33 C
Caracas
martes, 22 septiembre, 2020

Industrias reclaman falta de auxilio económico tras cinco meses de confinamiento

Consecomercio y Conindustria indicaron que luego de 150 días de confinamiento, los paquetes de estímulo al sector productivo han sido casi inexistentes por parte del gobierno de Nicolás Maduro.

-

Caracas.- El 22 de marzo, el gobierno de Nicolás Maduro anunció una serie de medidas con la intención de mitigar los efectos económicos causados por la pandemia del COVID-19, cuyos primeros casos se detectaron una semana antes. Casi cinco meses después, gremios empresariales reclaman que no han recibido respaldo del Ejecutivo para continuar con sus operaciones, pese a las promesas emanadas desde Miraflores.

En principio, la administración de Maduro se comprometió a asumir el pago de las nóminas de pequeñas y medianas empresas por medio de asignaciones por el sistema patria por un lapso de hasta seis meses. Sin embargo, gremios como Consecomercio y Conindustria dijeron que en este periodo los paquetes de estímulo al sector productivo han sido inexistentes por parte del gobierno.

En 150 días de confinamiento social por el coronavirus, la mayoría de los sectores económicos del país ha estado sin actividad, salvo escasas semanas de flexibilización de restricciones.

LEE TAMBIÉN

BCV inyecta divisas esta semana para estabilizar precio del dólar

Adán Celis, presidente de la Conindustria, indicó en una conferencia de prensa transmitida por Zoom este martes, que solo 18,1% de la capacidad de producción es utilizada actualmente por las industrias venezolanas. Explicó que a raíz de este escenario se ha incrementado el riesgo de que entre 40% y 50% de las compañías del país bajen sus santamarías.

Felipe Capozzolo, presidente de Consecomercio, aseguró, por su parte, que desconoce cuáles sectores recibieron las asignaciones del llamado Plan Especial de Pago de Nómina, aunque dijo que desde su concepción el ofrecimiento resultó insuficiente, pues no cubría las necesidades de los empleados y tampoco garantizaba soporte para cumplir con sus compromisos a las empresas.

De acuerdo con los gremios, el plan se limitó al depósito de un salario mínimo (hoy equivalente a menos de dos dólares mensuales) y algunos bonos especiales repartidos a cuatro millones de trabajadores, registrados en el sistema patria.

LEE TAMBIÉN

Gremios proponen desescalada controlada para reactivar sectores económicos

- Advertisement -

En estados como Zulia, solo entre 30% y 35% de las compañías lograron obtener la ayuda, debido a que el resto no pudo registrarse. Fedecámaras Zulia dice que en estos meses de la pandemia tampoco han contado con créditos bancarios, un problema que abarca el resto del sector desde enero de 2019, cuando se elevó el encaje legal, reseñó el portal Crónica Uno.

Desde Fedecámaras han advertido que de no reconducir las medidas para favorecer al sector económico se incrementará el número de empresas comprometidas en su flujo de caja, que conlleva a que se afectan los mecanismos de importación de materia prima o algún producto determinado.

Celis, representante de la confederación de industriales, remarcó que ningún sector puede quedar excluido de la posibilidad de abrir sus puertas y mantenerse en actividad, pues de estas operaciones dependen más de tres millones de empleos.

Cambio de rubro

Ante la necesidad de reanudar las actividades, Consecomercio precisó que el sector comercial se ha visto forzado a cambiar de ramo para vender alimentos y productos de higiene personal y así eludir las restricciones gubernamentales establecidas en el decreto de Estado de Alarma.

LEE TAMBIÉN

Pensionados esperan respuesta de Sudeban para realizar trámites bancarios

Capozzolo dijo que otra parte de los comerciantes pasó al sector informal y sobrevive debido a las ventas hechas en redes sociales como Instagram y WhatsApp.

Indicó que estas dos tendencias de sobrevivencia comercial ya agrupan a 40% de los agremiados a su cámara. Esto ocurre, en especial, con los comercios dedicados a los electrodomésticos o los equipos celulares que pasaron a la informalidad porque solo podían operar en algunos estados. Mientras que los locales ubicados en los cascos centrales de las ciudades del interior tuvieron que pasarse a la venta de verduras y frutas u otros alimentos.

La Confederación Venezolana de Industriales y el Consejo Nacional del Comercio y los Servicios presentaron este martes, 11 de agosto, un plan con el que esperan que el gobierno de Maduro autorice la reactivación de la economía nacional a partir de estrictas medidas de bioseguridad contra el COVID-19.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado