Un litro de gasolina bachaqueada oscila entre 0,5 y 4 dólares en Venezuela

Desde el año pasado Venezuela dejó de vender la gasolina más barata del mundo y ahora es la más cara de los países Opep. Además, la escasez de gasolina llevó a la conformación de un mercado negro de venta de combustible así como de cobros ilegales para obtener un puesto en las colas de las estaciones de servicio

2569
En la carretera Táchira-Mérida, ante la ausencia de gasolineras abiertas, los llamados "pimpineros" la ofrecen en pesos colombianos | Foto: cortesía Fernando Andrade

Caracas.- Un reciente informe de la Agencia Internacional de Energía (AIE) señala que en 2020 Venezuela dejó de vender la gasolina más barata del mundo. Desde el año pasado el precio más bajo del litro de gasolina lo registra Irán, que lo comercializa a 0,32 dólares; seguido de Argelia, que lo vende en 0,35 dólares.

Según los precios oficiales, en Venezuela el litro de la gasolina promedia 0,60 dólares, tomando en cuenta el valor del combustible subsidiado (5.000 bolívares por litro) e internacional (0,50 dólares). Con esta cifra, el precio de la gasolina en el país se ubica por encima de todos los países miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep), cuyo rango se ubica entre 0,30 y 0,40 dólares por litro, pero se mantiene como uno de los más bajos de la región, de acuerdo con los datos de la AIE.

Sin embargo, la realidad en el mercado venezolano es otra. La escasez de gasolina llevó a la conformación de un mercado negro en el que el precio de este combustible se comercializa entre 0,5 y 4 dólares por litro, dependiendo de la región. Comprar gasolina a precio subsidiado requiere permanecer varias horas en cola, por lo que pagar para acceder a este beneficio también forma parte del negocio ilegal en las estaciones de servicio. En El Pitazo realizamos una compilación con los precios del combustible a través de canales irregulares en las diferentes regiones del país.

Centro

En las estaciones de servicio de Puerto Cabello y Morón, en el estado Carabobo, la gasolina se vende entre 0,5 y 2 dólares en el mercado negro, según denuncias de los usuarios. En el caso de Puerto Cabello la única que recibe combustible subsidiado es la estación de servicio El Puerto y, según queja del conductor Manuel Espinoza, el tráfico de influencia por los puestos preferentes de la cola se paga en divisas. 

Una situación similar ocurre en la bomba Morón del municipio Juan José Mora. En esta gasolinera hay “gestores” que se dedican a “organizar” la cola y, para garantizar el tanque full, piden a cada conductor una “colaboración” de 10 dólares. Son no menos de 150 vehículos los que se surten a diario. 

En el occidente de Carabobo, la gasolina también se comercializa en moneda extranjera y los ciudadanos cancelan al menos 1 dólar, a pesar de que hay una estación de servicio internacional, que, al principio, acabó con el negocio de la reventa de combustible.  

“Hace un mes aproximadamente, por razones aún no aclaradas por las autoridades, la Guardia Nacional tomó el control de la distribución de combustible. Ahora se forman largas colas, tanto en la bomba internacional como en las estaciones de servicio subsidiadas”, dijo un usuario a El Pitazo, bajo condición de anonimato, y denunció, además, que ahora limitan la cantidad de combustible, pese a que se paga a precio internacional. 

En la subregión Altos Mirandinos, en el estado Miranda, la situación es otra y atrás quedaron los revendedores de combustible a raíz de que una estación de servicio, ubicada en el centro de Los Teques, pasó a vender gasolina a 0,5 dólares. Mientras que en la bomba La Auxiliadora, situada en la carretera Panamericana, habilitaron una de las islas para el despacho de combustible a precio internacional entre las 9:00 am y las 5:00 pm. Las otras 12 gasolineras disponibles en esta subregión, incluyendo La Auxiliadora, ofrecen gasolina subsidiada. 

En el eje Guarenas-Guatire, las estaciones de servicio dejaron de surtir gasolina de manera irregular. Sin embargo, personas particulares venden el combustible que extraen de los tanques de sus vehículos, de manera clandestina, a 1 dólar por litro.

