28.2 C
Caracas
miércoles, 18 mayo, 2022

Más de 30.000 bolívares mensuales gasta un varguense para movilizarse

-

La Guaira.- La varguense Martina López se debate por estos días si renuncia a su trabajo o plantea a sus jefes trabajar desde su casa.

Aunque gana 1,5 sueldos mínimos como asistente administrativo, la mitad de ese ingreso lo debe destinar al transporte público, por lo cual su paga ya no es rentable.

“Yo vivo en Playa Grande, en el urbanismo Hugo Chávez, y trabajo en Macuto, en una oficina pública. Debo tomar cuatro buses, dos de ida y dos de regreso. Cada pasaje son 400 bolívares. En la semana son 8.000 y al mes más de 30.000 bolívares. En ocasiones camino, para ahorrarme un pasaje, pero es extenuante”, cuenta la mujer, madre de dos niños.


LEE TAMBIÉN: 


SALIR DEL PAÍS Y NO SOLO DEL BARRIO ES LA APUESTA DE LA GENTE DE TURUMO

La situación de López la enfrenta gran parte de la masa laboral del estado Vargas, pues el aumento del pasaje de Bs. 200 a 400, la falta de unidades de transporte y el fraccionamiento de la ruta hace que para movilizarse dentro de la propia entidad costera deban destinar por lo menos el 75 % de un sueldo mínimo.

“Hace dos años, uno de los beneficios de trabajar en Vargas era la calidad del transporte y el costo del pasaje. Uno hacia un solo viaje y un solo pago y llegaba de Catia La Mar a Caraballeda. Pero ahora los conductores te quieren dejar botado en plaza El Cónsul, que es a mitad de camino, y luego están los piratas, que uno está obligado a tomar por la falta de autobuses; son camiones o camionetas que cobran entre 500 y 1.000 bolívares soberanos por pasajero», cuenta Aurelio Martínez, vecino de Guaracarumbo, al oeste del estado Vargas.

«Eso hace que tu presupuesto en transporte siempre esté descuadrado. Uno a veces espera los buses de la ruta municipal, que cuestan 200 bolívares, pero entonces llega tarde a trabajar”, añade.

Voceros del sector transporte reconocen que el incremento del pasaje ha sido duro para los usuarios, pero aseguran que no hay otra solución, pues entre el precio de aditivos y repuestos, garantizar la operatividad de la unidad los deja sin ganancias.

“El tema es también las distancias. Aquí en Vargas las rutas largas equivalen a dos de Caracas. Es por eso que muchos conductores han decidido fraccionar la ruta, no por viveza, sino porque es el único modo de hacerlas rentables y de mantener a la unidad”, asegura Sergio Cárdenas, presidente del Bloque Unido de Transportistas de Vargas.

Transporte como beneficio laboral

Ante esta realidad, muchas empresas privadas y despachos públicos en el litoral central han dispuesto de transportes para garantizar la presencia del personal y otorgar un beneficio que permita rendir el ingreso.

“Si no me llevaran y trajeran hasta la parada principal, pues simplemente no iría a trabajar. Entre la falta de efectivo y gastarme toda la quincena en pasaje, ya no vale la pena ser empleado de nadie”, comenta Carmen Quezada, quien labora en un despacho de contables y cuenta con un transporte para movilizarse dentro de los beneficios laborales.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a