20 C
Caracas
sábado, 28 noviembre, 2020

CLAVES | Estos son los programas sociales destinatarios del 76,4% del presupuesto nacional

El presupuesto nacional depende en gran parte de la producción petrolera, que ha venido en franca decadencia en las últimas dos décadas, y se ha acelerado con la llegada de Maduro al poder

-

Caracas.- La Vicepresidenta Ejecutiva del gobierno de Maduro, Delcy Rodríguez, presentó este 29 de octubre el Presupuesto Nacional 2021, fijado en 8.137 millones de dólares, y de los cuales el 76,4% estará destinado a la inversión social.

Esta inversión social se traduce en dinero para las misiones y programas desarrollados por el gobierno para “proteger” a la familia en diversos ámbitos, como salud, alimentación, educación, acceso al empleo, etc.

Estas misiones cobraron vida entre 2003 y 2004, en el calor del referendo revocatorio convocado por la oposición de ese momento contra el entonces presidente Hugo Chávez. Con ellas, Chávez ofreció a los venezolanos acceso a aspectos básicos de la vida y de los cuales debe encargarse el Estado, asegurando que durante los gobiernos anteriores al suyo se excluyó sistemáticamente a los pobres de tales derechos.

Desde entonces, el discurso de la agenda social ha ocupado gran parte de la política del país y de igual manera, gran parte del presupuesto de la nación. Aquí algunas de las misiones sociales que ocupan gran parte de la agenda de trabajo del gobierno de Maduro.

LEE TAMBIÉN

Delcy Rodríguez: 76,4% del presupuesto de 2021 se destinará a la inversión social

Alimentación

La Misión Mercal fue una de las primeras misiones creadas por el fallecido Hugo Chávez en 2003, con miras a llevar alimentos a los sectores más necesitados a precios accesibles. Su logística hoy día funciona con Pdval y los Clap, para hacer llegar cestas de productos a la puerta de los venezolanos, pero también organiza jornadas esporádicas a cielo abierto en diversas barriadas del país.

- Advertisement -

Han sido varias las denuncias de que los programas no llegan a todas las comunidades del país, lo que genera protesta por parte de los beneficiarios.

Salud

La Misión Barrio Adentro ha sido el programa bandera del gobierno nacional en materia de salud, con miras a llevar medicinas y consultas médicas a los barrios para atender a los más pobres. A través de él se ha impulsado el uso de médicos cubanos a gran escala en todo país, a pesar de que nuestro país cuenta con profesionales de la salud de altísimo nivel.

En su etapa I se refiere a ambulatorios pequeños dispuestos en zonas específicas de los barrios; en su etapa II se refiere a ambulatorios un poco más grandes y con más servicios específicos; su etapa III incluye nuevas infraestructuras y mejoras tecnológicas con 600 Centros Diagnóstico Integral y 600 salas de rehabilitación; en etapa IV se planteó la edificación de grandes centros médicos (hospitales nivel 4) en todo el país para tratar todas las especialidades médicas y quirúrgicas avanzadas.

También se crearon las misiones Milagro, enfocada en la atención oftalmológica; y Sonrisa, enfocada en la atención odontológica especializada.

Muchos de esos CDI no se encuentran operativos por falta de inversión y daños en sus infraestructuras, y la mayoría de los centros médicos planteados en el marco de Barrio Adentro IV nunca de completaron, lo que ha llevado al colapso generalizado del sistema de salud pública, y que la pandemia del COVID-19 ha expuesto en todos sus niveles.

Vivienda y hábitat

En 2011, el fallecido Hugo Chávez creó la Gran Misión Vivienda Venezuela, con el plan de atender el déficit de construcción de hogares por parte del sector privado para las familias más desfavorecidas, y tras la expropiación de decenas de desarrollos urbanísticos realizada en el año 2010 bajo señalamientos de especulación.

A la fecha, esta misión ha entregado 3.231.704 en diversos urbanismos en todo el territorio nacional sin costo alguno para las familias más pobres.

Previo a esta gran misión existió el Plan Barrio Nuevo, Barrio Tricolor, que posteriormente pasaría a ser una misión social, y a través del cual se otorgan recursos a las comunidades más pobres, a través de las comunas socialistas, para poder remodelar y embellecer sus viviendas

Ambas misiones tienen su apoyo logístico en la Misión Hábitat, creada para garantizar la ejecución y desarrollo de todos los proyectos aprobados.

Misión Barrio Nuevo Tricolor se creó para llevar recursos a las comunidades más pobres para remodelar sus viviendas | foto Archivo

LEE TAMBIÉN

Ocho claves sobre el Presupuesto Nacional 2021

Solidaridad social

Con la llegada de Maduro al poder, la forma de llevar la atención social cambió un poco. Ya no se trata solo de llevar atención en áreas específicas a los venezolanos, sino de hacerles llegar, de forma directa, dinero y financiamiento para contrarrestar los embates de la inflación en las familias más pobres y protegerlos de la pobreza extrema.

En este sentido, creó la Gran Misión Hogares de la Patria, que depende enteramente de la Presidencia de la República y agrupa otras misiones focalizadas, como Misión Hijos e Hijas de Venezuela, Misión Niños y Niñas de la Patria, Misión Niño Simón, Misión Madres del Barrio y Misión Niño Jesús

A través de la plataforma Patria, las familias reciben bonos constantemente, luego de haber cumplido un registro previo del núcleo familiar y estado socioeconómico.

También se han creado las misiones Negra Hipólita para la atención a las personas en situación de calle y que no cuentan con una familia que los atienda; la Misión José Gregorio Hernández para atender y ofrecer ayuda financiera a las personas con algún tipo de discapacidad; la Misión Jóvenes de la Patria “Robert Serra” para promover la inclusión de los jóvenes en el desarrollo del país; la Gran Misión en Amor Mayor para dar atención social a las personas de la tercera edad; y la Gran Misión Negro Primero para ofrecer mejores beneficios sociales a los funcionarios activos y retirados de la Fuerza Armada.

Servicios básicos y seguridad

Por años, el Ejecutivo Nacional -antes, durante y después de Hugo Chávez- ha enfrentado el flagelo de la inseguridad que atenta contra la vida de todos los venezolanos, y por años se han creado planes diversos con objetivos específicos destinados a combatir las bandas criminales y detener su avance y proliferación.

Es en 2012 cuando se decide agrupar a todos estos planes en la Gran Misión A Toda Vida Venezuela, con la presentación del nuevo Código Orgánico Procesal Penal y la asignación de recursos para reestructurar y modernizar los cuerpos policiales.

En un país con uno de los mayores índices de crimen del mundo -Caracas es una de las 10 ciudades más violentas de América Latina-, y habiendo entregado poder a las bandas criminales en 2013 a través de las llamadas “Zonas de paz”, el gobierno no ha podido hacer nada para detener el acelerado crecimiento de las organizaciones criminales en el país, y la alarmante cantidad de 16.500 fallecidos en 2019 (cifras del Observatorio Venezolano de Violencia, OVV) así lo demuestran

Por otra parte, y para garantizar el acceso de la población a bienes y servicios en todos los rubros, el gobierno creó la Gran Misión Abastecimiento Soberano, encargada de la logística para la producción y distribución de alimentos, medicinas e insumos básicos.

Además, en 2013 y bajo la dirección de Jesse Chacón, el gobierno lanzó la Misión Eléctrica Venezuela, que prevé defender y transformar el Sistema Eléctrico Nacional (SEN) para que todos los venezolanos puedan disfrutar plenamente del servicio.

Según Corpoelec, el Estado invierte cada año 5 mil millones de dólares en el SEN, pero Venezuela aún trata de recuperarse del apagón generalizado que dejó a todo un país sin electricidad por casi una semana. Aún hoy día, en el interior del país se viven cortes programados -y frecuentemente inesperados- del servicio eléctrico, que afectan la calidad de vida los venezolanos, limitando el comercio o procedimientos médicos, entre otros.

Todas estas misiones, así como la gran mayoría del presupuesto nacional de cada año, dependen de los ingresos de la estatal Petróleos de Venezuela, Pdvsa, que ha pasado de producir unos 3.500.000 barriles diarios de petróleo en 1998 a unos escasos 500.000 en 2020, lo que, sumado a las sanciones impuestas por el gobierno de Donald Trump contra funcionarios y empresas vinculadas al Estado venezolano, hace difícil ver cómo se puede garantizar la sostenibilidad de los planes sociales de Nicolás Maduro.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado