21.2 C
Caracas
sábado, 28 mayo, 2022

“Calles del hambre” de San Carlos han cerrado por la crisis económica

-

Arturo Rodríguez

San Carlos. La actual crisis económica por la que atraviesa Venezuela se puede evidenciar de numerosas formas en las calles de San Carlos, en el estado Cojedes. Una de estas es el cierre permanente de los tráilers de venta de comida rápida que conformaban las concurridas “calles del hambre”.

En la avenida Ricaurte de San Carlos entre las calles Salias y Urdaneta, quedaba ubicado uno de los lugares más visitados por los habitantes para comprar hamburguesas, pepitos, pizzas y perros calientes, pero actualmente los nueve tráilers permanecen cerrados y solo producen recuerdos a quienes transitan la vía.

Jesús Márquez, ex propietario de uno de los locales, informó que hasta hace una década era un negocio muy rentable en la entidad. “Los fines de semana se vendían casi cien hamburguesas y pepitos por noche, se obtenían buenas ganancias y para el consumidor era accesible comer junto a su familia”.


LEE TAMBIÉN:  GUAIDÓ: NO SE PERMITIRÁN HECHOS DE CORRUPCIÓN QUE  ENSUCIEN EL PROCESO


Indicó que a partir del año 2014 varios propietarios empezaron a vender y alquilar sus tráilers porque las ventas cayeron exponencialmente, sin embargo los nuevos inquilinos mantenían con actividad la zona y los clientes aún se acercaban, aunque en menor medida.

Explicó que a partir del año 2016 la hiperinflación impactó con fuerza en el incremento de precios de la carne, pollo, salchichas y panes, lo que trajo como consecuencia el alto costo de los menús ofrecidos, la poca afluencia de clientes y el cierre definitivo de estos negocios.

En junio de 2019, el valor de una hamburguesa llega a los 30 mil bolívares en otros locales que permanecen abiertos en San Carlos, lo que equivale a casi la mitad del sueldo mínimo mensual, del que dependen una gran parte de los habitantes, debido a las pocas oportunidades laborales en el sector privado.

Márquez agregó que la mayoría de los ex propietarios y ex trabajadores de esa “calle del hambre” han emigrado a Colombia, Perú y Chile, en busca de nuevas oportunidades laborales y varios se han mantenido en el negocio de la comida rápida callejera

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a