Zulianos coinciden en que el bono de Maduro empeora la crisis

Consultados por El Pitazo refieren que el reciente bono otorgado por el cuestionado Gobierno alcanza para la comida de un día y no soluciona la crisis económica. A criterio de los zulianos deben existir sueldos justos y estabilidad en los precios de la canasta básica

223
Lillineth Morales refiere que el bono no es la solución. "Debe haber mejores sueldos y control de precios. Foto: Edwin Urdaneta

Santa Bárbara de Zulia.- Recientemente, el cuestionado gobernante Nicolás Maduro otorgó otro bono de 250.000 bolívares a través del Sistema Patria, que alcanza para comer un día según el testimonio de vecinos consultados por El Pitazo en el estado Zulia.

“Todo esto lo que hace es empeorar cada día más la crisis económica. Un bono no es la solución. Necesitamos un sueldo digno con el cual comprar alimentos, pagar servicios e invertir y que haya una estabilidad en los precios de la canasta básica”, manifestó Lillineth Morales, de 48 años de edad.

Morales es obrera en la escuela Claudio Feliciano en Las Adjuntas, en Caracas, tiene cuatro hijos y cada vez que puede visita el municipio Colón, en Zulia.

Mientras compraba en una carnicería en el sector Juan de Dios González, en San Carlos de Zulia, dijo que con el bono de 250.000 (11 dólares) solo compra artículos para preparar tres comidas para un día. En su caso refiere que adquiere pasta, arroz y harina para menos de una semana, porque “es lo que más rinde”.


LEE TAMBIÉN: 

CLAVES | CONOZCA CÓMO SE COBRA EL BONO DE 250.000 BOLÍVARES ANUNCIADO POR MADURO ESTE #6SEP

No teme que la boten de la institución educativa. “Con 32.000 bolívares quincenales nadie sobrevive, mis hijos son los que me ayudan”, se quejó la mujer.

Edixon Miranda, de 56 años, refiere que la dádiva que otorga el gobierno empeora la situación. Es padre de nueve hijos y afirma que ese monto solo alivia el hambre dos días a lo sumo, sin que la gente trabaje.

Él y su esposa y nietos sobreviven porque cinco de sus hijos le envían remesas desde Chile y Colombia. Este diciembre, a pesar de la estabilidad de sus descendientes en esos dos países, no podrá abrazarlos ni darles el Feliz Año. “Cada día todo es más caro y nadie hace nada”.

Se las ingenia para comer

Ángela Soto, madre soltera con dos hijos y promotora social de la Alcaldía del municipio Colón, reconoce el excesivo costo de los alimentos. “Todo subió y nada de lo que uno cobra alcanza para mucho. El dinero se vuelve nada”.

A ella le venden combos de comida y con eso se ayuda. Presta, recolecta dinero en su familia, gastan el saldo de las tarjetas de débito solo para alimentarse y aún así el bono, aunque le resuelve de a poco, le es insuficiente para sobrevivir en medio de la crisis más difícil de la historia contemporánea de Venezuela.

DÉJANOS TU COMENTARIO