Petros: un adorno en el monedero de los beneficiados del sistema patria

En una encuesta realizada por El Pitazo este viernes al menos 15 de los 20 ciudadanos consultados en Caracas coincidieron en que es imposible transformar la moneda digital en bolívares para hacer compras con débito en locales comerciales de la ciudad por lo que les resulta inútil el beneficio

15811
El petro fue creado por el gobierno de Nicolás Maduro para tratar de hacerle frente al alza del dólar, a la hiperinflación y a los bloqueos del Gobierno de Estados Unidos | Foto: Referencial

Caracas.- La posibilidad de transformar los petros disponibles en el monedero patria a bolívares reabrió el debate en torno a la utilidad de esta moneda con la que la administración de Nicolás Maduro ha oficializado algunos pagos y ha otorgado bonos a jubilados, pensionados y ciudadanos que cuentan con el carnet de la patria.

En una encuesta realizada por El Pitazo este viernes, 5 de junio, al menos 15 de los 20 ciudadanos consultados en Caracas coincidieron en que es imposible transformar la moneda digital en bolívares para hacer compras con débito en locales comerciales de la ciudad.

El ensayo para el uso de esta moneda se puso en práctica los últimos días de diciembre cuando se activó un bono de fin de año de medio petro (30 dólares o su equivalente Bs. 1.357.760) y se generaron grandes colas en los establecimientos comerciales con biopago, la única herramienta mediante la cual es posible hacer compras con lo contenido en el monedero patria.

“El petro, eso no sirve. Aquí lo que está caminando es el dólar … Le pagan al obrero 400.000 bolívares y, ¿eso para qué alcanza? ¿Por qué no ponen un sueldo de 100 dólares?, porque si él (Nicolás Maduro) puso un precio del pasaporte en 200 dólares, la gasolina, la comida en dólares, mínimo nosotros deberíamos cobrar 100 dólares para que la gente pueda comer, porque con esos 400 que ganamos no compramos ni medio cartón de huevos”, opinó Vladimir Marquina, un trabajador de la construcción radicado en Catia.

Como Marquina, otros usuarios coinciden en que este “petroaguinaldo” que aún muchos no han podido disfrutar “es inútil”, en el universo comercial caraqueño donde son escasos los comercios que cuentan con las máquinas captahuellas del sistema de biopago.

Fidel Gaviria tiene 78 años y asegura que no ha logrado pasar a su cuenta en bolívares este monto en petro que aparece en su monedero. “Me he metido en la página para que lo pasen a la cuenta y me lo devuelve al monedero otra vez y no consigo donde comprar con la huella con tanta falta que me hace en esta pandemia que uno lo que está es pasando hambre”, opinó.

LEE TAMBIÉN

CLAVES | ¿Cómo se cambian petros a bolívares?

Gaviria recordó que la pensión de Bs. 400.000 que recibe es insuficiente para costear lo que necesita en cuanto a comida y medicinas y que la necesidad de entrar a internet para hacer una transacción de canje dificulta aún más sus posibilidades de acceder al petro, sobre todo en este momento en el que la pandemia le impide si quiera moverse el Metro de Caracas por la ciudad.

Nicky Cabrera, vendedora informal y vecina de Campo Rico, tuvo mejor suerte y logró usar su medio petro la misma semana que le fue depositado en su monedero digital, sin embargo, muchos de sus familiares siguen sin poder usarlo y sin opciones económicas ante esta situación.

“Con eso la gente al menos podía hacer un mini mercado, pero ahora no hay opciones porque la pensión no alcanza para nada… Mi mamá y mi hermana han intentado hacer eso de pasarlo a bolívares y no lo han logrado y les van descontando, entonces tienen menos de lo que tenían antes”, dijo Cabrera.

Esta vendedora asegura que es imposible sobrevivir con 400.000 bolívares y bonos ocasionales en un país dolarizado donde a ella misma le ha tocado elegir entre comprar comida o medicinas.

Para muchos caraqueños este beneficio en moneda digital sigue intacto en sus cuentas en el sistema online y no es más que “un adorno”, “algo que nos deja pensar que tenemos un ahorro que no sabemos si vamos a poder usar”, tal como afirma Adela Medina, una ciudadana de la tercera edad residenciada en Pérez Bonalde.

4.27/5 (124)

¿Qué tan útil fue esta publicación?

DÉJANOS TU COMENTARIO