20.1 C
Caracas
lunes, 19 octubre, 2020

CLAVES | Sepa cómo el BCV ha participado en la fuga del oro venezolano

El Banco Central de Venezuela (BCV) ha sido la institución bancaria que más ha vendido oro monetario en el mundo por dos años consecutivos (2017-2018), registra el Concejo Mundial del Oro (WGC)

-

Caracas.- Venezuela solía estar, hasta el año 2013, entre los primeros 30 países del mundo con mayores reservas de oro monetario, pero en un periodo de cinco años esto se fue desvaneciendo, gracias a la ayuda del Banco Central de Venezuela, el cual ha sido controlado por personas del núcleo de Nicolás Maduro. Conozca cómo el BCV está implicado en la silenciosa, pero millonaria, centrífuga del oro venezolano:

  • En marzo de 2019, tres mil 600 kilos en lingotes con etiquetas del Banco Central de Venezuela fueron retenidos en Entebbe, capital de Uganda. El oro formaba parte de 7,4 toneladas provenientes de Venezuela que aterrizaron en el país africano para ser procesadas en la refinería African Gold Refinery Limited y posteriormente ser enviadas a Turquía, su destino final.
  • El oro, valorado en 300 millones de dólares, fue decomisado por la Policía de Uganda bajo sospecha de contrabando, al no haber sido declarado en los puntos oficiales de la aduana africana. 
  • Tres semanas después de la incautación, el cargamento, que fuera tramitado por Goetz Gold LLC, una empresa de origen belga radicada en Dubai, fue liberado por orden del fiscal general de ese país con la anuencia del propio presidente ugandés, Yoweri Museveni. Tras la liberación, se perdió el rastro de esos lingotes del BCV.

LEE TAMBIÉN

LOS PITAZOS DEL DIRECTOR | CUENTOS DE LA BÓVEDA DEL BCV

  • En un reportaje de Runrunes en alianza con Connectas se explica que Goetz Gold LLC es propiedad de Alain Goetz, quien también fundó la African Gold Refinery, que procesaría el cargamento en Uganda. El empresario ha sido señalado por organizaciones anticorrupción de formar parte de una red de tráfico de «oro de sangre«, entendido como el metal precioso explotado en zonas conflictivas que financia crímenes, guerras y promueve la violación de los derechos humanos.
  • El BCV ha recurrido a estos subterfugios para despachar el oro venezolano a compradores del mundo caracterizados por su opacidad, para burlar sanciones económicas y ayudar a Nicolás Maduro a continuar en el gobierno. Maduro se ha aprovechado del oro para obtener recursos alternativos y lograr liquidez en un contexto de sequía financiera y de hiperinflación, la mayor del mundo.
  • El Banco Central de Venezuela es autónomo e independiente de las políticas del Gobierno nacional, según la Constitución de 1999, pero ha dejado de cumplir con su función de velar por la estabilidad monetaria y mantener el nivel adecuado de las reservas internacionales.
  • Según denuncias de exfuncionarios gubernamentales y de acuerdo con expertos entrevistados para el reportaje de Runrunes en alianza con Connectas, el BCV también se vale de mecanismos legales y de sus competencias en la comercialización en el mercado aurífero para “lavar el oro sucio» que compra procedente del Arco Minero del Orinoco (AMO), el megaproyecto estatal de minería marcado por la corrupción oficial y el control de grupos irregulares armados que ha sido cuestionado por generar la destrucción del ambiente y la violación de derechos humanos.
  • La suma de anomalías de la entidad ha puesto al banco en la mira de críticos locales, pero también del veto internacional. En abril de 2019, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos sancionó al organismo con el objeto de restringir el acceso de dólares estadounidenses y así impedir que la entidad pudiese hacer transacciones en el extranjero.
  • El general Manuel Ricardo Cristopher Figuera, exhombre de confianza de Maduro, antiguo jefe del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), denunció que el BCV suele aprobar la compra de oro gestionado por una empresa de Nicolás Maduro Guerra, hijo del jefe de Estado, quien habría establecido un monopolio de compra de oro a mineros artesanales al sur del país a precios irrisorios para luego venderlo a precios elevados al organismo estatal.

LEE TAMBIÉN

RUSIA ESTUDIA ENVIAR UNA MISIÓN ECONÓMICA PERMANENTE A VENEZUELA

  • Hay una contradicción con el artículo 320 de la Constitución, el cual indica que el Banco Central «no estará subordinado a directivas del Poder Ejecutivo y no podrá convalidar o financiar políticas fiscales deficitarias».
  • El BCV ha sido la institución bancaria que más ha vendido oro monetario en el mundo por dos años consecutivos (2017-2018), registra el Concejo Mundial del Oro (WGC).
  • El artículo 31 del decreto extraordinario No 6.201, del 30 de diciembre de 2015, confirma que los minerales estratégicos obtenidos mediante cualquier actividad minera en el territorio nacional, serán de obligatoria venta al Banco Central de Venezuela.
  • Transparencia Venezuela calcula que solo una tercera parte de lo producido en el Arco Minero es reportado al ente emisor; el resto sale del país por caminos irregulares.
  • El BCV debe rendir cuentas sobre el destino de ese metal y los recursos que se obtienen de esas ventas.
  • El BCV no justifica sus acciones frente a la Asamblea Nacional, como le corresponde, pero si lo hace ante la inconstitucional Asamblea Nacional Constituyente, creada vía decreto presidencial en agosto de 2017.
  • Desde que llegó Nicolás Maduro a la presidencia de Venezuela en 2013, las reservas de oro han registrado una caída de 66,2% hasta llegar a mínimos históricos.
  • El BCV tampoco informa públicamente sobre las cadenas de suministro de sus proveedores del Arco Minero del Orinoco.
  • Además, el BCV ha aumentado las operaciones locales con euros debido a las sanciones de Estados Unidos. Desde enero de 2019, la institución ha intervenido en el mercado cambiario con esa moneda y obliga a los bancos venezolanos, bajo la amenaza de imponer penalidades, a vender los euros producto de las ventas del oro extraído del Arco Minero. Al insertar esas divisas en el sistema financiero local, el BCV contribuye a legitimar recursos procedentes de una actividad que se sospecha ilegal en su origen.
  • En 2018, mientras ingresaron 9,7 toneladas a las bóvedas del BCV, este vendió más de 73,2 toneladas a una empresa de Turquía y dos de Emiratos Árabes Unidos, según denuncias de diputados de la AN validadas extraoficialmente por funcionarios tributarios del aeropuerto internacional de Maiquetía en Caracas.
  • “Lo normal es que una institución oficial como el BCV venda el oro a otro banco, no a un particular o empresa privada», alerta un economista entrevistado por Runrunes en alianza con Connectas.

Con información del reportaje BCV: la exprimidora oficial del oro venezolano hecho por Runrunes en alianza con Connectas.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado