China suspende carga petrolera venezolana por las sanciones de Estados Unidos

A principios de agosto, la administración de Donald Trump congeló todos los activos del gobierno venezolano en Estados Unidos y sus funcionarios aumentaron las amenazas contra las empresas que hacen negocios con Venezuela

294
| Foto: archivo

Caracas.- China National Petroleum Corp, uno de los principales compradores de petróleo venezolano, suspendió las cargas de agosto tras la última serie de sanciones de Estados Unidos (EE.UU.) contra el exportador suramericano, dijeron a Reuters el lunes dos fuentes de alto rango con sede en Beijing que tienen conocimiento directo del asunto.

LEE TAMBIÉN: 
CORPORACIÓN PETROLERA DE CHINA NO CARGARÁ CRUDO VENEZOLANO POE SANCIONES DE EE.UU.


La administración de Donald Trump a principios de agosto congeló todos los activos del gobierno venezolano en Estados Unidos y sus funcionarios aumentaron las amenazas contra las empresas que hacen negocios con Venezuela.

“La orden ejecutiva de Trump dio una directriz para las medidas de sanción de seguimiento que serán anunciadas por el Tesoro de Estados Unidos … Cnpc está preocupado de que la compañía pueda verse afectada por las sanciones secundarias”, dijo una fuente.

Un portavoz de Cnpc declinó hacer comentarios. Una segunda persona, un ejecutivo con un vendedor clave del petróleo venezolano en China, dijo que su compañía había sido notificada de la suspensión. “Nos dijeron que Chinaoil no cargará petróleo en agosto. No sabemos qué pasará después ”, acotó.

Chinaoil es el vehículo comercial de Cnpc que levanta el petróleo venezolano bajo contratos a plazo y es uno de los principales clientes petroleros de Caracas.

Las dos fuentes declinaron ser identificadas ya que no están autorizadas a hablar con los medios. Cnpc esperará más pautas del Tesoro de Estados Unidos antes de seguir avanzando en el trato con el petróleo venezolano, dijo la primera fuente.

La suspensión siguió a las recientes comunicaciones entre los gobiernos de EE. UU. y China, incluida una reunión entre funcionarios de la embajada de EE. UU. en Beijing y la alta gerencia de Cnpc, agregó la fuente.

La Casa Blanca impuso sanciones a la industria petrolera de Venezuela en enero en un esfuerzo por derrocar al presidente socialista Nicolás Maduro, cuya reelección en 2018 es vista por gran parte del hemisferio occidental como ilegítima.

La orden ejecutiva que Trump emitió el 5 de agosto no sancionó explícitamente a las empresas no estadounidenses que hacen negocios con la empresa estatal venezolana Pdvsa, incluidos los socios en operaciones de crudo como Total SA de Francia, Equinor ASA de Noruega, así como clientes rusos y chinos.

Sin embargo, la orden amenaza con congelar los activos de cualquier persona o empresa que se haya determinado que ha “asistido materialmente” al gobierno venezolano.

Beijing cortejó al gobierno del expresidente Hugo Chávez con más de $50.000 millones en préstamos durante una década, ya que buscó asegurar el suministro de petróleo y reforzar un aliado en América Latina.

Pero Beijing se ha vuelto cada vez más pragmático en los últimos años, en un mercado mundial de petróleo ampliamente abastecido y a medida que la economía de Venezuela se hundió aún más en la recesión.

Durante los primeros seis meses de este año, China importó 8.67 millones de toneladas de petróleo crudo de Venezuela, o aproximadamente 350.000 barriles por día, aproximadamente 3.5% de sus importaciones totales, según datos de aduanas chinas.

DÉJANOS TU COMENTARIO