19.3 C
Caracas
martes, 20 octubre, 2020

Segundo buque con gasolina iraní ya está en Venezuela

Marine Traffic ubica al Fortune en las costas del estado Falcón, cerca de la Península de Paraguaná

-

Falcón.- El Fortune, segundo de tres tanqueros petroleros iraníes que traen combustible al país, se encuentra frente a las costas del estado Falcón, según ubicación precisada por la página especializada de rastreo marítimo, Marine Traffic. Su destino final es la Península de Paraguaná.

El buque partió del puerto de Khor Fakkan el 28 de agosto de 2020. Es un barco petrolero que fue construido en 2004 y tiene una capacidad de carga de 35.155 toneladas de peso muerto. Su longitud total es de 175,93 metros y su ancho es de 31 metros. Su cargamento es de unos 300.000 barriles de combustible aproximadamente.

LEE TAMBIÉN

Buques iraníes traen 825.000 barriles de gasolina a Venezuela

El Forest fue el primero de las tres embarcaciones en atracar en el muelle de la refinería El Palito en la madrugada del pasado 29 de septiembre. Funcionarios de Petróleos de Venezuela S.A (Pdvsa) estiman que la gasolina traída en el Forest será distribuida en las bombas desde este viernes 2 de octubre.

Además del Forest y el Fortune, se espera la llegada del Faxon, un tercer tanquero iraní que tiene como destino Puerto la Cruz y que es esperado para el próximo 4 de octubre.

Técnicos de Pdvsa estiman que el combustible iraní traído en los tres buques alcanzará para un mes, si el Gobierno nacional decide distribuirla sin racionamiento, mientras que el Ministerio de Petróleo está a horas de anunciar un nuevo esquema de distribución.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado