Velocista Krystsina Tsimanouskaya subasta medalla para ayudar a otros deportistas disidentes

La bielorrusia ofertó en el portal de subastas ebay la medalla de plata que obtuvo en los 100 metros lisos de los Juegos Europeos de 2019. Las pujas habían elevado el precio del reconocimiento deportivo por encima de los 17.000 euros

261
La deportista afirma que recibió la orden de regresar a su país el pasado 1 de agosto, después de que se quejase en público por la gestión deportiva de sus superiores

Cracovia.– La velocista bielorrusa Krystsina Tsimanouskaya, que abandonó los JJ. OO. de Tokio por enfrentarse a su gobierno, subasta desde este lunes una medalla deportiva para recaudar fondos y apoyar a deportistas de su país en condiciones similares.

Tsimanouskaya ofertó en el portal de subastas ebay la medalla de plata que obtuvo en los 100 metros lisos de los Juegos Europeos de 2019. A las 12.00 GMT las pujas habían elevado el precio del reconocimiento deportivo por encima de los 17.000 euros.

La Fundación de Solidaridad Deportiva Bielorrusa (FSDB), que apoyó a la atleta de 24 años en su decisión de abandonar el equipo nacional de su país y viajar a Polonia, afirmó en un comunicado que la distinción se subasta «a petición de Krystsina Tsimanouskaya y en apoyo de los atletas que han sufrido las acciones del régimen de (Aleksander) Lukashenko».

La FSDB destacó, citando a la joven atleta bielorrusa que la competición en la que obtuvo la medalla fue extremadamente importante para ella, porque se llevó a cabo en Bielorrusia, y «mucha gente», incluidos familiares, fue personalmente a felicitarle.

El Comité Olímpico Internacional (COI) retiró el viernes la acreditación a dos oficiales bielorrusos, el entrenador del equipo de atletismo Yuri Moisevich y el oficial del equipo Artur Shumak, por la coacción que ejercieron contra Tsimanouskaya.

La deportista afirma que recibió la orden de regresar a su país el pasado 1 de agosto, después de que se quejase en público por la gestión deportiva de sus superiores, que le obligó a cambiar su participación en una prueba.

La velocista, que expresó su temor a represalias del régimen de Lukashenko, se negó a volar a Misnk y en su lugar viajó a Varsovia, tras obtener un visado humanitario por parte de las autoridades polacas.

Tsimanouskaya, que con su acción se ha convertido en un símbolo de la oposición democrática que lucha contra las autoridades de Minsk en el extranjero, dijo en una rueda de prensa en Varsovia que, tras luchar muchos años por el sueño de conseguir una carrera deportiva, su único deseo, al margen de la política, es poder seguir compitiendo y reunirse con su marido y entrenador, Arseni Zdanevich.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Superaliado/aAyúdanos a sostener la mayor red de corresponsales de Venezuela.