Son muchas las dudas que todavía quedan pendientes tras la aprobación en segunda discusión de la reforma a la Ley de Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras, incluida la fecha de entrada en vigencia de esta norma que ha generado rechazo de gremios y expertos en economía y tributos; sin embargo, el abogado y profesor de la Universidad Católica Andrés Bello (Ucab), Daniel Betancourt, asegura que su aplicación encarecerá la vida de los venezolanos

Entrevista: César Batiz | Redacción: Kemberlyn Talero

La reciente aprobación de la reforma a la Ley de Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras (Igtf), por parte de la Asamblea Nacional electa en 2020, ha generado rechazo por parte de economistas, especialistas en derecho tributario y gremios empresariales, pues aunque Nicolás Maduro aseguró, en su alocución del lunes 7 de febrero, que el nuevo instrumento legal busca cobrar más a los que tienen mayor cantidad de recursos, expertos coinciden en que su aplicación afecta a toda la población, pues encarecerá los precios de los productos.

“No grava a los millonarios, grava a ricos y pobres”, afirmó el abogado Daniel Betancourt, quien conversó sobre este tema con el director de El Pitazo, César Batiz, y aclaró que todavía no se conoce la fecha de entrada en vigencia de esta ley, pero asegura que su aplicación es inminente.

“Le dieron un camino rápido para hacerla entrar en vigencia lo antes posible. Hay dos posturas: los primeros proyectos que se leyeron hablaban de 30 días después de su publicación en Gaceta Oficial; sin embargo, el informe de la segunda discusión en la Asamblea Nacional señala que es el primero de marzo”, dijo el abogado de la firma Palacios, Torres y Korody y profesor de la Universidad Católica Andrés Bello (Ucab).


Hay un fin público de defender la moneda nacional, pero creo que no es la medida más adecuada para ello

Daniel Betancourt, abogado

Para Betancourt, se trata de una norma “fuera de la lógica y del ámbito común” que es aplicable a las operaciones en moneda extranjera, pese a que su nombre señala que está dirigida a grandes transacciones. Precisó que con la modificación de esta norma, el impuesto es aplicable a las personas naturales y jurídicas, contribuyentes especiales o no, sin tomar en cuenta la capacidad contributiva. “Tal como fue aprobado va a ser un golpe al bolsillo y a la vida del venezolano”, señaló.

El abogado señaló que la modificación de esta ley tiene su origen en los problemas de finanzas públicas que enfrenta el país. “La fuente de ingreso del Estado venezolano se ha visto mermada, reflejada en una reducción drástica en el gasto público. El Estado busca vía financiera, a través del bolsillo de todo el mundo, una forma de sostenerse y tener un crecimiento de las finanzas públicas que le permita tener cierta gestión”, apuntó.

La Asamblea Nacional aprobó en corto plazo la reforma a la Ley de Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras, pues en un lapso de tan solo dos semanas se llevaron a cabo la primera y segunda discusión del texto legal, saltándose la fase de discusión pública. “Todos merecían la oportunidad de alzar la voz y advertir los problemas que este tributo puede generar en Venezuela”, dijo al respecto Betancourt y recordó que en el pasado la implementación por la vía rápida de medidas como esta ha generado un sistema tributario inestable y regresivo.

–¿En cuánto quedarán las tasas para pagos en divisas?

–En lo que aprobó la Asamblea Nacional hay una inconstitucionalidad muy grave, por violar el principio de legalidad tributaria, y es que se dejen bandas abiertas de alícuotas. Para las transacciones en divisas, a través del sistema financiero nacional, hay un baremo de entre el 2 % y el 8 %, y para los pagos a los sujetos pasivos especiales está entre el 2 % y el 20 %. Eso es particularmente peligroso porque es el Presidente quien, mediante decreto, puede variar la alícuota un día determinado. Lo que está sobre la mesa en los proyectos que se han conocido es una alícuota que está entre el 2,5 % y el 3 %; sin embargo, los mismos diputados que aprobaron esta ley, con altos cargos en el Psuv, han advertido que probablemente se aumenten de forma paulatina.

–¿Cómo será el proceso de recaudación?

–Es una de las grandes interrogantes que incluso tenemos los técnicos al respecto. Una idea que tenemos es que toda persona natural o jurídica que realice una transacción en moneda extranjera declare ante el Seniat y pague el impuesto, lo cual no es factible, por lo que se recurre a una figura llamada agente de percepción, es decir, se nombra a grandes contribuyentes con una plataforma administrativa lo suficientemente robusta que están cerca de operaciones gravadas para que perciban el tributo en nombre del Estado. Estos podrían ser la banca, que tienen cuentas en moneda extranjera y, en segundo lugar, los sujetos pasivos especiales.

–¿Qué opina de que el Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras no sea deducible al Impuesto sobre la Renta de 2022?

–Es una variable que apareció en la Ley original del Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras. El deber ser es que se pueda deducir de la cuota a pagar del Impuesto Sobre la Renta (Islr), al no realizarse no existe una conciliación entre la tributación directa e indirecta y no se mide correctamente la capacidad económica.


Estamos claros que tal como fue aprobado va a ser un golpe al bolsillo y a la vida del venezolano

Daniel Betancourt, abogado

–¿Cómo serán los procesos de fiscalización del Seniat?

