26.7 C
Caracas
sábado, 20 julio, 2024

Salario mínimo y pensión del IVSS: los olvidados por Maduro en año electoral

Nicolás Maduro dejó congelado el monto del salario mínimo en 130 bolívares, una cantidad irrisoria que no alcanza para cubrir ni siquiera 1 % de la canasta básica de alimentos, valorada en 554 dólares en marzo por el Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM)

-

Caracas. El gobierno de Nicolás Maduro volvió a olvidarse del aumento del salario mínimo en Venezuela: lo dejó en 130 bolívares mensuales este miércoles, 1 de mayo, Día Internacional del Trabajador, mientras la devaluación y la voraz inflación le hacen perder poder adquisitivo. 

Se trata de un monto equivalente a 3,5 dólares, de acuerdo con la tasa de cambio del Banco Central de Venezuela (BCV). En 2022, año del último aumento del salario mínimo en Venezuela, era igual a 30 dólares mensuales.

Desde entonces, sectores gremiales, organizaciones sindicales y expertos en materia laboral han coincidido en la necesidad de un aumento significativo del salario mínimo que permita a los trabajadores cubrir sus necesidades básicas y superar la condición de pobreza en la que se encuentra la mayoría de la población

Primero de Mayo | Aumento de salario mínimo: la deuda pendiente con los trabajadores venezolanos

Las expectativas se centraban en un aumento que al menos igualara o superara la tasa de inflación anualizada de 89 %, según cálculos del Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF), o que fuera llevado a 200 dólares.

El monto actual del salario mínimo de 130 bolívares es una cantidad irrisoria que no alcanza para cubrir ni siquiera 1 % de la canasta básica de alimentos, valorada en 554 dólares en marzo por el Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM).  

En el caso de la pensión, en Venezuela el monto está atado al salario mínimo mensual. Esto significa que los pensionados del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS) seguirán recibiendo 130 bolívares, ya que no hubo aumento salarial este 1 de mayo.

La bonificación del salario

Un aumento significativo del salario mínimo permitiría a los trabajadores recuperar parte del poder adquisitivo perdido y acceder a bienes y servicios esenciales. Asimismo, podría generar un mayor dinamismo en la economía, ya que los trabajadores tendrían más capacidad de consumo, sostienen economistas. 

Sin embargo, el gobierno de Nicolás Maduro se ha lanzado en una cruzada por la bonificación del salario para complementar el magro sueldo mínimo y enfrentar el sacudón inflacionario que azota al país. 

Nicolás Maduro deja congelado el salario mínimo en 130 bolívares 

Pero diversos sectores califican la medida de bonificación como un paliativo insuficiente y una estrategia que diluye los derechos laborales de los trabajadores en Venezuela. 

El artículo 91 de la Constitución nacional establece que “todo trabajador o trabajadora tiene derecho a un salario suficiente que le permita vivir con dignidad y cubrir para sí y su familia las necesidades básicas materiales, sociales e intelectuales”.

Por si fuera poco y conforme con ese artículo, el Estado está en la obligación constitucional de garantizar a los trabajadores de los sectores público y privado “un salario mínimo vital que será ajustado cada año, tomando como una de las referencias el costo de la canasta básica”.

Ingreso mínimo integral sube a 130 dólares

Sin aumento del salario mínimo, Nicolás Maduro volvió a apelar a lo que ha llamado ingreso mínimo integral para saltarse la obligación constitucional. 

Se trata de la suma del bono contra la Guerra económica y el cestaticket, ambos indexados al dólar. Es decir, pagados con base en el valor de la moneda estadounidense, no del bolívar.

Este 1 de mayo, Maduro anunció el incremento del ingreso mínimo integral al equivalente a 130 dólares. Al finalizar su alocución, el exministro de Trabajo, Francisco Torrealba, informó en su cuenta de la red social X que el bono contra la Guerra Económica fue aumentado de 60 a 90 dólares.

Sin embargo, se desconoce cuánto corresponde a los jubilados y pensionados. El cestaticket o bono de alimentación, que únicamente lo reciben los trabajadores activos de los sectores público y privado, permanece en 40 dólares.

Sin aumento del salario mínimo, quedan también congelados los montos de las tablas que recogen toda la escala salarial de los trabajadores públicos y de todos aquellos que viven en relación de dependencia con el Estado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR


Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas del país visitan El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para ellos somos la única fuente de noticias verificadas y sin parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso te pedimos que nos envíes un aporte para financiar nuestra labor: no cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y hagan una contribución económica que es cada vez más necesaria.

HAZ TU APORTE

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a