Contrabandistas subieron precio de la gasolina en la frontera con Brasil

meta_valuy

Santa Elena de Uairén. La ilegalidad sigue campante en las calles de la población fronteriza de Santa Elena de Uairén, ya que en vista de la falta de combustible en las dos estaciones de servicio locales, los contrabandistas se surten en Brasil y luego revenden cada litro a 12 reales, el equivalentes a 17.400 bolívares.

LEE TAMBIÉN: 

PELEAS, VENTA EN DIVISAS Y LARGAS ESPERAS POR GASOLINA EN ANACO

Los llamados «talibanes» quienes desde hace años se habrían apoderado de las surtidoras, en complicidad con funcionarios del Ejército liderados por el mayor José Basante, hoy prófugo de la justicia, no cesan en sus labores a pesar de los anuncios del gobierno regional de acabar con este delito.

Las bombas son vigiladas por la Guardia Nacional (GN), según declararon conductores y los propios taxistas, y se ha visto mayor orden y distribución equitativa en el último mes, eso cuando llega la única gandola que surte al pueblo, de siete a diez días.

En vista de las fallas en la distribución, los «talibanes» se dieron a la tarea de cruzar la frontera con sus vehículos a echar gasolina a un precio internacional de cinco reales brasileños por litro, es decir, a 7.250 bolívares.

Regresan a Santa Elena y ofrecen el combustible a 12 reales. El sector El Salto es uno de los lugares principales donde los revendedores de combustible se instalan a orilla de calle para vender. Llegan conductores hasta empujando sus vehículos.

Entretanto, se esperaba este miércoles la llegada de la gandola de gasolina, proveniente del centro del país, que surtiría Santa Elena, pero ya cuentan dos días de retraso.

DÉJANOS TU COMENTARIO