–Es complejo, pues el Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras es de difícil comprobación, porque existen muchos métodos para tratar de evadir el hecho imponible. Si no se refleja correctamente en las facturas, el Seniat podría actuar de acuerdo con presunciones y eso no es lo más deseado.

Una pregunta subsecuente es si cambiará la emisión de facturas y estamos a la espera de la respuesta de la administración tributaria en la reglamentación de este impuesto, porque queda mucho por saber.

–¿Cómo será el cálculo si el pago es mixto?

–El deber ser es que solo se genere por el pago en moneda extranjera, pero veremos qué selecciona el Seniat para el pago del impuesto: factura o comprobante de percepción. Sin embargo, la variable común es que va a complicar el trato en caja entre el comprador y vendedor.

–¿Y si el ciudadano paga con una tarjeta internacional?

–Hay que ver varios escenarios. Si el pago que recibe el vendedor es en bolívares o en dólares y si el vendedor es sujeto pasivo especial. En el caso de que el vendedor sea sujeto pasivo especial, si el vendedor recibe bolívares se genera una operación de cambio que está exenta y, por otro, el pago en bolívares no está gravado. En el caso de que los montos pagados con las tarjetas sean dólar contra dólar sí se genera el impuesto.


Con el Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras no solo los bodegones, sino toda la economía, arrojará precios más caros

Daniel Betancourt, abogado

–Si el impuesto se cobra en bolívares, ¿los comercios están obligados a convertir esos dólares a bolívares para pagarlos al ente recaudador?

–Probablemente es lo que tengan que hacer, no porque sea una obligación, pero probablemente van a tener que sacrificar el flujo de caja en bolívares para pagar el impuesto. Recordemos que el tesoro nacional a la fecha solo acepta bolívares. Con este impuesto lo que puede suceder es que aumenten las operaciones de cambios de dólar a bolívar en la banca o fuera de ella.

–También se habla de que puede aumentar el mercado negro.

–El deber de todo Estado es promover que sus agentes económicos se formalicen, pareciera que esta ley va por el camino contrario, está dando incentivo para que aumenten las ventas por Instagram o por fuera del radar comercial formal para que no se genere el impuesto. Hay un fin público de defender la moneda nacional, pero creo que no es la medida más adecuada para ello.

–¿El Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras se cobrará de manera paralela con el IVA?

–Son dos impuestos distintos. El IVA grava el consumo y el Igtf es un impuesto al pago. Hay una pregunta que debe responder la administración tributaria, ¿cuál es la base imponible? ¿Es el precio del bien, o el precio más el IVA? Pareciera que hay un escenario de impuesto sobre impuesto porque me cobran un 3 % sobre la cuota del IVA.


El Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras hará a Caracas y Venezuela un lugar más caro para vivir

Daniel Betancourt, abogado

–¿La ley afectará a las importaciones y exportaciones?

–La ley anterior de 2016 establecía entre los principios de territorialidad que si existía una causa en Venezuela para realizar ese pago debe pagarse el Igtf. Pareciera que la tendencia es a que el impuesto tenga efectos extraterritoriales, por lo que las operaciones de importación pudieran terminar siendo gravadas.

–¿Cómo afecta la ley a la venta de bienes como vehículos o inmuebles?

–Si la venta es de persona natural a persona natural pareciera que no hay problemas, porque el impuesto solo se genera si hay un flujo económico en el sistema financiero nacional de dólar contra dólar o si se hace un pago ante un sujeto pasivo especial. Lo mismo ocurre con los vehículos, pero la realidad cambia si el vendedor es un sujeto pasivo especial, ahí sí se generará el impuesto. Yo me preocuparía más por la tasa que va a generar el Saren.

–¿Esto aplica al pago de alquileres?

–Si el arrendador es sujeto pasivo especial se genera. Si son personas naturales no debería generarse el impuesto.


A la Ley de Igtf le dieron un camino rápido para hacerla entrar en vigencia lo antes posible

Daniel Betancourt, abogado

–¿Y el pago en hoteles?

–Los hoteles y exportadores cuando reciben dólares tienen la obligación de cambiar parte de sus divisas al Banco Central de Venezuela, de acuerdo con lo previsto en el convenio cambiario N°1. Si además son sujetos pasivos especiales cuando reciban el dólar tendrán que cobrar el Igtf.

–Fedecámaras pedía este martes revertir la promulgación de esta ley para que se les permita expresar e incorporar sus observaciones. ¿Es factible?

–Lo factible es que el Presidente vete la ley y, en ese caso, se devolvería a la Asamblea Nacional y se discutiría. No pareciera muy real pero es parte del ejercicio de la democracia. Otra posibilidad es que se cambie el texto antes de la publicación en Gaceta Oficial y eso sería un ejercicio antidemocrático, pero se han visto casos similares en Venezuela.

–¿Este impuesto podría convertir a Caracas en una de las ciudades más caras de Latinoamérica?

–Ya Caracas es lo suficientemente cara sin el Igtf y probablemente con el Igtf no solo los bodegones, sino toda la economía, arrojará precios más caros, porque el impuesto es monofásico, cada transacción generará un impuesto y al final generará costos que serán imputados al precio. Hará a Caracas y Venezuela un lugar más caro para vivir.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.