En el estado Vargas la gasolina tampoco se está comercializando de forma irregular, pues los usuarios acuden a las estaciones de servicio dolarizadas. Actualmente en el litoral central están funcionando cinco bombas a los llamados “precios internacionales”. En el estado Aragua, las estaciones de servicio a precio internacional igualmente han sustituido la venta irregular de combustible; sin embargo, debido a la reciente escasez del combustible, usuarios manifiestan que han tenido que pasar largas jornadas a la espera de surtir los tanques de sus vehículos. 

Los ciudadanos aseguran que, en algunas estaciones de servicio a precio internacional, militares y policías, presuntamente, reciben pagos para dejar pasar vehículos que no estaban en las colas para surtir. 

LEE TAMBIÉN

Claves | Promesas del gobierno no detienen las colas para surtirse de gasolina

Oriente

El precio de la gasolina revendida en los cuatro estados orientales del país es variante; se consigue entre 1 y 2 dólares por litro. En la zona norte del estado Anzoátegui tiene un costo de 1 dólar mientras que en el sur la venden hasta por 1,5 dólares el litro. En Nueva Esparta y Sucre la comercializan por 1 o 1,5 dólares, pero el costo es mayor en Monagas. En este estado petrolero la gasolina revendida cuesta 2 dólares y el revendedor la lleva hasta la puerta de la casa del cliente.

Occidente

En el estado Lara, el precio del litro de gasolina en el mercado negro es de 1,5 y 2 dólares en el área metropolitana y su precio puede aumentar en caseríos y poblaciones retiradas. Según denuncias de cisterneros, en dos estaciones de servicio subsidiadas de Barquisimeto revenden el litro de combustible en 1 dólar.

En Coro, capital del estado Falcón, la gasolina fuera de las estaciones está en 2 dólares el litro. En el occidente de esta región, la pagan hasta en 3 dólares porque solo tienen gasolina una vez por semana.

En Paraguaná, donde se produce gasolina para el resto del país, los conductores pagan por el cupo en las estaciones de servicios, para no hacer cola. Los militares que las custodian cobran hasta 10 dólares y pueden llenar el tanque full en cualquier estación subsidiada.

En Zulia cobran entre 25 y 30 dólares por 20 litros de gasolina (entre 1,25 y 1,5 dólares por litro). Las colas en las estaciones de servicio se mantienen y los usuarios que optan por cobrar el combustible en el mercado negro deben pagar en Maracaibo y en los municipios de la Costa Oriental del Lago un poco más de 1dólar por litro.

En los municipios del Sur del Lago el precio del litro en el mercado negro es de 20 dólares por 20 litros (un dólar por litro) y también reciben pesos colombianos. En este caso, el precio de los 20 litros es de 70.000 pesos.

En el municipio Guajira cobran el litro de gasolina a 1 dólar, en el municipio Mara 28 dólares por 20 litros (1,4 dólares por litro) y en el municipio Almirante Padilla el precio llega a 30 dólares por 20 litros (1,5 dólares).

LEE TAMBIÉN

Claves | La venta de gasolina un año después del esquema establecido por Maduro

Los Llanos

En el estado Portuguesa la escasez de combustible data de noviembre de 2018. Desde esa fecha ha habido cuatro formas fallidas de suministro: colas físicas por orden de llegada, pico y placa, sorteo y Combuspor (cola virtual por sistema automatizado y notificación por mensaje de texto). La autoridad encargada del control y manejo del servicio la ejerce un Estado Mayor encabezado por el comandante de la Zodi 33. Los despachos por vehículo se limitan a 30 litros cada dos meses para gasolina subsidiada y 10 litros cada mes por motocicleta. En estaciones con precios internacionales, el litraje es el mismo y la frecuencia del servicio puede tardar mes y medio a través de Combuspor. En el mercado negro el combustible se comercializa en 1,5 dólares por litro en municipios urbanos (Guanare, Páez y Araure) y 2 dólares por litro en municipios rurales.

En Guárico la gasolina a precio especulado oscila entre 1 y 2 dólares por litro. Los transportistas surten el combustible subsidiado una vez por semana y los mototaxistas adquieren solo 10 litros cada 15 días (semana flexible). 

En Cojedes el litro de gasolina revendida cuesta entre 1 y 1,5 dólares. En esta entidad no se cumple el cronograma de despacho de gasolina por terminal de placa. Los conductores deben hacer colas con una semana de antelación para que el sábado o domingo los funcionarios de los cuerpos de seguridad del Estado hagan la lista para surtir. De acuerdo con el número de la cola determinan el día en que pueden surtir, pues solo atienden entre 100 o 150 vehículos, de acuerdo con la disponibilidad de la bomba. Los choferes deben permanecer en el sitio y de moverse pierden el cupo que solo garantiza entre 20 y 30 litros.

En Barinas la escasez de gasolina se ha agudizado en los últimos dos meses. Los conductores están condicionados a la llegada de un mensaje de texto del Sistema de Suministro de Combustible (Siscom), en las estaciones de servicio subsidiadas. El despacho de gasolina a precio internacional se redujo a una sola bomba por día bajo la modalidad de pico y placa. No hay un aviso oficial que indique en qué gasolinera va a llegar combustible, por lo que las colas pueden prolongarse hasta por tres días. Los precios en el mercado negro oscilan entre 1,50 a 1,25 dólares por litro.

En los municipios Fernando y Biruaca en el estado Apure el litro de gasolina en el mercado negro se cotiza en 2,5 dólares. Mientras que en los municipios del Alto, Páez y Muñoz tiene un costo de 2.800 pesos, menos de 1 dólar que en la actualidad, tiene un precio de 3.550 pesos. 

LEE TAMBIÉN


Claves | ¿Qué se necesita para acabar con las colas por gasolina en Venezuela?

Guayana

En la región Guayana la escasez de gasolina se agudiza cada vez más, mientras tanto el litro de combustible en el mercado negro se vende entre 2 y 4 dólares en Bolívar y Delta Amacuro, según afirmaron conductores que conversaron con El Pitazo.

En Puerto Ordaz y San Félix se observaron largas filas de carros este jueves, 15 de julio. “Yo he viajado a otras regiones y la escasez de gasolina no es tan dura como aquí. Aquí lo grave del asunto es que la poca gasolina que llega se va para las minas”, denunció Alfredo Infante, un chofer que hacía cola en la estación de servicio Villa Colombia. 

En Amazonas el litro de combustible se vende en 2 dólares o su equivalente en pesos colombianos, porque es la moneda que predomina en esa región. 

Los Andes

De los tres estados andinos, Mérida es el que tiene el precio más alto de la gasolina revendida. Un litro cuesta 2,5 dólares en las zonas de producción agrícola, donde las estaciones de servicio pasan incluso meses sin recibir combustible por parte de Pdvsa. Un camión que transporta hortalizas necesita hasta 120 litros de gasolina para hacer un viaje ida y vuelta a Caracas. En la ciudad de Mérida el litro de gasolina en el mercado negro cuesta desde 1,25 hasta 2 dólares. Desde el pasado mes de abril las colas en las estaciones de servicio dolarizadas son de dos y tres días.

En el estado Táchira, por su parte, una pimpina de 20 litros de gasolina cuesta entre 70.000 y 90.000 pesos colombianos, equivalentes a 20 dólares. Esto significa que un litro cuesta mínimo 3.500 pesos o 1 dólar. Sin embargo, en lugares de la zona norte o sur del estado, donde la escasez es más pronunciada, puede costar hasta 7.000 pesos un litro, es decir, 2 dólares. Particularmente en Táchira, la gasolina que se vende en el mercado negro es proveniente de Colombia, que los vendedores suelen ingresar a través de las trochas o caminos irregulares. Esta situación se registra desde 2019, pero se ha acentuado desde que en Venezuela se vende gasolina iraní.

En Trujillo, un litro de gasolina en el mercado negro puede costar 1,5; 1,7 y hasta 2 dólares. De acuerdo con el testimonio de los ciudadanos, principalmente del municipio Valera, el mercado negro lo propician los conductores, que una vez acceden al combustible de manera legal, la revenden en zonas residenciales entre vecinos, amigos y conocidos.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.