25 C
Caracas
viernes, 27 noviembre, 2020

CLAVES | Ocho consejos para intentar proteger los ahorros de la hiperinflación

Cuidar los ingresos y el patrimonio familiar para cubrir lo básico es de las principales necesidades de los venezolanos que intentan escapar de la devaluación del bolívar y la hiperinflación. El Pitazo consultó a especialistas financieros para conocer qué estrategias pueden asumir los ciudadanos para minimizar el impacto de la crisis económica que persigue al país desde hace siete años

-

Caracas.- Desde hace tres años, la espiral hiperinflacionaria viene destruyendo sin parar el poder adquisitivo de los trabajadores venezolanos. Para 2020, las cifras de la economía nacional continúan sin ser alentadoras. Con una inflación acumulada hasta septiembre de 1.443,58%, el país se prepara para afrontar el séptimo año de contracción de su PIB, mientras la población lucha por llegar a diciembre como sobreviviente a la hiperinflación y ahora también a la crisis por la pandemia de COVID-19. 

Cuidar los ingresos y el patrimonio familiar para cubrir lo básico es de las principales urgencias hoy en día de los venezolanos. La devaluación del bolívar y el incesante incremento del precio de bienes y servicios ha puesto contra las cuerdas los ingresos de los ciudadanos, en un país donde el salario mínimo legal es inferior a un dólar mensual.

«Es difícil protegerse completamente, pero hay algunos mecanismos para minimizar el impacto que siempre es negativo», afirmó el economista Luis Vicente León, director de la firma encuestadora Datanálisis

Bajo este contexto, León y el economista Luis Arturo Bárcenas, miembro de la firma Ecoanalítica, ofrecieron a El Pitazo ocho estrategias financieras a tomar en cuenta para que el impacto personal y familiar sea menos doloroso ante la crisis económica. 

  1. Cobertura en divisas

Lo primero es anclarse a monedas de reserva. En este caso, puede ser el dólar, cuyo uso como medio de pago se ha masificado en los últimos meses, o cualquier otra divisa que no pierda valor en comparación al ritmo que transita el bolívar. «Esto exige no sólo ubicarse en moneda extranjera a través del cambio de la moneda local disponible sino tratar de generar ingresos en esas divisas para estabilizar el salario o ingreso mensual», indicó León. 

Sin embargo, el dólar también está sujeto a pérdida de poder adquisitivo en Venezuela debido al mismo fenómeno hiperinflacionario. Bárcenas explicó que en la medida que los precios de bienes locales crezcan de forma más agresiva al tipo de cambio, cualquier cantidad de dólares en ahorro perderá valor progresivamente. «No al mismo nivel que el bolívar, pero sí de forma recurrente», por lo que «la cobertura en divisas no debería ser la única opción» para el bolsillo de los venezolanos.

- Advertisement -

En este sentido, una alternativa que se ha abierto en el mercado financiero han sido las cuentas en moneda extranjera habilitadas hasta ahora en 14 bancos nacionales, aunque Bárcenas advierte que mientras este tipo de instrumento esté sujeto a discrecionalidades por parte de las autoridades monetarias «es muy probable que las cuentas en dólares solo sirvan para fines transaccionales y no para ahorrar».

  1. Anticipar compras

Este ejercicio supone adelantar las compras de aquellos productos que van a ser usados necesariamente en el mediano y largo plazo, y que se pueden fijar su precio adquiriéndolos cuando exista disponibilidad de dinero. «Es una especie de reserva de valor patrimonial del dinero anticipándonos a su inflación», explicó León. 

En esta línea, Bárcenas sugiere que una opción para los hogares es también adquirir bienes como alimentos, medicinas u otros elementos no perecederos, que en el peor de los casos si no se pueden revender o transferir a otra persona, se usen como consumo propio. 

  1. Mercado de valores

Otra opción es invertir en el mercado de valores. «En la medida que el mercado de valores se ha vuelto popular, ha ofrecido a muchas personas alternativas de ahorro en instrumentos cuyo valor crece más deprisa que la inflación, y en ocasiones tan deprisa que el tipo de cambio», destacó Bárcenas, quien añade que al ciudadano común aún le falta cultura financiera para conocer las bondades que ofrece el mercado bursátil, incluso en Venezuela.

  1. Eliminar gastos innecesarios

León recomienda eliminar todos los gastos no indispensables dentro del presupuesto individual o familiar. «Es momento de defenderse de una tormenta y el dinero que tenemos es escaso y vital. Debemos concentrarlo en la adquisición de bienes esenciales o de lo contrario podemos perder el balance financiero», apuntó.

Lee también:

¿Nos acercamos a una dolarización formal en Venezuela?

  1. Endeudarse en bolívares

El director de Datanálisis sugiere, a su vez, adquirir cualquier deuda en moneda local porque el compromiso será menor si las tasas de interés y devaluación reducen el valor del monto a pagar. «Lamentablemente en la medida en que los procesos hiperinflacionarios se alargan, los bancos y los proveedores se protegen con tasas de interés reales positivas y con reducción máxima de períodos de créditos con lo que es cada vez más difícil aprovechar esa ventaja. Aún así hay que usar toda la que haya», afirmó León.

  1. Producir todos los activos

Los expertos también recomiendan a la población poner a producir todos sus activos, es decir, nada debe estar sin uso «porque ya no sería un activo sino una cuenta de gastos inútiles». Si se tienen bienes que pueden ser productivos (inmuebles como apartamento o muebles como vehículos) deben emplearse para generar ingresos.

  1. Ingresos adicionales

«Busca ingresos adicionales porque los necesitarás. Prepárate para hacer nuevas actividades y para incorporar a todos los que estén en edad y capacidad para hacerlo en tu hogar. Es el equivalente a una guerra y todos los soldados hábiles tienen que contribuir generando ingresos al hogar», afirmó León.

  1. Cautela

Por último, Bárcenas remarcó que es fundamental asumir una estrategia cautelosa en especial para evitar riesgos financieros, dentro de un entorno en el que no solo afecta la pandemia sino también inciden las sanciones de Estados Unidos sobre entes del sector público venezolano.

«Si usted posee cuentas en el exterior y una forma de lidiar con la hiperinflación es tratar de ahorrar todos lo bolívares en divisas en esas cuentas y usar los instrumentos asociados a ellas como medio de pago en Venezuela, tiene que hacerlo de la forma muy cautelosa. Desde que compro la divisa hasta que uso la tarjeta de crédito en el negocio siempre hay que tener cautela porque las sanciones imponen una restricción adicional al venezolano que es una sobrevigilancia a los movimientos que de aquellas personas con cuenta en divisas en el exterior», puntualizó.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado