro de que en las elecciones regionales del 21 de noviembre podrá ganarle el asiento de la Alcaldía de Caracas a la oficialista Carmen Meléndez, para “sacarla del hueco” en el que –asegura– la metió la exalcaldesa “roja rojita” Érika Farías.

«Después de que se apagó la industria petrolera surgió un nuevo venezolano que no se siente representado por los partidos tradicionales ni por el Psuv (Partido Socialista Unido de Venezuela). Y esa es la inmensa mayoría de los caraqueños. Ese es el público al que Alianza del Lápiz, y nosotros como candidatos independientes, estamos dirigiendo nuestro mensaje y propuesta para administrar la ciudad de Caracas», sostuvo en una entrevista con el director de El Pitazo, César Batiz, a través de las plataformas digitales del medio (YouTube, Instagram y Facebook Live).

El aspirante a la Alcaldía de Caracas quiere hacer de la capital una ciudad educadora, y tiene propuestas para el sector transporte, la policía, los servicios públicos y emprendimientos. Además, se apega al estilo de gobierno de los alcaldes opositores del este  –con quienes hizo alianza– como Gustavo Duque, del municipio Chacao. Ecarri dice que de salir victorioso aplicará el mismo modelo de ellos el que, a su juicio, es uno que no da “excusas sino soluciones”.

Es enfático cuando afirma que jamás estará de acuerdo con aquellos que quieran hacer del municipio Libertador un comando de campaña, en referencia a Tomás Guanipa, candidato de la Unidad. “Mi propuesta es ser un gerente que venga a solventar los problemas de Caracas. Por su puesto, nosotros no nos vamos a poner de acuerdo con quienes quieren convertir la alcaldía en un comando de campaña de un partido político, bien sea el rojo, o amarillo o lo que sea”, subraya.

Ecarri se planta como un enemigo del G4 y un aliado de la organización Fuerza Vecinal. Sostiene que es una gran decepción la manera en la que la oposición administró los activos de Venezuela en el extranjero. En su opinión, ellos le dieron la espalda a la plataforma unitaria y, por si fuera poco, ahora “vienen con una agenda oscura”. “Éramos útiles cuando estábamos convalidando sus reglas del juego, pero no somos útiles cuando queremos ser protagonistas del juego político”, resaltó el también especialista en derecho financiero de la Universidad Católica Andrés Bello (Ucab).

–¿Por qué dice que Tomás Guanipa quiere utilizar la alcaldía como un comando de campaña de su partido?

–Porque ya vimos lo que hicieron en Monómeros, y cómo estos partidos han venido tomando instituciones. Ha sido muy grave, muy malo el desempeño. Hace nada despachaba (Guanipa) desde Monómeros en Bogotá y ahora es el “ventiúnico” habilitado para ser candidato en Venezuela por el G4. Muchos de sus compañeros de partido se quedaron pegados por la habilitación y de repente él apareció aquí cuando ya nosotros teníamos más de tres meses que habíamos anunciado la candidatura.

–Lo primero que tenemos que hacer es como decía Arturo Uslar Pietri: “Venezuela necesita una cura de verdades”, y eso es lo que estamos haciendo desde la coalición independiente, estamos dando una cura de verdades y una visión totalmente diferente.


Nosotros necesitamos construir una opción diferente que se parezca al venezolano que tenemos hoy

Antonio Ecarri, abogado y presidente de la organización política Alianza del Lápiz

–¿Cuál es su propuesta?

–Queremos hacer de Caracas una ciudad educadora. Ha sido nuestro proyecto por más de 10 años, que ahora lo hemos ajustado a las nuevas épocas y realidades. La educación marca la gran diferencia entre tener un emprendimiento exitoso y uno fracasado. Esta ciudad es la ciudad de los emprendedores, y la nueva economía de Caracas se mueve en ese sentido.

–Estamos proponiendo el plan maestro de agua, significa sacar el agua del riesgo para llevarla al suministro. Caracas está sobre las quebradas y eso quiere decir que los pozos son perfectamente viables, así como están funcionando en el municipio Chacao.

Para Ecarri, “esa es visión politiquera de llevar la alcaldía”. Afirma que adoptarán el modelo de gestión del alcalde Duque que está más que probada para resolver este tipo de problemas puntuales. “También iremos a una declaratoria de emergencia sanitaria en Libertador. Tenemos que abrir las puertas a las empresas privadas para que nos ayuden a tener un mejor espacio”.

–¿Está consciente de que hay quejas en municipios como Chacao del alto precio del aseo y que ese problema puede trasladarse a Libertador? ¿Cómo haría?

–En Libertador la gente también se queja de las tarifas y porque no recogen la basura. Aquí se pagan los servicios públicos y no llegan. En el este de Caracas se paga y se cumple, y en el oeste se paga y no se recoge. Las condiciones en las que trabajan los obreros de Supra Caracas es una vergüenza, tienen que recoger la basura en sábanas. Lo que se ve en Libertador no se ve en ninguna parte del mundo. Es una situación de dejadez, de abandono, porque la alcaldía está totalmente destartalada.

–¿Qué solución tiene para abordar el transporte público y la policía de Caracas tras hechos irregulares?

–Queremos solicitar la mancomunidad del transporte para pedir la descentralización hasta del Metro de Caracas. Ustedes me dirán: ¡Estás soñando, eso es utópico, el Gobierno nunca va a entregar eso! Cuidado y termina entregándolo cuando se presente un proyecto serio avalado por todos los vecinos de Caracas, donde podamos tener una coordinación clara entre los jeeps, las demás rutas de transporte. Adicionalmente sería ideal que el Sistema Metro estuviese conectado. Y esa mancomunidad pueda recurrir a organismos internacionales.


Necesitamos convertir a la Alcaldía de Caracas en un centro para la formación, protección y defensa de los emprendedores

Antonio Ecarri, abogado y presidente de la organización política Alianza del Lápiz

–Con relación al tema de Policaracas, esta debe ser saneada. Hoy es una institución enferma, abandonada, desvalijada, con un personal calificado que está prácticamente detrás de las cortinas. Es una policía abandonada, con unidades destartaladas, gente mal entrenada, agentes mal pagados. Se necesita una escuela de la Policía Municipal de Caracas.

–Para hacer realidad esos proyectos debe ganar. ¿Qué hará Ecarri? ¿Es posible ese triunfo?

–Es absolutamente posible y te lo dicen todos los estudios de opinión: el 70% de los caraqueños son independientes, el 20% del oficialismo y el 10% es de oposición. La última medición de Varianza del 15 de septiembre pone a los partidos de la MUD en un 12%, la opción independiente es casi 36% y el chavismo casi 27%.

–¿Cómo va a hacer para convencerlos que deben ir a votar y con qué maquinaria?

–Los independientes son una masa que no es uniforme pero sí es una masa muy inconforme y tienen un elemento en común: quieren un alcalde que les venga a resolver sus problemas, que quiera ser gerente de la ciudad. Por eso nos estamos limitando a hablar sobre los problemas de la ciudad.

–Y dicho esto hace referencia a la candidata del gobierno: “La almiranta (Carmen Meléndez) también tiene una división, el Polo Patriótico va fracturado en Libertador porque el grupo del Psuv y los movimientos de izquierda radical decidieron no apoyarla”, afirma.

–El efecto que pueda tener ese grupo del Psuv no es lo mismo que el efecto que puedan tener dos candidatos de partidos de la oposición. Usted lo sabe muy bien.

–Es que los partidos de oposición tradicional lo que tienen es 12% en Libertador mientras que los independientes tienen 70%, aquí hay público de sobra para captar.


Creo que la constancia es clave en la política y cuando la constancia va de la mano de las convicciones entonces esa insistencia trae el éxito

Antonio Ecarri, abogado y presidente de la organización política Alianza del Lápiz

–¿Ese independiente es Ecarri?

–Hoy puedo decirte que tenemos por primera vez, en 30 años, un independiente que va a ganar la ciudad de Caracas, y todos nuestros estudios de opinión nos están dando como ganador sin el apoyo de los partidos tradicionales porque yo creo que ahí está la llave del triunfo.

–¿Cómo financiará su campaña?

–Yo soy empresario, soy presidente de una empresa financiera. A la fundación Uslar Pietri le montamos un modelo financiero que no ha requerido de aportes internacionales porque la gente se ha venido incorporando. Hoy nuestra campaña también se debe a los voluntarios que están poniendo su trabajo. La estructura de la Alianza del Lápiz nació del proyecto social de emprendimientos de las casas del lápiz y de ahí está saliendo el financiamiento de la campaña.

–Supongamos que gana. ¿Cómo gobernará en un municipio en el cual está el asiento de los poderes que sostienen a Maduro?

–Los vecinos unidos jamás serán vencidos. Cuando tienes una gestión donde te amarras a la fuerza vecinal es otra cosa (…). ¿A qué se va enfrentar Antonio Ecarri en Libertador? A sus vecinos.

–¿Qué le queda a un candidato tras una elección en la que resulta perdedor?

–Una lección, y hay muchos casos en la historia de candidatos que insisten. Son un ejemplo a seguir. Aquí en Venezuela hay experiencias como el caso de Rafael Caldera, cuántas veces insistió en ser candidato hasta que logró ser presidente de Venezuela. Creo que la constancia es clave en la política, y cuando la constancia va de la mano de las convicciones entonces esa insistencia trae el éxito. Cada elección es una experiencia.

–Su padre es el representante diplomático de Guaidó en España. ¿Ha conversado con él esta decisión de ser candidato de un partido que no es apoyado por el G4?

–Mi papá y yo siempre hemos tenido militancia diferente. Pero mi papá y yo constantemente hablamos, tenemos una relación espectacular padre e hijo. Discutimos muchísimo de política. Pero es la casa de un demócrata y él nos levantó a todos con unos principios muy claros de lo que es la democracia y el debate, siempre y cuando estén las ideas de por medio. De él siempre me he sentido muy orgulloso, y sobre todo, de su talante ético y moral que también responde a sus convicciones, él las respeta y yo las de él.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.