26.8 C
Caracas
lunes, 30 noviembre, 2020

Peseiro dio con la fórmula y la Vinotinto ganó

El medio campo y las líneas ofensivas estuvieron muy bien ante Chile, al igual que la defensa. La apuesta por un juego equilibrado, pero con mayor agresividad, al final, se pudo plasmar en el terreno

-

Caracas.- El planteamiento del seleccionador vinotinto, José Peseiro, en cuanto a conseguir un juego balanceado, pero al mismo tiempo, más ofensivo, se cumplió a cabalidad este 17 de noviembre para que Venezuela consiguiera su primera victoria como local ante Chile. Es la primera vez, en 28 juegos disputados -contando el de hoy- que la selección nacional logra vencer de local a los australes.

El empleo de tres volantes, pero sobre todo con Yangel Herrera como pivote central, y la inclusión de Darwin Machís en el ataque, como extremo izquierdo, junto a Salomón Rondón y Jefferson Savarino, fueron acertados totalmente. Herrera no solo le dio mayor control del balón en el medio campo al juego de la Vinotinto, sino también más empuje para el juego agresivo que deseaba encontrar Peseiro.

Un medio campo efectivo

Cásseres y Junior Moreno cumplieron bien en la recuperación, mientras que Herrera, un jugador de características polivalente y también con llegada a gol, supo conectar con Savarino y también con su compañero en el Granada FC, Machís.

El gol anotado a los 9 minutos de juego, por Luis del Pino Mago, demostró la letalidad de la selección en jugadas a balón parada. Un cabezazo de Machís centró la esférica para que con otro toque similar, el lateral pudiera enviarla a las redes abriendo el marcador.
En este aspecto, los créditos se los lleva el banquillo, pues se nota el trabajo realizado en poco tiempo para lograr fórmulas ofensivas y efectivas.

Sobre Mago, no solo anotó el 1-0, sino que cumplió bien con una función, en la cual se creía no rendiría: la de lateral. Fue una pesadilla por la banda izquierda y cuando la selección necesitó retroceder para agrupar sus líneas en defensa, lo hizo bien. Debido a ello, tuvo que ser sustituido cuando faltaban menos de 10 minutos para finalizar, ya que se exigió al máximo.

LEE TAMBIÉN

Salomón Rondón: «Aquí no se rinde nadie»

Machís fue otro jugador que destacó sobre el resto. Tuvo un mano a mano con Claudio Bravo en el primer tiempo que perdió, pero igual tuvo una ocasión con disparo fuera del área, además de filtrar un pase peligroso a Rondón, dejándolo solo contra el arquero austral, jugada que resultó ser la segunda ocasión clara de gol que se perdió.

Imágenes de: EFE, La Tele Tuya
Música: Percussion powerful action sport strong beat – Audio Junction
- Advertisement -

En cuanto a Fariñez, solo se puede decir que las veces en las que se vio exigido, estuvo a la altura. Hizo despejes cuando fue necesario y estuvo atento a los disparos fuera del área.

Cambios acertados

En el fondo, Ángel, Osorio y González resolvieron bien. En la segunda parte se vieron en aprietos con Mauricio Isla, quien luego del tanto de Rondón buscó desesperadamente el empate en dos ocasiones, pero se topó con las piernas de los centrales criollos.

Salo Rondón, autor del tanto ganador e histórico, suplió con ese gol la falta de acondicionamiento que exhibió en el segundo tiempo. Aunque estuvo siempre batallador, se le notó cansancio, quizá por la falta de rodaje en la liga china.

Sin embargo, El Gladiador pagó la deuda con el golazo en el 81′. Es el mayor anotador de la selección y lo demostró con hechos.

Otro acierto de Peseiro fueron los cambios. Los ingresos de Rómulo Otero para oxigenar el medio campo, y Yeferson Soteldo, en la línea de ataque, marcaron la diferencia.

El 10 del Santos se convirtió, en pocos minutos, en una pesadilla para la defensa de La Roja. Un desborde y un centro suyos terminaron en el gol anotado por Rondón.

Otero también jugó un papel importante en la ofensiva de los últimos minutos. Suplió a Cásseres y, con el balón en sus pies, los chilenos se vieron sorprendidos en dos ocasiones.
Peseiro parece haber encontrado el juego asociado, con llegada a gol, así como el equilibrio defensivo u ofensivo que desea plasmar el terreno. Queda mucho camino por recorrer, pero la Vinotinto cerró su participación este año en las eliminatorias mundialistas, no solo con tres puntos ganados en casa, sino con una demostración de buen fútbol.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado