José Aguilar: «Desde el apagón del #25M se dejaron de exportar 2.500 Mw desde el Bajo Caroní»

44

Maracaibo. Cerca de 2.500 megavatios menos se dejaron de exportar desde las centrales del Bajo Caroní, ubicadas en el estado Bolívar, al resto de Venezuela tras el apagón del 25 de marzo.

La avería de los tres autotransformadores del patio B de planta Guri impide la transferencia de la energía que se produce en las centrales de Macagua y Caruachi al sistema de 765 kilovoltios, y le hace perder al sistema interconectado mayor flexibilidad para sus operaciones.


LEE TAMBIÉN: 

¿QUÉ PASÓ EN GURI?

Por ello, Corpoelec solo puede poner operativas dos de las tres líneas de 765 kv, que transmiten hasta 85% de la energía que se envía al Centro, Occidente, Los Llanos y Los Andes, durante el día; mientras que en la noche, cuando baja la demanda nacional, solo una queda en servicio, según indican algunos análisis del ingeniero José Aguilar, especialista en sistemas de generación eléctrica y sus riesgos.

Este escenario pone a Venezuela al filo de apagones. La debilidad del sistema de transmisión y la pérdida por falta de mantenimiento de equipos que permitían mayor maniobrabilidad y estabilidad para operar la Red Troncal de Transmisión son algunas de las causas por las que desde este viernes a las 7:12 pm está sin luz casi toda Venezuela por tercera vez en el mismo mes.

«Con un sistema tan debilitado, cualquier oscilación o mala maniobra va a desencadenar un apagón total en Venezuela», dijo Aguilar.

Centrales fracturadas

La operatividad de las tres líneas de 765 kv, que este viernes 29 de marzo quedaron fuera de servicio, pudieran estar en servicio todas sin la necesidad de los bancos autotransformadores si en la Casa de Máquinas 2 de Guri, que alimentan directamente estas conexiones, se generara la energía suficiente para ellas. Pero, según reportes de Corpoelec de 2018, y publicados por El Pitazo, en esa casa de máquinas cuatro de sus 10 turbinas estaban fuera de servicio.

“En la Casa de Máquinas 2 se debían estar produciendo 2.500 megavatios antes del apagón del viernes y eso no es suficiente para poner las tres líneas en servicio. Y si estuviesen todas las máquinas operativas no se estaría botando el agua en Guri”, indicó Aguilar.

A las 9.50 pm del lunes 25 de marzo casi todo el país se quedó sin electricidad. El hecho ocurrió 18 días después del primer apagón nacional registrado el 7 de marzo.

El lunes explotó el autotransformador (AT2B, Banco AT 2 fase B) del patio 765 kV de la subestación Guri B y se generó un incendio, que pudo ser sofocado en la mañana del martes.

Tras la falla, ninguno de los tres bancos autotransformadores que permiten sumar energía de las centrales de Macagua y Caruachí al sistema 765 kv pudo ponerse de nuevo en servicio.


LEE TAMBIÉN: 

RACIONAMIENTO: ÚNICA OPCIÓN DE CORPOELEC ANTE PRECARIEDAD DEL SISTEMA ELÈCTRICO

Fracturaron el sistema de transmisión de las centrales del Bajo Caroní, que es el corazón del sistema eléctrico venezolano. La transferencia se minimizó en 45 por ciento. Sin la posibilidad de exportar suficiente energía de planta Guri, se hace necesaria la generación térmica, pero también la misma ha venido siendo socavada severamente, al igual que los combustibles para lograr su funcionamiento”.

Cerca de 8.200 megavatios producían las centrales del Bajo Caroní antes del apagón del 25 de marzo.

«El viernes a duras penas llegaban a 6.000. No pueden generar más porque no tienen cómo sacar esa energía. Dejaron perder los bancos autotransfornadores que permitían pasar la energía de Caruachi y Macagua para alimentar las líneas de 765 kv, que es por donde se envía la mayor cantidad de energía al resto del país», dijo Aguilar.

La generación térmica también dejó de ser una opción en el país para ayudar a la estabilidad del sistema y minimizar los apagones.

De los 19 mil megavatios térmicos instalados que hay en Venezuela, solo se estaban produciendo unos 2 mil antes del apagón del 25 de marzo, como resultado de los eventos del apagón del 7 de marzo, cuando de tenerse los combustibles se podían prender unos 2 mil 800 MW, dijo el experto.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

DÉJANOS TU COMENTARIO