25.9 C
Caracas
sábado, 19 septiembre, 2020

Resina, bates de corchos y esteroides: las trampas más reconocidas del béisbol

El robo de señas que empezó a ser penalizado en el siglo 21, se sumó a las trampas más reconocidas e implementadas desde los años 80 en el béisbol general y de Las Mayores

-

Caracas.- De trampas y escándalos está lleno el béisbol de las mayores y en general. Los escándalos más reconocidos en este deporte van desde lanzadores con resina, peloteros con bates de corchos, hasta la más controversial; el uso de drogas para mejorar el rendimiento.

La Regla 8.02 de Major League Baseball dice que los pitchers no deben utilizar ninguna sustancia externa sobre su físico ni aplicar ésta sobre la bola. La también llamada «resina de pino» es una sustancia de uso común en Grandes Ligas y en el béisbol en general.

Sin embargo, la MLB si le permite a los bateadores utilizar resina en 18 pulgadas del bate, con el objetivo de ayudarles a empuñarlo para que no se le resbale a la hora de hacer swing. La única sustancia que Grandes Ligas le permite utilizar a los lanzadores se encuentra dentro de ese saquito blanco que siempre está detrás del montículo, es una resina especial, también llamada colofonia.

lee también

video de altuve se viraliza por presunto parche para robar señas

Con respecto a los bates de corcho, la regla 6.06 inciso (d) del reglamento oficial del béisbol de Grandes Ligas indica que un bateador será out si usa o intenta usar un bate que, según el juicio del umpire, ha sido alterado con el propósito de incrementar el factor de distancia del viaje de la pelota o causar una reacción inusual en ella. Esto incluye bates rellenados, con la superficie plana, con clavos, con huecos en su interior o hasta cubiertos son sustancias como la parafina, cera u otras.

Históricamente se ha considerado que el uso de corcho en los bates, permite a los peloteros pegarle con más fuerza a las bolas, algo que es penalizado si estos se utilizan en un encuentro.

El Centro de Investigación de Béisbol en la Universidad de Massachusetts-Lowell demostró que es prácticamente nulo el beneficio de utilizar bates rellenos con corcho, porque la velocidad que estos le causan a la pelota luego del contacto, es de aproximadamente un kilómetro y medio por hora más, que las ocasionadas por bates sin alteración.

- Advertisement -

Caso más famoso del uso de bates con corcho

Uno de los casos más famosos fue en 2003, cuando el exjardinero dominicano Sammy Sosa se le rompió el bate, revelando sus entrañas ilegales. Su explicación: El bate de corcho era para la práctica y lo agarró por error. Sosa fue expulsado del partido contra Tampa Bay y suspendido por siete más.

Los lanzadores y las sustancias extrañas en la pelota

Muchos lanzadores han sido descubiertos utilizando todo tipo de sustancias en la pelota e incluso en su cuerpo para lograr un mejor agarre o cambiar la trayectoria de la misma.

Uno de esos casos infames se presentó en 1987 cuando el lanzador estadounidense de los Mellizos de Minneosta, Joe Niekro, fue sometido a una minuciosa revisión por los árbitros, que le obligaron a vaciar los bolsillos traseros y en ese momento dejó caer una lima para uñas. Eso le costó una suspensión de 10 partidos.

Por otro lado, el pitcher dominicano Michael Pineda fue suspendido por 10 juegos en 2014, al ser descubierto utilizando resina en un partido contra los Medias Rojas.

La era de los esteroides

Los sluggers Alex Rodríguez, Mark McGwire, Barry Bonds, Jason Giambi y Gary Sheffield; los cubanos José Canseco y Rafael Palmeiro; el dominicano Miguel Tejada, Sammy Sosa además de los lanzadores Andy Pettitte y Roger Clemens, fueron algunos jugadores –confesos o no- salpicados de culpabilidad o dudas en la llamada ‘Era de los Esteroides’ en el béisbol.

El uso de esteroides y otras drogas que mejoran el desempeño ha contaminado varias de las estrellas más grandes del juego y su números. MLB comenzó a realizar pruebas en 2003, y con Bud Selig a la cabeza se inició una purga de toda las Grandes Ligas que con los años ha aumentado las sanciones para los que dan positivo. Sin embargo, el uso de drogas que mejoran el rendimiento ha continuado.

En el 2002, Ken Caminiti declaró a la revista Sports Illustrated que consumió esteroides durante la campaña de 1996, en la que bateó para .326 con 40 jonrones y 130 producidas siendo el MVP de dicha temporada. En esa misma entrevista, Caminiti estimó que casi la mitad de los jugadores en las mayores usaban drogas en ese momento.

Caso Biogenesis

Una de las sorpresas más amargas que recibió el béisbol fue cuando el astro tercera base de los Yankees de Nueva York, Alex Rodríguez, admitió haber utilizado esteroides en 2001 cuando jugada para los Rangers de Texas, luego se comprobó que también estuvo implicado en el caso de la clínica Biogenesis en la que el doctor Anthony Bosch suministraba drogas a un sin número de jugadores en su mayoría latinos.

Alex Rodriguez apeló la decisión pero recibió una de la sanciones más duras hasta el momento con 211 juegos en 2013.

Información suministrada desde artículos de la MLB, esferico.mx y somosbeisbol.net

5/5 (1)

¿Qué tan útil fue esta publicación?

Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado