La pobreza nunca impidió que Yulimar Rojas soñara con ser atleta profesional

La medallista olímpica y campeona mundial de triple salto, Yulimar Rojas, manifestó que a pesar de las pocas oportunidades en Venezuela, nunca dejó de practicar su deporte favorito para terminar convirtiéndose en la atleta profesional que es ahora

10307
| Foto: archivo referencial

Caracas.- Caraqueña de nacimiento, pero criada en Puerto La Cruz, estado Anzoátegui, Yulimar Rojas narró este domingo, 21 de febrero, la historia de cómo pudo convertirse en una atleta profesional teniendo bajos recursos económicos.

A través de un video publicado por World Athletics en Twitter, Rojas contó que a pesar de haber vivido en una vivienda hecha de zinc y ladrillos, que además estuvo apunto de derrumbarse por las lluvias, nunca dejó de soñar en ser la deportista que es ahora.

LEE TAMBIÉN

PERFIL | YULIMAR ROJAS: 10 AÑOS DE RÉCORD Y RECONOCIMIENTOS

“No teníamos mucho dinero; sin embargo, el deporte era algo que me gustaba desde pequeña y sabía que podía ser una atleta profesional. Los entrenadores me vieron como un diamante que se tenía que pulir y así empecé a competir en atletismo”, contó la ahora medallista olímpica y campeona mundial de salto triple.

Expresó que gracias a sus primeros logros alcanzados en el atletismo, sus padres y ella recibieron bastante ayuda para poder comprarse una nueva casa y así poder mudarse de la vivienda, que estaba por derrumbarse.

La también Atleta Femenina del Año 2020 por la sección americana de la Asociación Internacional de la Prensa Deportiva reveló que otro de sus sueños era ser entrenada por Iván Pedroza, a quien le agradece por contactarla a finales de 2015 a través de Facebook.

“Desde aquel día que me contactó Pedroza, agarré mis maletas y me fui a España. Allá me convertí en la primera atleta de Venezuela que gana un campeonato mundial”, expresó.

Concluyó diciendo que su próxima meta es ser la primera venezolana en hacer un salto de 16 metros. “Es algo que la gente cree que es imposible, pero yo creo que puedo lograrlo”, sentenció.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.