Residentes denuncian que uniformados cobran para permitir ingreso de alimentos por la frontera

meta_vamco

Santa Elena de Uairén.- La «guía bolivariana» es la vacuna que cobran policías y militares instalados en diversas alcabalas de Santa Elena de Uairén, a quienes pasen comida proveniente de Brasil en vehículos particulares.

LEE TAMBIÉN: 
EXTORSIONADORES DE SANTA ELENA DE UAIRÉN EXIGEN DEPÓSITOS EN BANCOS DE BRASIL


La denuncia fue hecha por viajeros y los propios habitantes de comunidades recónditas en el municipio Gran Sabana del estado Bolívar, que acostumbran comprar alimentos en cantidades para abastecer bodegas o su propia despensa, ya que los viajes continuos hacia el vecino país se han reducido por la falta de combustible en la zona.

«Les tenemos que pagar a los guardias o policías que están en diferentes alcabalas, entre 50 y 100 reales para que podamos pasar la comida, no son grandes cantidades, pero los que vivimos lejos acostumbramos adquirir pasta, harina, azúcar, leche, entre otros rubros, por bulto», explicó Juan Osorio, vecino del sector San Rafael, ubicado en la entrada del pueblo de Santa Elena de Uairén.

El monto solicitado por los uniformados equivale entre 15 y 30 dólares, cantidad que quienes lleven alimentos demás deben pagar en cada alcabala. Cabe destacar que desde que se ingresa a Venezuela desde Brasil, los viajeros atraviesan cinco y a veces hasta siete de estos puntos de control.

«La ley debería ser que si nos pasamos de la cantidad establecida, los policías o militares nos remitan a sacar la permisología necesaria, pero este no es el caso, porque no les interesa la ley sino lo que puedan aprovechar, por eso en nuestro presupuesto van incluidas las vacunas para garantizar que la comida llegue a nuestras comunidades», agregó otro comprador de nombre Moisés Fernández.

Afectados reiteraron que no existen hoy en día oficinas en la localidad fronteriza donde se pueda formalizar este tipo de denuncias.

DÉJANOS TU COMENTARIO