22.6 C
Caracas
viernes, 4 diciembre, 2020

Fedeindustria en reunión con el Psuv: cerraron nuestras cuentas en EE.UU. por las sanciones

El presidente de Fedeindustria y constituyente, Orlando Camacho, aseguró que los empresarios han migrado de bancos y los proveedores no quieren dar créditos por temor a recibir sanciones estadounidenses. Sin embargo, no ahondó en cómo estaba la producción venezolana antes de 2017, cuando se registraron las primeras sanciones financieras

-

Caracas.- “Nosotros dependemos de las importaciones para hacer un producto”, así inició su discurso este 10 de noviembre el constituyente y presidente de Fedeindustria, Orlando Camacho, durante un encuentro de empresarios con el comando de campaña oficialista que dirige el exalcalde y exministro Jorge Rodríguez.

Su intervención se basó en cómo las sanciones económicas y financieras impuestas por Estados Unidos han afectado el trabajo en Venezuela: “Si tú fabricas zapatos y la suela es importada, es un producto que no podrás vender porque es semielaborado. Es muy complicado para nosotros”, afirmó.

Camacho aseguró que han tenido que emigrar de bancos porque en EE.UU. y en España, por ejemplo, les cierran las cuentas; les piden más recaudos por ser venezolanos y los proveedores prefieren no vender ni dar crédito por temor a estar bajo la mirada de la administración estadounidense.

“Queremos ser un país libre en el comercio, que podamos hacer transacción con cualquiera, lo mismo que hacen otros países. Por eso vamos a la campaña”, manifestó desde una fábrica de insumos médicos ubicada en Caracas.

LEE TAMBIÉN

«CERRARON MI CUENTA EN Ee.uu.«, TESTIMONIOS DE VENEZOLANOS

No obstante, Camacho no se refirió a la situación económica que tenía Venezuela antes de las sanciones que comenzaron el 2017, con el gobierno de Donald Trump. En 2016, 56% de las familias venezolanas estaban en pobreza extrema, más de 4.700 hogares reportaban haber perdido en promedio ocho kilos de peso.

- Advertisement -

Y si se revisa el 2014, se tiene que la Asociación Venezolana de Clínicas y Hospitales denunció que el inventario era crítico: fallaban más de 200 fármacos de uso diario, no había insumos para aplicar tratamientos de quimioterapias, hemodiálisis o para realizar exámenes de laboratorio. Los proveedores habían cerrado el crédito al gobierno venezolano meses atrás porque la deuda llegaba a $1.300 millones.

Economistas como Manuel Sutherland señalan que el Estado aplicó una política de protección que consistió en abaratar las mercancías extranjeras para promover la importación, lo que finalmente hizo que se destruyera el aparato productivo venezolano.  

LEE TAMBIÉN

RECESIÓN Y SANCIONES EN VENEZUELA: EL AHOGO ECONÓMICO ALCANZA A LOS MÁS VULNERABLES

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado